Mar 11, 2016
0 0

La Asociación de Criadores de Cabra Palmera avanzan en la mejora genética de esta raza

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

La Asociación de Criadores de Cabra Palmera presentó hoy viernes, 11 de marzo, el II Catálogo de Reproductores de esta raza caprina, una selección de ejemplares que por su genética contribuyen a la mejora de la calidad y producción de la especie. La edición de esta publicación consolida una serie de actuaciones que la agrupación, con el apoyo del Gobierno de Canarias, ha venido realizando en pro de la conservación y mejora genética de esta raza autóctona.

Este texto recoge los animales con mejor valoración genética en cuanto a la producción de kilos de grasa y proteína a lo largo de toda una lactación y, como novedad, incorpora los ejemplares con mayores producciones en el control lechero.

El acto de presentación de esta publicación, que se celebró en Santa Cruz de Tenerife, contó con la presencia del director de Ganadería del Ejecutivo canario, David de Vera, además del presidente de la Asociación de Criadores de Cabra de Raza Palmera, Moisés Carmona, su secretario técnico, César Bravo, la veterinaria genetista Eva Muñoz, y el veterinario especializado en reproducción de caprino, Rubén Quintana.

Este año, por primera vez, la agrupación ha logrado rebasar la barrera de los 3 litros de leche por cabra y día de media en la explotación, según han puesto de manifiesto los primeros estudios en dos de las explotaciones en las que se han realizado controles de rendimientos.

“Esto nos anima a seguir trabajando y difundiendo nuestro trabajo porque sabemos que es la vía para conseguir que los ganaderos obtengan, por fín, la rentabilidad que merece todo su esfuerzo diario, dignificando una profesión tan denostada en el pasado”, señaló el presidente de la Asociación de Criadores de Cabra Palmera.

Este tipo de publicaciones tiene una gran importancia para el sector, ya que la mejora de la raza a través de sementales de estas características aporta un valor añadido tanto a toda la producción que se obtenga de la explotación. Además, diferencia el producto de las islas y aumenta su calidad. Según explicó el director general de Ganadería, una de las prioridades de la Consejería es el fomento de la raza autóctona. “Canarias cuenta con especímenes difíciles de encontrar en otros lugares con unas características que mejoran la producción y su calidad”.

El segundo Catálogo de Reproductores de la Raza Caprina Palmera no es solo una herramienta imprescindible para la conservación y mejora de esta especie ganadera, es la consolidación de un esfuerzo iniciado hace años y que tuvo su primer hito en 2007 con la aprobación de la reglamentación específica del Libro Genealógico de la Raza Caprina Palmera y con la creación de la Asociación de Criadores de Cabras de Raza Palmera. Fue, precisamente, la creación de esas dos figuras, lo que ha posibilitado el establecimiento de un sistema de control de rendimientos y que se haya avanzado en la correcta identificación de los animales, el conocimiento de su genealogía y, por lo tanto, la identificación de aquellos ejemplares más rentables y que transmiten esas cualidades a sus descendientes.

El trabajo que existe detrás de este catálogo beneficiará fundamentalmente a aquellos ganaderos que quieran mejorar de forma eficiente sus explotaciones y avanzar en la calidad para la producción de un queso, Denominación de Origen Protegida desde 2002, que ya cuenta con todos los reconocimientos internacionales por su singularidad y su excelencia. Del mismo modo, esta publicación servirá para conservar esta raza que forma parte del patrimonio de una isla que atesora ejemplares de gran valor genético y, por eso, es tan importante que esté a disposición de todos los ganaderos para los que se convertirá en una herramienta fundamental en el desarrollo de su cabaña ganadera.

Historia

Estudios de carácter histórico y genético sitúan el origen de la cabra palmera en la población prehispánica cuyos últimos ejemplares, salvajes, se extinguieron hace 50 años en la Caldera de Taburiente, de ahí la importancia de lo conseguido por la asociación. Además, esta raza no cuenta con ancestros que la liguen a troncos determinados, ya que los estudios realizados por Amills y colaboradores señalaron la presencia de un marcador genético solo detectado hasta el momento en las cabras canarias.

La raza palmera se encuentra concentrada prácticamente en su totalidad en La Palma, sobre todo en el noreste de la isla. Los ejemplares de esta raza tienen grandes cualidades para desenvolverse en un medio abrupto. Predomina el pelo rojo y es frecuente en ellas la presencia de pelliza y calzón.

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *