Nov 23, 2015
0 0

Lanzarote tiene que jugar en primera división

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

En Coalición Canaria ya sabemos lo que hemos hecho bien. Aunque parezca una falta de modestia, sólo hay que mirar los resultados de las pasadas elecciones locales y autonómicas. Pero se acerca un momento histórico para todos nosotros y, siendo autocríticos, hay algo que no hemos hecho tan bien.

No hemos sabido hacerle llegar a los ciudadanos que AHORA, el próximo mes de diciembre, nos la jugamos. Da la impresión de que nuestro futuro, el de todos los que somos afortunados por vivir en esta tierra, venía condicionado por los resultados en las elecciones al Parlamento de Canarias, los cabildos y los ayuntamientos de las islas, algo así como que lo que pasa aquí lo queremos decidir aquí y lo de fuera, que lo decidan los de fuera. Y en parte, es verdad, hasta ahora parece que ha sido así. Por eso debemos intentar que cambien las cosas, pero entre todos. Gobernar en Canarias es importantísimo… pero falta algo. Los canarios no podemos conformarnos con jugar sólo en la liga regional; tenemos que ganar también en primera división y ahora es cuando podemos hacerlo. Sé que mi anterior artículo no gustó a muchos porque utilizaba términos futbolísticos. Pero sé también que llegó a la gente la idea que estoy tratando de hacer entender, que algunos están empeñados en que los que habitamos en esta parte del mundo no participemos en su liga y sean ellos los que siempre decidan por nosotros.

¿Qué más nos da a nosotros que gobierne en Madrid el PSOE o el PP? Si seguramente, gane quien gane, Canarias, como siempre, será una comunidad menospreciada. Y, ¿cree alguien que Ciudadanos o Podemos nos van a tratar mejor? Permítanme que lo dude. No veo a Albert Rivera especialmente preocupado por las necesidades de las Islas y me temo que Pablo Iglesias no tiene la menor intención de pasar por Lanzarote, a no ser que le aseguren media hora de máxima audiencia en una tele, nacional, por supuesto, no en la canaria.

Y como ellos no van a pensar en nosotros, lo tenemos que hacer nosotros, los políticos que queremos llevar la realidad del Archipiélago a Madrid y los ciudadanos que van a elegir quiénes quieren que lo hagan. No es llevar la voz canaria a Madrid como mis compañeros se empeñan una y otra vez en trasladar, es llevar el sentimiento de los que aquí vivimos a la capital, ya tengan acento canario o no lo tengan. El sentimiento de lo diferente, de una región que no se llama ultraperiférica por casualidad, donde desplazarnos fuera de nuestro territorio se convierte en la mayoría de las ocasiones en una auténtica odisea…

Los parlamentarios y senadores del PSOE y del PP que han resultado elegidos en ocasiones anteriores sólo han sido los alumnos obedientes que hacen la pelota a los profesores y a los que nunca se les ocurriría plantear una pregunta incómoda por miedo a bajar nota. Definitivamente, hace falta un partido nacionalista que no tenga miedo a dar una opinión contraria a la que quiere imponer el maestro, hace falta alumnos valientes que estén en el Congreso y en el Senado defendiendo a los compañeros que han dejado en su pueblo.

Ahora se trata de explicar quiénes pueden hacer ese papel y quiénes no, quién es nacionalista y quién no lo es en estos momentos, si es que en alguna ocasión lo fue.

Sin ánimo de ofender, Nueva Canarias ha dejado claro que por un voto MA-TA y que le da lo mismo unirse al bando que sea para lograrlo. Ha tocado el PSOE, pero podría haber sido Izquierda Unida, UPyD o Junts per lo que sea. Lo importante era sumar puntos, como en Eurovisión. Siguiendo el símil del aula de colegio, los parlamentarios y senadores de NC serían el alumno silencioso que se esconde al final de la clase para que no le vean y le pregunten la lección.

Los únicos que seguimos manteniendo el ADN nacionalista somos Coalición Canaria. No puede haber discusión al respecto. Si quieren que las decisiones que nos afectan a todos los canarios sean defendidas por alguien que no debe rendir cuentas, somos sus hombres y sus mujeres.

Decía que no habíamos sabido transmitir la importancia del voto nacionalista en unas elecciones generales; que parecía que estos eran los comicios de los otros, no los nuestros. Rectificar es de sabios y tenemos poco más de un mes para convencer a todos los habitantes de esta fantástica tierra de que el voto útil no es votar al PP o al PSOE, que el verdadero voto útil es apostar por lo nuestro defendido por nuestra gente.

Por lo que a mí respecta, seguiré insistiendo durante este tiempo en que tanto Marci Acuña como yo vamos a dejarnos la piel para que Lanzarote sea algo más que un destino vacacional. Se hablará de Lanzarote en el Congreso y en el Senado para exigir lo que nos corresponde. Pero para eso, necesitamos a todos los que piensan como nosotros, porque sin su apoyo, poco podemos hacer.

Sabemos que podemos ser fuertes pero son todas las mujeres y hombres de Lanzarote los que deben darnos el empujón que la ocasión requiere. Por ello, para todos los que siempre nos han votado y los que nunca lo han hecho pero quieren que se traslade el sentir de esta tierra a Madrid, pido una vez más confianza en este proyecto. Prueben. Nos irá mejor, se lo aseguro. Peor no podría ser.

Oswaldo Betancort
Candidato CC al Congreso

Article Categories:
Lanzarote · Opinión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *