Ene 27, 2016
0 0

Ashotel lamenta que las deficiencias en la programación y las bases del concurso del Imserso perjudiquen a turistas y hoteleros

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, lamenta que las deficiencias generadas en la programación y las bases del concurso del Imserso estén generando perjuicio a muchos turistas y a los empresarios hoteleros con establecimientos incluidos en este programa de turismo social.

Según la información facilitada a Ashotel por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Mundiplan, el operador responsable de la organización y venta de viajes para Canarias, está teniendo problemas a la hora de conseguir camas disponibles para su venta, de las 142.000 plazas que le asignaron, y algunos turistas se han encontrado con cancelaciones por falta de camas.

Las razones que han provocado esta situación apuntan al problema generado por el propio Ministerio en la resolución del concurso hace algunos meses, con demandas cruzadas entre las dos UTE que concurrían a esta licitación durante el verano de 2015. El retraso de más de dos meses en la resolución y la consiguiente puesta a la venta de los paquetes han generado los problemas que ahora se denuncian.

Los hoteles participantes en Canarias –menos de 50 repartidos entre Tenerife, Lanzarote y Gran Canaria– contaban con recibir turistas desde principios de octubre. Sin embargo, la firma definitiva del contrato –el 19 de noviembre– y la posterior puesta a la venta se ha realizado con más de dos meses de retraso sobre la fecha prevista.

Con la actual situación de bonanza turística que atraviesa Canarias y la constante demanda de camas por parte de los turoperadores, los hoteles no podían esperar de forma indefinida a que el Ministerio resolviera y adjudicara el concurso, mientras veían pasar los días y los turistas del Imserso no llegaban. “Lo peor de esta situación es que muchos empresarios se iban a ver con las habitaciones vacías, por lo que ante tal incertidumbre se han visto obligados a renegociar con otros turoperadores la llegada de turistas de otros mercados emisores”, comenta el presidente de la Asociación, Jorge Marichal.

Ashotel viene recibiendo diversas quejas por el funcionamiento de este programa de turismo social y esta no es la primera vez que se denuncian a los organismos competentes. Algunas de esas deficiencias son las siguientes:

1) En primer lugar, las fechas. Las temporadas turísticas en Canarias y la Península están invertidas, es decir, mientras en invierno los destinos peninsulares están en temporada baja, en Canarias somos líderes indiscutibles del mercado turístico europeo. Al contrario sucede en verano, que es la temporada baja del Archipiélago, precisamente por la irrupción de otros destinos turísticos peninsulares y del Mediterráneo. Para Canarias sería más interesante alargar el período del Imserso, llevándolo hasta julio y cubriendo mejor así el valle que se genera tras la Semana Santa y hasta la llegada del turismo peninsular, en temporada estival. Hacer coincidir el programa con la temporada alta en las Islas no sirve sino para competir con el turismo de turoperación europeo, que compra cupos de camas en temporadas anteriores y a mejores precios.

2) En segundo lugar, los precios. Ashotel es consciente de que se trata de un programa de turismo social pero, aun así, no es posible pretender alojar a una persona en régimen de pensión completa con bebida y música en vivo por menos de 20 euros al día, que es lo que actualmente paga el Imserso al hotelero. En los momentos actuales en Canarias será más difícil disponer de camas con el coste de oportunidad que tiene una plaza turística no vendida y al que se suma el coste de la lejanía y la insularidad. Por ello, Ashotel considera que es necesario mejorar el precio que se paga al hotelero si se quiere seguir disponiendo de camas del Imserso en las Islas. Una propuesta alternativa sería no tratar al turista de este programa como un visitante todo incluido; recortar los servicios del programa, convirtiéndolo en un alojamiento y desayuno o alojamiento y media pensión permitiría la realización de consumos fuera del establecimiento y la generación de un mayor impacto en la economía local.

En síntesis, Ashotel no cuestiona las bondades del Imserso, que justifica y apoya en todo momento, pero conviene recordar que Canarias, también en turismo, tiene sus particularidades y si se quiere un programa de turismo social que funcione es necesario adaptarlo a los destinos con los que se quiere trabajar.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *