La concejala del Suroeste visita las obras de la nueva fase de drenaje de aguas


0

160229 Visita obra pluvialesLa concejala del Distrito Suroeste, Gladis de León, visitó recientemente las obras que se están ejecutando en las calles paralelas a la Avenida de Las Hespérides para la recogida y canalización de pluviales. Estos trabajos forman parte del proyecto de drenaje de aguas pluviales que ejecutan el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y el Cabildo Insular para evitar inundaciones de la vía pública en episodios de lluvias intensas en el Distrito Suroeste.

La  visita transcurrió por el área donde se desarrolla la tercera fase de las obras, que comenzó la semana pasada y que comprende las calles Barranco Grande, Vicente Calvo, Picapino y Triguero. En concreto, se colocarán rejillas transversales para canalizar el agua procedente de la carretera General de El Sobradillo y la avenida de Los Majuelos, evitando que la misma llegue a la avenida Las Hespérides; esta solución permitirá evitar los graves problemas de inundaciones que se registran en calles como El Bajío, Gabeta, Tenique, y otras de Barranco Grande. Las obras, junto a las que se ejecutan en La Gallega, tienen un presupuesto de 1,2 millones de euros y vienen cumpliendo  los plazos previstos.

De León reiteró el agradecimiento de la Corporación a los vecinos y comercios por su comprensión con las molestias y modificaciones en el tráfico, “ya que son unas obras de gran envergadura, con una logística complicada, y que afectan a muchas calles, accesos a viviendas y locales comerciales, pero imprescindibles para canalizar correctamente las aguas pluviales y eliminar problemas históricos de inundaciones en numerosas viviendas del Suroeste”.

El Cabildo de Tenerife sacó la semana pasada a licitación las nuevas obras de pluviales recogidas en el Plan de Cooperación, financiadas al 50 por ciento por la Corporación insular y el  Ayuntamiento de Santa Cruz, entre las cuales se encuentra la de la urbanización Acorán. Se instalarán dos colectores de aguas pluviales, lo que supone una inversión de más de 680.000 euros. Uno de ellos será en la intersección de la calle Ábora con Artemi, que discurrirá hasta el cruce con la calle Achamán, y verterá en el barranco de El Pilar. El otro colector arrancará en el punto bajo de la calle Abora y canalizará el agua captada por medio de un canal entre la calle Abora y la calle Achamán hasta un pozo.

Deja tu comentario