El Gobierno canario sitúa a los investigadores entre los sectores prioritarios para la reposición de personal


0

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, anunció hoy en el Parlamento que el próximo mes se convocará, para su constitución, al Consejo Asesor del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), máximo órgano consultivo en investigación y desarrollo tecnológico agrario que estará formado por representantes de las organizaciones empresariales y asociaciones profesionales más representativas del sector agrario, además de las dos universidades canarias y la administración.

El Consejo Asesor debe diseñar las líneas de actuación relativas al programa de cursos y seminarios científico-técnicos para la formación de especialistas en agroecología, prevención de enfermedades y plagas, fruticultura tropical incluyendo mejora de la calidad y competitividad de los productos, suelos y riegos, mejora de la producción de pequeños rumiantes junto con sus producciones; y la redacción y ejecución de proyectos de investigación aplicada, de relativa corta duración, para resolver problemas específicos que se presenten en la agricultura y ganadería de Canarias, que no tengan financiación por parte del Estado o de la Unión Europea.

“Estamos muy satisfechos con la acogida que ha tenido entre las organizaciones profesionales esta convocatoria, y espero poder informarles de los resultados que allí se planteen lo antes posible”, comentó hoy el consejero en comisión parlamentaria.

En la sesión Quintero indicó que el Ejecutivo canario ha situado a los investigadores entre los sectores prioritarios para la reposición de personal, tras un acuerdo del Consejo de Gobierno del pasado 18 de enero, lo que supone que, si fuera necesario, se podría contratar personal interino.

Señaló también que en la oferta pública de 2015 se convocaron cuatro plazas de investigador que se cubrirán próximamente, y que para este año se han convocado dos más con la intención de ir aumentando la plantilla de forma progresiva. Además, en el presupuesto para 2015 se ha duplicado la cofinanciación para acceder a la convocatoria del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria (INIA) para la contratación de dos doctores y dos becarios.

Durante su intervención se refirió además a los objetivos de legislatura para este instituto, que pasan por que siga ejerciendo el liderazgo científico-técnico en procesos clave de la agricultura canaria a través de tres pilares estratégicos; la mejora de la producción agraria basada en la sostenibilidad medioambiental optimizando el uso de los recursos naturales, la prevención y control de plagas y enfermedades, y, la transferencia tecnológica de sus resultados.

“Estos tres pilares deben ir unidos y en conjunción con las demandas del sector y en eso estamos trabajando, porque creemos que el ICIA debe ser referente, demostrar su utilidad y ayudar a nuestros productores en su crecimiento”, destacó Quintero.

El titular del Departamento comentó que la colaboración para el Departamento es fundamental y explicó que su apuesta para el ICIA es continuar y afianzar los acuerdos y convenios con entidades públicas y privadas para desarrollar proyectos de I+D+i, y consolidar la colaboración con otros territorios como se ha venido haciendo con países de Iberoamérica, Caribe, Mediterráneo y, por supuesto, África, zonas de importancia estratégica para Canarias y en las que las Islas puede ser referente en investigación agraria.

El consejero se refirió también a los proyectos vigentes en los que el ICIA figura como investigador principal, entre los que destaca el programa de cooperación Ganáfrica, cuyo objetivo es aumentar la producción de alimentos en África y en el que la cabra majorera jugó un papel determinante.

Otro que está teniendo un gran éxito por sus posibilidades de aplicación es el trabajo que se está desarrollando con lactosuero, cuyo objetivo es la reutilización de este residuo de quesería para alimentación del ganado caprino, lo que aborda dos problemas importantes, por un lado, la reducción de su impacto minimizando el daño ambiental y, por otro, reducir el coste económico de la alimentación en la cabaña ganadera canaria.

El ICIA forma parte también del proyecto para eliminar la polilla guatemalteca de la papa canaria, una enfermedad que hace que este tubérculo no pueda salir del Archipiélago canario. El proyecto, ya finalizado y pendiente de que el Ministerio lo certifique, demuestra los buenos resultados que da la colaboración, en este caso entre la Consejería, a través del ICIA y de GMR; la Universidad de La Laguna; y el Cabildo de Tenerife. “Espero que en un espacio breve de tiempo nuestras papas puedan venderse fuera de Canarias”, agregó Quintero.

La valorización de los quesos de cabra tradicionales ligados a una raza autóctona es otro de los proyectos en marcha, de aplicación en Canarias. Con este estudio se busca la trazabilidad del origen de la leche a partir de marcadores moleculares y la definición de nuevos parámetros objetivos de calidad sensorial que sean identificables por los consumidores.

La producción sostenible y eficiente de papaya, la conservación y continuación de colecciones de mango y platanera, o el estudio del potencial de captación de agua de niebla en un ecosistema forestal son otros de los proyectos en los que trabaja el ICIA.

“Es cierto que organismos como el ICIA han sufrido mucho durante esta crisis que parece empieza ahora a suavizarse; han visto reducidos sus recursos y su principal capital, el personal investigador, de ahí que nos quede camino por recorrer en esta legislatura en la que esperamos darle un impulso a este organismo”, concluyó Quintero.

Deja tu comentario