El Ministerio de Empleo, la Cámara de España y CEPES presentan el Plan de Internacionalización de la Economía Social


0

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha definido la economía social española como “el alma de nuestra economía”, destacando su carácter de modelo de éxito en el marco europeo. En la clausura del primer Foro de Internacionalización de la Economía Social, celebrado en la Cámara de Comercio de Murcia, la ministra ha destacado el papel de la economía social en la recuperación “que, a nivel nacional, está experimentando el empleo, que ha logrado la creación de 1.200.000 puestos de trabajo de los más de 3 millones que se perdieron durante la crisis”.

Báñez ha intervenido en este Foro en el marco del Plan de Internacionalización de la Economía Social puesto en marcha por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la Cámara de Comercio de España y la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), con el apoyo de la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado (COCETA) y la Confederación Empresarial de Sociedades Laborales de España (CONFESAL).

En el foro celebrado en Murcia han participado, entre otros, el presidente de esta Comunidad Autónoma, Pedro Antonio Sánchez; el presidente de la Cámara de Comercio de Murcia, Pedro García-Balibrea; el presidente CEPES, Juan Antonio Pedreño, y el director Internacional de la Cámara de Comercio de España, Alfredo Bonet.

El presidente de CEPES, Juan Antonio Pedreño, ha señalado que “aunque numerosas empresas de la Economía Social ya tienen una clara presencia en mercados internacionales e incluso lideran sectores de actividad a nivel europeo o internacional, este acuerdo es importante porque se dirigirá a empresas que estén en fases incipientes de iniciar un proceso de internacionalización”.

Por su parte, el director Internacional de la Cámara de Comercio de España, Alfredo Bonet, ha destacado que la institución pondrá al servicio de las empresas de la Economía Social su experiencia en el ámbito de la internacionalización mediante “informes individualizados y planes personalizados con los que los técnicos de las Cámaras les ayudarán a identificar factores de éxito, análisis de los mercados de oportunidad, situación de sus posibles competidores o recomendaciones de mejora”.

Con este primer foro se lanza el Plan de Internacionalización de la Economía Social para promover la apertura de las entidades de la Economía Social a los mercados exteriores con el fin de mejorar la competitividad de las empresas. El plan se articula a través de tres tipos de actuaciones:

· Foros dirigidos principalmente a Cooperativas y Sociedades Laborales para explicar las ventajas de la internacionalización de la Economía Social

· Informes Individualizados con recomendaciones de mejora, identificación de factores de éxito y análisis de mercados de oportunidad (150 informes)

· Planes de Internacionalización personalizados, con asesoramiento directo de expertos a las empresas que los soliciten (40 Planes)

La Economía Social en Europa

La Economía Social se ha convertido en una de las principales apuestas de la Unión Europea para consolidar el crecimiento y la prosperidad de los Estados miembros dentro de su Estrategia UE 2020. Las instituciones europeas reconocen que es un modelo empresarial basado en valores democráticos, que sitúa a la persona en primer plano y contribuye al desarrollo sostenible y a la innovación social, medioambiental y tecnológica.

Naciones Unidas y las instituciones europeas han aprobado más de 200 documentos que ponen en valor a la Economía Social en aspectos como la creación de empleo estable y de calidad, el emprendimiento, el desarrollo rural y local, la innovación, la cohesión social o la inclusión de colectivos en riesgo de exclusión.

La Economía Social en España

España cuenta desde mayo de 2011 con una ley específica que define la Economía Social como “el conjunto de actividades económicas y empresariales que, en el ámbito privado, realizan aquellas entidades que persiguen el interés general social y/o económico”.

La importancia creciente de la Economía Social viene dada no solo por la naturaleza de sus entidades y los principios que la sustentan, sino además por su capacidad de hacer frente y resistir en entornos de crisis. Hay razones más que suficientes para que las empresas españolas de Economía Social analicen su capacidad de exportar e internacionalizarse y muchas de ellas necesitan un impulso de alto valor añadido que les ayude a crecer con mayores garantías de éxito.

Según CEPES, la máxima organización representante de las asociaciones y empresas de esta naturaleza, al cierre de 2015 existían en España 42.929 entidades de Economía Social. La mayoría de ellas son Cooperativas (20.258) y Sociedades Laborales (10.828). Hay además un importante número de Mutualidades y Asociaciones del Sector de la Discapacidad. La actividad de todas ellas genera el 10 por ciento del PIB español.

Las entidades de Economía Social dan empleo a más de 2,2 millones de personas, el 12,5 por ciento de la población ocupada en España. Se trata, además de empleo estable, con un 80 por ciento de contratos indefinidos; no excluyente, con 128.000 empleados con discapacidad o en riesgo de exclusión; y más resiliente ante la crisis, con una destrucción de empleo 6 puntos inferior a la del resto de fórmulas empresariales.

Deja tu comentario