Feb 6, 2016
0 0

Cinco millones de razones para ir a Fuerteventura

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Fuerteventura y Blas Acosta Cabrera tienen una historia que contar. El relato habla de caminos, de cabras, de volcanes y de jinetes que cabalgan olas. Como en todas las buenas historias hay héroes y villanos, imposibles superados y un final inesperado que planta para siempre la emoción en los corazones que se han mantenido en vilo en cada página o, en este caso, visita. Y es que el vicepresidente y consejero de Turismo y Ordenación del Territorio del Cabildo de Fuerteventura (PSOE) sabe que esta isla “vive del turismo”, según afirma, pero también es consciente de que es muy importante que este sector reconozca y promueva no solo las actividades que lo potencian, sino también las experiencias y los agentes que han convertido en una de las diez islas mejores de Europa a la tierra en la que vivió exiliado por obligación Miguel de Unamuno hace apenas medio siglo. “Y son las personas individualmente las que nos recomiendan según la valoración de los usuarios de la web de viajes TripAdvisor, que ha dado a conocer los ganadores de su primera edición de los premios TravellersZ Choice Islas”, afirma entusiasta Acosta Cabrera. Además, este reconocimiento se une a los datos de visitantes de este año, ya que Fuerteventura finaliza el  2015 con el mejor resultado turístico de su historia y superando las previsiones con las que se ha trabajando en los últimos meses. “Acabamos de recibir a la pasajera cinco millones del Aeropuerto de Fuerteventura así que podemos decir sin lugar a dudas que estamos muy contentos”, apostilla. Así que ahora lo importante es consolidar la industria con iniciativas como la impulsada por la corporación insular para incluir el queso majorero y el pescado en los menús de los hoteles “porque con que cada turista coma uno la cifra que podríamos producir con salida asegurada se multiplicaría por dos”.  El mismo se reconoce aficionado a la pesca de vieja artesanal, así es que comprende y conoce las peculiaridades del lugar que lo vio nacer hasta el punto de vincular su área de gobierno con el esfuerzo y la paciencia de este deporte, “porque los proyectos, los acuerdos y las promociones requieren de una mirada calmada pero constante”. Así es que al nuevo año 2016 le pide “que nos permitan crecer, ya no en cuestión de presupuestos solo, sino a nivel de trabas administrativas”, aunque, según bromea, “igual necesito pedir un poco de ayuda para tramitar la carta a los Reyes Magos de mis hijas, porque con tanto viaje de aquí para allá el tiempo lo saca uno de donde puede; porque sí es importante pasar con ellas el mayor posible”.

Y es que en los últimos tres años las cifras de llegada de turistas a Fuerteventura no han dejado de subir. “Afortunadamente tenemos a la playa de Cofete como una de las mejores de Europa y el espacio natural es espectácular; de hecho”, puntualiza Blas Acosta, “el origen de esta playa y de la península de Jandía está documentado en relación con un volcán que pudo llegar a tener una altura de cinco mil metros”. Es por esto que parte de la estrategia aplicada para la promoción turística está enraizada, según sus palabras, “en descubrir el interior”, poniendo a todos los municipios en el mapa nacional e internacional y también todos sus terosos históricos y geográficos. Por esta causa, y en su opinión, han ido ganando cuota de mercado poco a poco. “Hemos ido más allá del sol y playa, descubriendo el interior, con los volcanes y, sobre todo, con el mejor queso del mundo, que era una asignatura pendiente para este 2015″, sentencia. Y hacer destino de Fuerteventura creando lugares de interés sin olvidar que son líderes en deportes náuticos con eventos consolidados como el Campeonato Mundial de Windsurf, del que este año se acaba de celebrar la trigésima edición. “Pero además es el mejor campo de regatas del mundo, dicho por los profesionales“, aclara, “porque lo convierte en único el hecho de que el viento va desde tierra hasta el mar, y es un viento constante del noroeste, que nos permite tener en Costa Calma un parque eólico“. Blas Acosta disfruta con sus hijas de las ventajas de vivir en una isla como Fuerteventura. Con ellas intenta estar al día en la práctica de los deportes náuticos, como el skysurf, “porque es una pena no haber disfrutado como jóvenes de los deportes de aquí y yo no quiero perdérmelo”, confiesa.

Llegada del pasajero cinco millones en 2015 al Aeropuerto de Fuerteventura.

Aunque Blas Acosta se queja de que los recursos económicos que tiene Fuerteventura son muy escasos porque, pese a tener treinta y dos ciudades europeas conectadas semanalmente con la isla y el destino es líder para los franceses, “sigue siendo más barato ir a Gran Canaria y Tenerife que venir aquí, lamentablemente”, destaca.  Sin embargo, en esta isla cuentan con la unión empresarial y política materializada en el Patronato de Turismo “que nos está permitiendo”, señala, “consolidar esta estrategia porque nuestra industria es el turismo y lo tenemos muy claro”. La Asociación de Empresarios de Fuerteventura de Hostelería y Turismo está dispuesta a potenciar los productos locales y para eso pretenden establecer un plan conjunto con la corporación insular en relación, por ejemplo, con el queso majorero. Este ha sido declarado nuevamente en la WorldCheese Awards de Londres 2015 como el mejor de cabra del mundo. “De Mallorca nadie se va sin llevarse una ensaimada y si el ocho por ciento de los turistas que vienen a la isla compraran un queso de un kilo tendríamos que producir el doble de lo que se saca ahora, y eso es empleo”, afirma, “así que pretendemos ayudar a los ganaderos para que tengas instalaciones adecuadas y aseadas, de forma que puedan ser visitables”. En este sector también se pretende aplicar las energías renovables a través de un proyecto para crear combustible con el estiércol que ellos mismos producen, con lo que se podrá bajar el precio de las facturas para que la venta del queso deje más dinero a sus productores. “Es una inicitavia muy ilusionante”, explica Acosta Cabrera, “porque si se tiene en cuenta que se necesitan siete litros de leche para un kilo de queso, porque las cabras dan la leche que dan, reduciendo los gastos de producción se consigue un beneficio mayor”. Se trata de un sector agrícola que él conoce muy bien ya que, nacido en Tarrajalejo, es hijo de agricultor y trabajó con su padre hasta que se fue a vivir a Morro Jable. En este sentido, destaca que al no tratarse Fuerteventura de isla capìtalina es necesaria la comprensión de la realidad del territorio, ya que si bien el presupuesto es necesario, “las autorizaciones y permisos, la agilización de los trámites, son muy necesarios también”, agrega.

Asimismo, la cultura es una de las grandes apuestas en las que quiere apoyarse el destino de Fuerteventura como parte de su estrategia de promoción turística. Puerto del Rosario, de hecho, se enorgullece de haber contado entre sus habitantes con uno de los escritores más famosos de la Generación del 98, Miguel de Unamuno. Por ello, una buena alternativa es visitar la Casa Museo Unamuno donde vivió el filósofo y escritor, desterrado por orden del dictador Primo de Rivera a principios del siglo XX, cuando Fuerteventura estaba considerada un territorio de ultramar, destino de los exiliados políticos españoles. Además, la isla ha sido y pretende seguir siendo tierra de cine, como ocurrió con el rodaje del largometraje de Exodus de Ridley Scott, con la coordinación de 220 majoreros que trabajaron directamente en la preparación de las zonas de rodaje, un número de contrataciones que superó el millar al término de la película. De hecho, la isla fue la que recibió el despliegue más amplio con seis semanas de rodaje, dadas las posibilidades y ventajas que se ofrecieron en el territorio. En los otros dos lugares de rodaje, Inglaterra y Almería, sólo trabajaron tres semanas y media y cinco semanas, respectivamente. “Este rodaje fue algo espectácular”, enfatiza Blas Acosta Cabrera, “y en Fuerteventura tenemos las puertas abiertas para las producciones de cine y pretendemos poner todo tipo de facilidades fiscales y de trámites administrativos“.

De forma que Fuerteventura finaliza el  2015 con el mejor resultado turístico de su historia y superando las previsiones con las que se ha venido trabajando en los últimos meses al alcanzar los 2.970.145 visitantes este año. Según estimaciones propias, contrastadas, del Patronato de Turismo, el aeropuerto majorero terminará el 2015 con más de cinco millones de pasajeros (salidas y llegadas) frente a los  3.452.242 de 2014, de los cuales 2.970.145 son turistas. Esta cifra supera con creces los 2,5 millones de visitantes que recibió el pasado año, algo que “anima y que pretendemos mantener y tratar de superar también en 2016”, augura el vicepresidente y consejero de Turismo y Ordenación del Territorio, Blas Acosta. Antes, en estas fechas navideñas, se volcará en disfrutar de la familia, “sobre todo en las cenas porque al almuerzo no llego por mi trabajo, pero me encanta porque tengo la suerte de que aunque tengo mucha familia fuera pueden venir a Fuerteventura en estas fiestas”, concluye. 

 

Article Tags:
·
Article Categories:
Entrevistas · Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *