Dic 11, 2015
0 0

La Fundación Auditorio y Teatro renueva sus certificaciones en la ISO 9001:2008 y la Q de Calidad Turística

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

La Fundación Auditorio y Teatro de Las Palmas de Gran Canaria renueva un año más la Q de Calidad Turística tanto en los dos espacios culturales que gestiona, el Teatro Pérez Galdós y el Auditorio Alfredo Kraus, como en el Palacio de Congresos de Canarias. Este distintivo se otorga en reconocimiento a la calidad y profesionalidad de las prestaciones y servicios que ofrece. Esta distinción se obtiene al haber superado una auditoría externa e independiente que ha evaluado positivamente el grado de adecuación de los procesos y servicios que se ofrecen y viene a respaldar su compromiso con la calidad como elemento diferenciador en los servicios que presta a sus clientes.

El Teatro Pérez Galdós, el Auditorio Alfredo Kraus y el Palacio de Congresos de Canarias están adheridos a la norma ISO 9001:2008, elaborada por la Organización Internacional para la Estandarización, que determina los requisitos para un Sistema de Gestión de la Calidad. La norma ISO 9001 se centra en fijar los procedimientos, procesos y recursos necesarios para ayudar a las organizaciones a controlar y mejorar su rendimiento y conducirles hacia la eficiencia, servicio al cliente y excelencia en el producto a través de la mejora constante.

Estos tres recintos de la capital grancanaria cumplen con una serie de características basadas en el prestigio, la diferenciación, la fiabilidad y el rigor a los establecimientos turísticos certificados.

Prestigio: la marca demuestra el compromiso por alcanzar la plena satisfacción del cliente, cubriendo las necesidades y superando sus expectativas, ofreciéndole un servicio excelente.
Diferenciación: la marca sólo podrá obtenerse por aquellos establecimientos que aseguren unos niveles de calidad establecidos por la norma de calidad de servicios.
Fiabilidad: los mecanismos utilizados para evaluar el cumplimiento o no de los requisitos solicitados por las normas son independientes del propio sector y están diseñados de acuerdo a la normativa intersectorial.
Rigor: para obtenerla es imprescindible superar unas pruebas de carácter objetivo establecidas en los reglamentos y normas.
Promoción: ante los consumidores por las administraciones.

Mediante la medición de estos indicadores se asegura que los servicios ofertados se gestionan correctamente, al tiempo que permiten obtener datos de cuyo análisis se pueden sacar conclusiones aplicables para la mejora continua. Para obtenerlas es preciso superar unas pruebas de carácter objetivo.

Article Categories:
Gran Canaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *