Dic 29, 2015
0 0

La Joya de Tazacorte

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Enrique Luis LarroqueNadie esperaría encontrar un hotel de estas características en la isla de La Palma; “Hotel emblemático”, según la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias, único en su categoría en el Archipiélago, la Hacienda de Abajo es el sueño de una familia enraizada en la isla bonita desde el siglo XVI “la idea de hacer, de esta hacienda, un hotel partió de mi madre. Ella era una visionaria, me explica Enrique Luis Larroque Castillo-Olivares, promotor del Hotel Hacienda de Abajo, siempre bromeaba conmigo y me decía que cuando el Hotel estuviera finalizado ella se vendría aquí a vivir y que yo me quedara en nuestra otra casa de Argual. Le tenía un enorme cariño a esta Hacienda”.

Y el empeño y las ganas de una familia de intentar recuperar un valioso patrimonio ha convertido este espacio en un Hotel Museo que nada tiene que envidiar a otros Museos del mundo. “Mis antepasados Catalina Cecilia Sotomayor y su marido Pedro de Sotomayor construyeron esta Hacienda en el siglo XVII. Fue el centro de producción de azúcar más rico e importante de la isla. Las Haciendas tenían por aquel entonces, un aspecto muy sobrio en lo que a arquitectura se refiere, pero, eso contrastaba con el interior de las haciendas. Estaban decoradas con el mejor de los gustos, con piezas de arte llegadas del floreciente comercio con Flandes. Esa idea de la antigua hacienda es lo que hemos querido recrear y mostrar a nuestros huéspedes, asevera Enrique Luis Larroque. Y desde luego, atónitos es como muchos clientes se quedan cuando pasean entre algo más de 1300 obras de arte, una parte muy importante perteneciente al patrimonio personal de la familia y otra adquirida a lo largo de toda Europa. Porque lo habitual aquí es que las llaves de las 32 habitaciones de las que dispone la hacienda se encuentren en un espectacular mueble veneciano del siglo XVII, que pueda sentarse y descansar en un auténtico tresillo fernandino del XIX, o, cenar a la luz de lámparas isabelinas del siglo XIX en porcelana de la Compañía de Indias de 1718. La labor para encontrar la pieza de arte adecuada a cada rincón ha llevado un largo proceso de estudio y paciencia; “estudiamos mucho, me comenta Enrique Luis Larroque, porque queríamos recrear el interior de la hacienda. Es la mayor aportación cultural a La Palma porque tenemos desde piezas de esculturas de la Dinastía Tang del siglo VII, pasando por cuadros de Esquivel o Vicente López, o muebles de estilo flamenco del XVII; pero no hemos descuidado el exterior, para que tengas una idea de lo concienciados que desde siempre hemos estado, cuando las casas antiguas de la Calle Real comenzaron a derribarse en los años 50-60, mi madre compró toda la carpintería que pudo de esas casas porque decía, le daba pena que la historia acabara en el fondo del mar. Toda esa madera se inventarió y se ha utilizado también en zonas de este Hotel”.

El resultado, una explosión de sensaciones para el cliente que durante unos días disfrutará de la doble condición de museo y vivienda, sin que, paradójicamente, pese más un aspecto que el otro “creo que hemos conseguido hacer un museo habitable, bromea Larroque del Castillo- Olivares, hay muchas obras de arte, pero no abruman a nuestros huéspedes, los acompañan produciendo un entorno acogedor. Pero quizá la característica más importante del hotel es que el cliente se siente como en su propia casa y esto, que es muy fácil de decir, es muy difícil de hacer porque ahí intervienen diferentes factores”. Y esos factores entre los que destaca el clima privilegiado del municipio de Tazacorte, la alta inversión dedicada al proyecto y un personal altamente cualificado es lo que, quizá, más sorprende a todo aquel que cruz sus puertas “los clientes se quedan gratamente impresionados porque un hotel de estas características lo encuentras en La Toscana o en La Provenza pero no aquí; además todos han entrado antes en nuestra página web y nos dicen que no se puede comparar con la realidad; si al contenido cultural que tienen el hotel, le sumas las horas de sol de este municipio, los microclimas y paisajes de la isla, los clientes se van encantados; lo que queremos es tener clientes satisfechos y tenemos un alto índice de repetidores, me cuenta entre risas. Y si hay otra característica sobresaliente en este hotel es el respeto a la intimidad; por sus habitaciones han pasado personajes de reconocido prestigio nacional e internacional, figuras que buscan y encuentran en este rincón su porción de anonimato, “primamos mucho la privacidad de nuestros clientes, se les trata de igual modo que al resto porque es eso, al fin y al cabo, lo que buscan y aquí todos encuentran tranquilidad. Éste es un hotel, me dice Larroque, diseñado para el descanso, no hay reglas del tipo hasta las 10 de la mañana se sirve el desayuno, si el cliente quiere desayunar a las 11 se hace de esa forma porque nuestra regla de oro es que se satisface lo que le cliente solicite ya que viene a descansar”.

Una apuesta muy arriesgada para una familia que optó por un tipo de hotel sin precedentes en Canarias, destinado a un segmento de turismo que no elegía como destino la isla de La Palma y de la que, pocos habían oído hablar, y, además, en un municipio, Tazacorte, con escasa tradición turística “ este es el primer hotel en Tazacorte y creo que todo ha salido bastante bien; es cierto que ha sido algo fuera de lo común, pero mi familia quería este proyecto porque con sus virtudes y defectos, a nosotros nos gusta y hemos hecho lo que creíamos que a nuestros visitantes les iba a gustar, sin pensar en escatimar gastos porque si queríamos un público de alta calidad, tienes que dar alta calidad” . Y el esfuerzo en los pocos año de andadura ya ha obtenido reconocimientos dentro del ámbito turístico con la obtención de diferentes premios como el Premio Hispania Nostra a las Buenas Prácticas en la Conservación del Patrimonio Cultural en 2014, o, la Medalla al Mérito Turístico en Sostenibilidad y Calidad en 2013 entre otros.

Article Categories:
Entrevistas · La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *