Mar 7, 2016
0 0

Ashotel apunta a la necesaria renovación hotelera y de destinos como uno de los cinco grandes retos del turismo en Canarias

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

El gerente de Ashotel, Juan Pablo González, apunta a la innovación en el ámbito turístico y hotelero como uno de los cinco grandes retos a los que se enfrenta el sector en Canarias en los próximos años. González participó el pasado viernes en una de las charlas del ciclo ‘Viernes turísticos’ de la Cátedra de Turismo CajaCanarias-Ashotel-ULL, en la que apuntó también a la regulación sectorial del sector, la sostenibilidad, la formación y el empleo y la especialización o diversificación como los ejes sobre los que pivotará el futuro del turismo.

La innovación, entendida como “todo cambio que aporta valor”, recordó González, debe entenderse como un proceso y como una actitud. Se aplica a la creación de productos turísticos que hoy día transfieren, sobre todo, experiencias. Apuntó que  esas experiencias –y puso el ejemplo de la moda del running– deben convertirse en productos turísticos, como sucede con los  establecimientos especializados en turismo deportivo, entre otros.

Pero además, la innovación está directamente relacionada con la renovación de los establecimientos hoteleros y de destinos anquilosados en esquemas obsoletos. Los más de 40 años de actividad turística de sol y playa en Canarias han requerido un urgente replanteamiento en la mayoría de los destinos, “porque no podemos ofrecer lo mismo cuatro décadas después”, dijo.

Como ejemplo de innovación, González citó el proyecto Nosolocamas, que comenzó como una iniciativa impulsada por Ashotel para replantear modelos hoteleros y hoy se ha convertido en un pool empresarial, liderado por la patronal hotelera, que ofrece soluciones integrales a establecimientos y destinos obsoletos.

Asimismo, citó como elementos de renovación la figura de los Planes de Modernización y Mejora (PMM), instrumentos urbanísticos que se sitúan por encima de los planes de ordenación para regular ese nuevo enfoque de espacios turísticos públicos y privados. “Estos instrumentos son vitales para una renovación integral del destino y en los que se incluye una serie de proyectos que requieren financiación bancaria, ahora más fácil conseguirla tras años en los que no fluía”, explicó González, quien apuntó también que “los PMM bien articulados exigen una renovación de los espacios públicos”.

El segundo reto al que se refirió González es el de la regulación sectorial del turismo. “Desde Ashotel vemos que nuestro sector tiende a la hiperregulación, a la inflación normativa y regular aspectos que ya están regulados”, dijo el gerente de Ashotel, quien utilizó el término “caos” para definir esta situación. Así, citó la nueva Ley del Suelo, pendiente de aprobación por parte del Parlamento de Canarias, y que pretende poner solución a esa maraña normativa.

Indicó también que en España impera un intervencionismo excesivo, frente al proceso de liberalización que marca Europa, además de un paternalismo administrativo. Respecto a los procesos normativos abiertos, citó la regulación de la nueva oferta de alojamiento turístico o el de la modalidad del alquiler vacacional.

 

Superficies turísticas

En el tercer reto, el de la sostenibilidad, se refirió a un estudio del profesor Moisés Simancas, de la ULL, sobre el uso del suelo turístico en Canarias. Ese estudio revela que ninguna de las siete islas supera el 4% de su superficie ocupada por áreas turísticas. En el caso concreto de Tenerife, ese porcentaje es del 1,72% y la isla que ocupa un porcentaje mayor es Lanzarote, con el 3,96% de su suelo destinado a áreas turísticas. De esta forma, el gerente de Ashotel quiso romper el mito de que la actividad turística es una depredadora del medio.

En este tercer reto apuntó también una serie de aspectos que valoran los clientes de los establecimientos hoteleros: minimización de los impactos ambientales de los alojamientos, racionalización del consumo energético, incorporación de productos y servicios locales, respeto a la biodiversidad y procesos de reducción de la huella de carbono.

La formación y el empleo fue el cuarto reto de la ponencia de González. En este sentido, recordó que el sector crea empleo de forma constante, 29.000 nuevos puestos entre 2009 y 2015 en la hostelería, 11.000 de los cuales se produjeron en los servicios de alojamiento turístico, según datos de empleo registrado del Istac. Además, la formación es un eje fundamental, una labor en la que está implicada de forma activa Ashotel desde 1998, cuando se creó el departamento de formación y empleo. González apuntó un dato para la reflexión: el 83% de los demandantes de empleo en el sector turístico solo acreditan como máximo la Educación Secundaria en su nivel educativo.

Por último, en el reto de la especialización o diversificación, el gerente de Ashotel desgranó los principales datos de la actividad, recogidos en el último informe de Impactur. El turismo supone el 31,4% del total del PIB de Canarias, genera el 35,6% del empleo, aglutina el 8,3% del gasto público total y aporta el 30,4% de los impuestos que recauda la Comunidad Autónoma. Estos datos revelan, entre otras cuestiones, la alta dependencia del turismo y la construcción del modelo económico del Archipiélago.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *