Dic 10, 2015
0 0

Miles de activistas salen a la calle con ‘Personas que actúan por personas’, la mayor campaña por los derechos humanos en 2015

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Millones de activistas y simpatizantes de Amnistía Internacional en todo el mundo participan en la campaña Personas que actúan por personas (#PersonasXPersonas), que tiene lugar entre el 4 y el 18 de diciembre y que se enmarca en la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos (10 de diciembre). El objetivo es recabar cartas y firmas para pedir la libertad de activistas encarcelados por disentir pacíficamente o sacar a la luz abusos contra los derechos humanos.

“En muchos países del mundo, las personas que expresan una opinión que no es del agrado de sus líderes sufren un riesgo cada vez mayor de ser castigadas o enjuiciadas”, declaró Felipe Sanmartín, de Amnistía Internacional en Tenerife. “Ahora más que nunca, tenemos que mostrar nuestra solidaridad con las personas valientes que se alzan por los derechos humanos a pesar de los riesgos. Puede que los defensores y defensoras de estos derechos sean las víctimas inmediatas de la represión, pero todos pagamos el precio si el resultado es una sociedad en la que la gente tiene miedo de decir lo que piensa”.

En Santa Cruz de Tenerife, los activistas saldrán a la calle este sábado, día 12, para sumarse al maratón de firmas con una mesa de recogida en la confluencia de las calles Robayna y del Castillo, entre las 11:00 y las 14:00 horas, igual que en otras ciudades, como A Coruña, Albacete, Barcelona, Cáceres, Córdoba, Lugo, Madrid, Murcia, Santa Cruz de La Palma, Logroño, Tarragona, Toledo o Valencia, entre otras muchas, para pedir:

• La excarcelación inmediata de Fred Bauma e Yves Makwambala, presos de conciencia en República Democrática del Congo. En marzo de 2015, las fuerzas de seguridad irrumpieron en una conferencia de prensa organizada por Filimbi, movimiento juvenil que anima a participar en acciones y debates políticos pacíficos. Fred e Yves, miembros de la organización, fueron detenidos, junto a otras 28 personas. La mayoría fueron liberados, pero ellos continúan encarcelados acusados de formar una banda delictiva y de intentar derrocar al presidente Kabila. No hay pruebas contra ellos.

• La libertad de Rania Alabbasi y de sus 6 hijos (5 niñas, 1 niño) de entre 3 y 15 años. Ella es una dentista de éxito en Damasco (Siria). El 9 de marzo de 2013, unos agentes del Gobierno sirio llegaron a su casa y se llevaron a su marido, dos días después se llevaron al resto de la familia. No se ha vuelto a saber nada de ellos desde entonces. En Siria, al menos 65.000 personas están en paradero desconocido tras haber sido detenidas por las fuerzas estatales o capturadas por grupos armados. Se cree que miles de personas han muerto víctimas de tortura bajo custodia.

“Cuando cientos de miles de personas apoyan a un defensor o a una defensora de los derechos humanos, el impacto es enorme y da a esa persona la fuerza que necesita para seguir con su lucha. También envía a sus opresores el mensaje de que no pueden mantener sus crímenes en secreto y de que el mundo vigila su próximo movimiento. Esta es la esencia de la campaña Personas que actúan por personas, a la que se suma Amnistía Internacional en Tenerife.

En la campaña de 2014 se batieron récords, pues cientos de miles de personas de más de 200 países y territorios enviaron 3.245.565 mensajes que ofrecían apoyo o exigían medidas sobre los casos de 12 personas y comunidades que sufrían abusos contra los derechos humanos.

La campaña ha logrado importantes victorias
El 28 de mayo de 2015, el gobernador del estado del Delta, Emmanuel Uduaghan, indultó y excarceló al sobreviviente de la tortura nigeriano Moses Akatugba tras recibir peticiones de indulto de 800.000 simpatizantes de Amnistía Internacional. Moses había sido condenado a muerte por robo a mano armada tras robar tres teléfonos móviles –delito que dice que no cometió– basándose en una “confesión” obtenida bajo tortura.

“Me detuvieron, me torturaron y me encarcelaron con solo 16 años. Me condenaron a muerte”, dijo Moses en una carta a simpatizantes de Amnistía Internacional. “Sin las miles de cartas que enviaron de apoyo a mi caso, puede que nunca me hubieran puesto en libertad”.

La campaña de 2013, gracias a las miles de cartas y peticiones enviadas por simpatizantes de Amnistía Internacional, consiguió la excarcelación de tres presos de conciencia: El activista camboyano en favor del derecho a la vivienda Yorm Bopha, el líder comunitario de Myanmar el doctor Tun Aung y el manifestante ruso Vladimir Akimenkov.

Amenazas a la libertad de expresión
La campaña Personas que actúan por personas ilustra la presión cada vez mayor a la que se somete a la libertad de expresión al reclamar la libertad de varias personas en prisión o que podrían ser juzgadas como precio por su disidencia pacífica.

Según el Informe Anual de 2014 de Amnistía Internacional, el año pasado casi tres cuartas partes de los Estados (119 países de los 160 incluidos en el informe) restringieron arbitrariamente la libertad de expresión con medidas como la represión de la libertad de prensa, incluidos el cierre forzoso de periódicos, y amenazas y ataques contra periodistas.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *