Podemos reclama al Gobierno canario que invierta en conservar el patrimonio cultural


0

Podemos reclama al Gobierno de Canarias más inversión en la conservación del patrimonio cultural de las Islas, señala la diputada Natividad Arnáiz, que esta semana defiende en la comisión parlamentaria de Turismo, Cultura y Deportes que el Ejecutivo se oponga al traslado definitivo a Madrid de Las uveras, pintura del discípulo de Sorolla Eduardo Chicharro acogida en el Instituto de Canarias Cabrera Pinto de La Laguna desde 1906.

Arnáiz solicita el “incremento de las partidas destinadas a mejorar las condiciones de conservación y las medidas de seguridad, también para contrarrestar cualquier solicitud de devolución a Madrid de las obras cedidas a Canarias.” La diputada de Podemos subraya la importancia de mantener el patrimonio en el archipiélago “por su carácter ultraperiférico, que dificulta el acceso de la ciudadanía con menos recursos a los grandes centros museísticos.” En esta línea, resaltó la importancia de que se garanticen las condiciones necesarias para su adecuada exposición pública y “el acceso a la cultura de toda la ciudadanía.”

Las uveras llegó al Cabrera Pinto hace más de un siglo, procedente del Museo de Arte Moderno, a través de la iniciativa Prado Disperso, junto a otros once cuadros galardonados en las exposiciones nacionales. Tras una moción de Unid@s Se Puede, defendida por la concejala de Podemos María José Roca, el Ayuntamiento de La Laguna inició conversaciones con el Museo Reina Sofía, que acabó por prorrogar durante 5 años la estancia de la obra en la ciudad de Aguere.

Entre los cuadros cedidos al instituto lagunero se encontraba Las aceituneras, de Julio Romero de Torres, que en los años noventa fue reclamada y trasladada al Museo Reina Sofía, actual titular de la obras de Prado Disperso. Podemos pide que se vuelva a negociar para que esta obra regrese a las Islas y los traslados no sean definitivos. Así ocurrió con Rinconete y Cortadillo, de Arturo Montero, y Amigos inseparables, de Jaime Garnelo, que regresaron a Canarias una vez expuestos en la Península.
La diputada resalta que “una vez más ha sido la sociedad civil, Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife y la Asociación de Amigos Cabrera Pinto, quien ha tomado la iniciativa en defensa del patrimonio cultural, una responsabilidad que corresponde a las administraciones públicas.”

Deja tu comentario