La Cámara confía en un IPC moderado que estimule el consumo y la inversión


0

Tras un leve retroceso mensual de los precios en el mes de diciembre del 0,1%, inducido principalmente por el inicio de algunos descuentos en productos como el vestido y calzado (1,4%) y por el retroceso de los transportes (-0,6%), la tasa anual cierra con una caída del 0,4%, dos décimas por encima de la de noviembre.

Con este nuevo descenso anual son ya tres los ejercicios consecutivos en los que las islas no consiguen aumentar su nivel de precios. Sin embargo, la inflación subyacente que no incluye alimentos no elaborados y energía, sí que consigue cerrar el año en positivo con una variación anual del 0,5%, tras mantenerse inalterada en el mes de diciembre.

Según el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife la previsión para 2016 apunta a un escenario inflacionista moderado, influido por el bajo precio del petróleo, lo que supone “una oportunidad para mejorar la competitividad de las empresas y fortalecer la recuperación de la economía”, según el director general de la institución, Vicente Dorta Antequera.

A su juicio, el comportamiento moderado de la inflación es positivo siempre y cuando mejore la capacidad de inversión de las empresas y el poder adquisitivo de los ciudadanos. Para Dorta Antequera es importante que “el IPC no registre graves fluctuaciones ni hacia arriba ni hacia abajo para que todos los agentes económicos: empresas, consumidores y administraciones sepan a qué atenerse, favoreciendo la actividad y la creación de puestos de trabajo”.

Ipc

Los resultados que siguen apuntando como principal responsable del retroceso a los carburantes y combustibles, con sus efectos colaterales sobre muchos otros productos como los transportes y la energía, que en el último año han visto retroceder su precio un 12,2% en las islas frente al -10,6% nacional.

El producto con mayor caída de precios durante el 2015 fue, a pesar de haber aumentado un 1,2% respecto a la interanual de noviembre, el Transporte con un retroceso del 3,6% seguido de Menaje (-1,4%), Vivienda (-1,3%) y Ocio y Cultura (-0,6%). Vestido y Calzado no experimento variación alguna, mientras que el resto de los grandes grupos que conforman la cesta de la compra experimentaron incrementos liderados por Bebidas alcohólicas y tabaco con una variación anual del 5,4%. Analizando la tendencia se aprecia como la negatividad se ha ido reduciendo desde el mes de septiembre, apuntando a una previsible tasa de variación positiva en los próximos meses.

Deja tu comentario