El Grupo Popular lamenta que el Tripartito esquive el debate de propuestas que revertirán en la mejora económica y social de la ciudad


0

El Grupo Municipal Popular ha lamentado hoy martes 29 de marzo, a través de su portavoz, Juan José Cardona que “durante la sesión plenaria, el grupo de gobierno Tripartito del PSOE- Podemos y Nueva Canaria en vez de propiciar el diálogo con las diferentes formaciones políticas representadas en el pleno esquive el debate actuando cual perro del hortelano, no haciendo ni dejando hacer, especialmente ante propuestas que revertirán en la reactivación económica y social de la ciudad, como ha sido el caso de la iniciativa del Grupo Popular de solicitar la continuidad de la peatonalización de la calle Ruiz de Alda, en el tramo comprendido entre Bernardo de la Torre y la calle Galicia”.

Para Cardona “esta actitud de desprecio del Tripartito ha sido empleada durante el pleno en todas las iniciativas que se han presentado y en donde no han argumentado ni una sola razón que justifique sus prepotentes decisiones”. Así Cardona ha indicado que “inexplicable ha sido la actitud del gobierno de Hidalgo a la propuesta del Grupo Popular de solicitar al Tripartito que defienda los intereses generales de la ciudad y solicite ante el Cabildo de Gran Canaria la modificación de la Ordenanza que regula la tasa por residuos a los municipios de la Isla y por la que el Institución Insular pretende cobrar la ciudad una costes injustos como así ha dictaminado la justicia”.

“Con la negativa a esta moción por parte del Tripartito – añade el portavoz del PP- y esta contradicción en la que ha incurrido el Alcalde Hidalgo, el cual durante el anterior mandato mientras fue consejero del Cabildo de Gran Canaria denunció en varias ocasiones que esa tasa era injusta, queda de manifiesto que el regidor capitalino ha renunciado a su responsabilidad actual de defender los intereses de los vecinos de Las Palmas de Gran Canaria dando prioridad a las alianzas políticas que mantienen a los diferentes pactos tanto en el Ayuntamiento como en el Cabildo. “

Cardona ha manifestado que “la pasividad y sumisión del Alcalde Hidalgo no pueden pasar factura a la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y por ello es incomprensible y absolutamente irresponsable la actitud adoptada hoy por el regidor capitalino, en donde ha preferido negar la mayor y obviar lo que él incluso ha llegado a defender en otros tiempos”.

Por otro lado, el grupo popular también presentó otra iniciativa en el pleno, relacionada con solicitar la paralización del reglamento que regula la jornada de descanso del Taxi. Desde el Grupo Popular a pesar de que fue rechazada por el grupo de gobierno y Ciudadanos, se sostiene que “con tres suspensiones cautelares y el rechazo frontal y casi mayoritario del sector de profesionales del taxi es momento de que el Tripartito, ese que se llena la boca hablando de participación ciudadana, recule y paralice ese reglamento que fue elaborado sin informes técnicos ni económicos que lo respaldaran y lo que es peor, sin el consenso del sector y que comience desde cero, sentando las bases de un reglamento consensuado y que disponga de todos los avales que garanticen su éxito”.

El portavoz popular ha explicado en ese sentido que “es inadmisible que el Tripartito con tal de no recoger la vela y enmendar sus errores, se abrace a la justicia con tal de no reconocer que no ha hecho bien las cosas ni ha respetado los intereses generales del sector”.

MOCIONES ADJUNTAS:
II FASE DE PEATONALIZACIÓN DE LA CALLE RUIZ DE ALDA
En una ciudad con más de 47.000 desempleados, la reactivación económica y la creación de empleo deben ser una prioridad máxima en la que todas las áreas del Ayuntamiento deben volcarse.

En este sentido, dentro de los principales sectores económicos de nuestra ciudad y que más oportunidades crean, están precisamente sectores como el comercio y la restauración, actividades que no solo cumplen un papel esencial de servicio a nuestros ciudadanos, sino que también se convierten en un importante reclamo para todos aquellos que nos visitan.
El impulso a las peatonalizaciones en Zonas Comerciales Abiertas, y la conquista del espacio público para el peatón en detrimento del vehículo, la instalación de terrazas, así como el desarrollo de actividades de dinamización, se han convertido en elementos claves para la reactivación de ejes comerciales y de potenciación de nuevos negocios.

Un claro ejemplo de esta estrategia la podemos encontrar en la calle Ruiz de Alda, proyecto fruto del urbanismo de acupuntura que se impulsó en el anterior mandato, y que a través de una pequeña inversión permitió convertir una calle, antes secundaria y en absoluto declive, en una auténtica locomotora de generación de actividad económica y empleo.

Con una inversión que no superó los 150.000 euros, realizada a través del Plan de Cooperación del Cabildo, y una obra que duró apenas un mes, el Ayuntamiento consiguió generar un nuevo referente de ocio, comercio y restauración en Las Palmas de Gran Canaria, pues 16 locales comerciales que antes estaban vacíos y sin actividad pasaron a convertirse en claros ejemplos de la nueva gastronomía que se está imponiendo en nuestra ciudad, donde el diseño de los locales y la comida de calidad se unen ofreciendo un servicio de restauración de alta calidad.

Del mismo modo, esta calle cumple un papel esencial para la Zona Comercial de Mesa y López, dando soporte, como espacio de descanso y sin tráfico, a todas aquellas personas que acuden habitualmente a comprar a la zona, además de convertirse en un reclamo más, aportando valor y atrayendo más clientes.

Vistas las bondades de esta acción, desde el Grupo Popular consideramos que ha llegado el momento de avanzar, hay que dar nuevos pasos que permitan ganar más espacio para la dinamización comercial y la creación de nuevos puestos de trabajo, pues la Calle Ruiz de Alda tiene todavía margen para ampliar su espacio peatonal en el tramo que va desde Bernardo de la Torre hasta la calle Galicia.

Estamos hablando de una actuación sencilla, rápida de ejecutar, con un coste ínfimo para las arcas municipales y de contrastado éxito para la ciudad, que permitiría seguir revitalizando una zona estratégica para el comercio de Las Palmas de Gran Canaria, por lo que desde el Grupo Municipal Popular entendemos que se podría ejecutar inmediatamente, con fondos propios, previo proyecto definitivo por parte de los servicios municipales.

Por todo ello, desde el Grupo Municipal Popular, proponemos al Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria el siguiente acuerdo:

Instar al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria a que estudie la posibilidad de se ejecuten las acciones pertinentes para que el tramo de la calle Ruiz de Alda comprendido entre las calles Bernardo de la Torre y Galicia quede peatonalizado antes de que termine este año 2016, atendiendo al escaso coste económico y el uso de los contratos estables de conservación y mantenimiento de la ciudad vigentes.

MOCIÓN DEL GRUPO MUNICIPAL POPULAR POR LA QUE SE INSTA AL CABILDO DE GRAN CANARIA A MODIFICAR LA ORDENANZA FISCAL REGULADORA DE LA TASA DE TRATAMIENTO DE RESIDUOS EN LOS COMPLEJOS AMBIENTALES INSULARES

Las Palmas de Gran Canaria alberga uno de los dos complejos ambientales con los que cuenta la isla de Gran Canaria, concretamente, el Complejo Ambiental de Salto del Negro. Este mismo espacio fue durante décadas un vertedero municipal, aunque de carácter supra local, pues más de una decena de municipios de Gran Canaria vertían sus residuos en él. La situación, hoy, con muchos más años de retraso de lo deseable, es bien distinta a la de hace un lustro.

En el año 2011 la gestión de ese vertedero de Salto del Negro la realizaba el Ayuntamiento, sin ser competente para ello y sin los medios ni tratamientos adecuados, pues el Cabildo se había negado a asumir su gestión, a pesar de que legalmente era su competencia. El Cabildo de Gran Canaria se encontraba en los trámites de concesión pública para la gestión de los complejos ambientales insulares, entre ellos el de Salto del Negro, y hasta no culminar ese proceso y tener la mayoría de sus instalaciones operativas, se resistía a asumir la gestión de Salto del Negro. Los residuos que entraban en el vertedero, los generados por Las Palmas de Gran Canaria y los de once municipios más de la Isla, eran mayormente enterrados sin ningún tipo de tratamiento, incumpliendo numerosa normativa medioambiental.

La situación del vertedero se había judicializado desde distintos frentes, el más importante por la vía vecinal, ante los trastornos que la propia existencia del vertedero y la ausencia de tratamiento adecuado a los residuos habían generado a los vecinos de la zona. También el concurso público impulsado por el Cabildo para la gestión de los complejos fue objeto de controversia jurídica, hechos que no significaron mayores facilidades en la solución al tratamiento de residuos, sino justamente todo lo contrario. Al mismo tiempo, el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Gran Canaria habían construido algunas instalaciones del futuro complejo ambiental en suelo municipal sin estar regularizada esa situación con el Ayuntamiento.

En el IX Mandato Corporativo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se tuvo muy claro desde el principio que la situación del vertedero de Salto del Negro y el tratamiento de residuos que en él se dispensaba era uno de los asuntos más importantes y complicados que debían afrontarse, tanto por la isla de Gran Canaria como por su capital. De esta forma, tras varios meses de negociación, informes periciales, expedientes de valoración de terrenos, etc., se alcanzó la solución definitiva con el Cabildo en lo que a las instalaciones y tratamiento de residuos se trataba. Ello se hizo en dos fases: la primera entre 2012 y 2013, y la segunda en enero de 2015.

Mediante convenio aprobado por las dos instituciones en abril de 2013:

* Asumía el Cabildo de forma íntegra la competencia en el tratamiento de residuos.
* El Ayuntamiento salía del vertedero de Salto del Negro.
* Se adoptaba la decisión de clausurar definitivamente el viejo vaso de vertido (clausurado en octubre de 2012).
* Se empezaban a usar las instalaciones del nuevo complejo ambiental (nuevo vaso de vertido impermeabilizado y las distintas plantas de tratamiento).
* Se empezaban los trabajos para el sellado del viejo vaso de vertido; el proyecto de ejecución de sellado y clausura del antiguo vertedero municipal fue aprobado por el Ayuntamiento. El proyecto incluye actuaciones de impermeabilización, desgasificación, control de aguas y erosión y restauración paisajística, trabajos en los que la Corporación insular está invirtiendo 6.874.000 euros.
* El Ayuntamiento cedía el uso de los 400.000 m2 de superficie que alberga el nuevo complejo ambiental; cumplido desde la misma firma del convenio.
* El Cabildo se comprometía a compensar a la ciudad por esos 400.000 m2 y, además, por los 400.000 m2 que durante tres décadas albergó el viejo vaso de vertido.
* Se recogía en el Convenio la obligación de establecer para Las Palmas de Gran Canaria un canon/bonificación medioambiental con carácter anual por albergar este tipo de infraestructuras.

En enero de 2015 se determinan las cuestiones pendientes de cerrar entre el Ayuntamiento y el Cabildo:

Tras varios meses de trabajo de los servicios jurídicos de Cabildo y Ayuntamiento y, sobre todo, de los servicios de patrimonio insular y municipal, en enero de 2015 se fija un valor de compraventa de los 800.000 m2 del complejo ambiental en 6,4 millones de euros por parte del Cabildo al Ayuntamiento. También se determina el canon ambiental a ingresar por la ciudad de forma anual por parte del Cabildo en 200.000 euros, desde el año 2013, año de aprobación del convenio entre ambas administraciones. En enero de 2015 se hacen públicos los informes y el acuerdo alcanzado, empezando en ese momento a conformar los respectivos expedientes.

Tras asumir el Cabildo íntegramente la competencia del tratamiento de residuos y gestión del Salto del Negro, establece una tasa insular que se aplica a todos los municipios de la Isla en función del número de toneladas de residuos que introducen en los complejos ambientales. El Cabildo determina una evolución de la tasa que se iría aplicando de forma progresiva en función del incremento de costes que tiene el tratamiento de residuos (puesta en funcionamiento de nuevas plantas).

En el momento de creación de esta Tasa Insular, el Ayuntamiento capitalino trasladó al Cabildo su diferencia de criterio con respecto a los conceptos que se incluyeron a la hora de establecer la mencionada tasa y presentó alegaciones a la misma. El Cabildo las desestimó y el Ayuntamiento recurrió la tasa en los juzgados. Finalmente, años después (abril 2015), el TSJC dio la razón a las tesis del Ayuntamiento y declaró nula la Tasa Insular aprobada en 2013, pues en ella se habían computado los costes de inversión de poner en marcha las plantas, actualizarlas y de instalaciones nuevas, cuando una tasa debe corresponder exclusivamente a los gastos de explotación del servicio. Ese pronunciamiento judicial avaló la postura municipal, por lo que desde entonces hasta ahora se han estado cobrando, tanto por la tasa inicial aprobada en 2013 como por sus modificaciones posteriores, conceptos que no deben formar parte de la misma.

Esta situación está generando un perjuicio a las arcas municipales que debe ser corregido de inmediato, como también debe procederse a las compensaciones recíprocas por lo cobrado indebidamente hasta el momento. Se da la circunstancia de que el Cabildo de Gran Canaria anuncia para próximas fechas una nueva modificación de la tasa de tratamiento de residuos, nueva modificación al alza, en cuyos estudios económicos siguen imputando los costes de la inversión, persistiendo así en el error.

Por todo lo expuesto, a tenor de la importancia capital que este asunto tiene para las arcas municipales, el Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria eleva al Pleno de la Corporación la adopción del siguiente acuerdo:

INSTAR AL CABILDO DE GRAN CANARIA A QUE PROCEDA A LA MODIFICACIÓN URGENTE DE LA ORDENANZA FISCAL QUE REGULA LA TASA DE TRATAMIENTO DE RESIDUOS EN LA ISLA DE GRAN CANARIA, ELIMINANDO DE LA MISMA LOS COSTES DE INVERSIÓN, ASÍ COMO A LA CUANTIFICACIÓN DE LAS CANTIDADES COBRADAS POR ESTE CONCEPTO AL AYUNTAMIENTO DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA DESDE LA ENTRADA EN VIGOR DE LA MISMA, A EFECTOS DE SU POSTERIOR COMPENSACIÓN.

Deja tu comentario