Ranking de café del mundo: el de Canarias, único en Europa


0

En 1583, Leonhard Rauwolf, un médico alemán recién llegado de un viaje de diez años por Oriente Medio, fue el primer occidental en describir el brebaje e impulsarlo en Europa.

El médico dijo que había encontrado “Una bebida tan negra como la tinta, útil contra numerosos males, en particular los males de estómago. Sus consumidores lo toman por la mañana, con toda franqueza, en una copa de porcelana que pasa de uno a otro y de la que cada uno toma un vaso lleno”. Por otro lado, algunos sacerdotes católicos lo llamaron “una amarga invención de Satanás”, ya que lo veían como un posible sustituto del vino. Para resolver el dilema religioso, bautizó simbólicamente el brebaje, y lo hizo así aceptable para los católicos.
Y es que el café siempre ha sido una bebida polémica y deseada por todas las civilizaciones. Los cafés más famosos provienen de regiones de Latinoamérica y de África, como tantas veces habrás escuchado hablar ¿Pero sabías que el aroma del café canario es uno de los más apreciados en Europa? Agaete ha resultado ser el lugar idóneo para extraer un grano perfecto para extraer esta deliciosa bebida.

El municipio se caracteriza por tener unas condiciones climatológicas propicias, con temperaturas de entre 17 y 18 grados y escasas precipitaciones. Esta característica de la zona, unida a la idiosincrasia de su terreno volcánico han hecho que Agaete, al noroeste de la isla de Gran Canaria,
sea un lugar competente para el cultivo de un café de gran calidad. El café de Agaete ha sido definido por curiosos y expertos como un producto con aroma a chocolate, regaliz y fruta, una suavidad que persiste en la boca, con una baja dosis de acidez y amargor.

La modalidad que se cultiva en esta zona es la Arábica Typica, una variedad que originaria de Etiopía, que hace más de dos siglos que se implantó en el Valle de Agaete y se adaptó perfectamente a las condiciones que presentaba este lugar. Destaca por la excelente calidad de sus semillas y por la flor que crece de esta planta, muy parecida al jazmín.

Y es que el mundo ama el café y así lo demuestran las variedades curiosas que existen en el mundo. Por ejemplo, el café más caro del mundo se denomina Kopi Luwak, y proviene de la digestión de unos animales que habitan en Indonesia.

La historia, igualmente es curiosa: en 1600 en Indonesia existía la dominación holandesa y los nativos eran esclavos, que se les prohibió tomar café directamente de las plantaciones. En esta zona vivían los Luwaks, animales parecidos a las civetas, que comían granos de café y posteriormente los defecaban enteros. Los exclavos rescataron esos granos para probarlos tras la digestión del animal y descubrieron que ese café era mucho más rico, tenía menos amargor y menos acidez.

Deja tu comentario