Nov 16, 2015
0 0

Vicente Rodríguez, alcalde de Puntagorda : “La política municipal se hace escuchando”.

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Dice que la política le interesaba cuando ya tenía 14 años. Por aquel entonces el joven Vicente Rodríguez formulaba preguntas al alcalde del municipio de Puntagorda sin pensar que algún día sería él quien ocuparía ese sillón “con esa edad le planteaba reivindicaciones al alcalde, recuerda Vicente; yo entendía la política y la sigo entendiendo como la oportunidad de ayudar a los demás, me he mantenido fiel a ese lema y soy feliz haciéndolo”. Es el político de moda en la isla, él cree que exagero, pero lo cierto es que tras las elecciones del pasado mes de Mayo, Vicente Rodríguez consiguió 10 de los 11 concejales con los que cuenta Puntagorda; así que la pregunta siguiente es saber si el alcalde guarda algún secreto para conseguir arrasar de esa manera en un municipio que apenas supera los 1000 habitantes, “ no hay secretos ni trucos mágicos, me contesta esbozando una gran sonrisa; la clave está en saber rodearse de un buen equipo y yo tengo uno muy bueno. Lo que se ha hecho en Puntagorda no es el trabajo de Vicente, es el trabajo de un gran equipo del que aprendo a diario”.

Escuchando estas palabras del alcalde queda claro que no es para nada un político a la vieja usanza. Y es que hay algo que lo diferencia, y, mucho del resto de sus colegas, el alcalde de Puntagorda es también agricultor. Un sector que defiende a ultranza en su municipio, “la agricultura en Puntagorda es importante; junto a un compañero hace años fundamos una S.A.T. dedicada a la pimienta que es un cultivo muy vinculado a la isla; sigo trabajando en la agricultura y me sigue gustando igual que la política.” Quizás por eso este político del norte ha sabido conectar con sus vecinos porque conoce lo que es trabajar con dureza la tierra y no vive de espalda a los problemas reales de la gente, como si hacen muchos de sus compañeros. Un día de trabajo para el alcalde Puntagorda empieza bien temprano, en muchas ocasiones antes de ir al Ayuntamiento, me asegura, pasa por su finca “hay un dicho entre los agricultores que dice el que a las once no tiene el día ganado es complicado que lo gane, después voy y abro el Ayuntamiento”. Ahora soy yo la que se queda sin palabras porque no me imagino a otros alcaldes abriendo las puertas del Consistorio “claro me dice Vicente, yo tengo que dar ejemplo, llego temprano miro el correo, veo todas las sugerencias que me han mandado desde los departamentos especialmente desde la Agencia de Desarrollo Local y luego ya voy a la calle. Procuro estar lo menos posible en el Ayuntamiento a no ser que por alguna razón mi presencia sea necesaria”.

Y esa cercanía lo lleva a recorrer cada pocos días los barrios de su municipio. Le gusta escuchar a la gente de su pueblo, y, nunca afirma se ha tomado una crítica como algo personal. “Procuro pasar por los barrios todo lo que puedo, entro en un bar me tomo un café o juego una partida con la gente; y ahí fuera del Ayuntamiento los vecinos te cuentan con más tranquilidad sus problemas porque se siente más cómodo en su entorno que en mi oficina; escucho los problemas del barrio, los problemas de la gente, o, las quejas y lo estudio todo; esa es la forma en la que yo entiendo se hace política municipal, escuchando a mis vecinos”.

Uno de los objetivos a lo largo de su trayectoria como edil de Puntagorda, me explica Vicente ha sido “fijar población en el municipio” porque sin ella el pueblo se vería abocado a la desaparición. No es de extrañar que a lo largo de los últimos años, los barrios colindantes con este municipio hayan perdido población en favor de Puntagorda, “pero no es ese el único factor por el que hemos ganado población, me aclara el acalde. De Puntagorda emigró mucha gente a Venezuela, el caso de mis padres, emigrantes que ahora están volviendo. Nosotros debemos favorecer a esa gente que regresa servicios y de esa forma ellos generarán actividad económica porque se quedan aquí “.Poco a poco el municipio se ha equipado con una infraestructura que nada tiene que envidiar a las capitales. Escuela infantil, pabellones en los tres barrios. Un Instituto para la comarca o una residencia para mayores es tan sólo una muestra “Mejorar la calidad de vida de los vecinos y fijar población esos han sido nuestros objetivos, y eso se hace con una infraestructura adecuada. Nadie se imaginaba hace años que desde esta comarca pudieras tener acceso a la Universidad, y, eso hoy es una realidad, yo, por ejemplo, no tuve esa oportunidad; el centro de mayores es el más grande de la isla y es necesario porque nuestros ancianos necesitan de toda nuestra atención en su última etapa, tenemos también pisos tutelados y todo eso lo gestionamos con mucho cuidado” .Sin embargo la joya de todo este equipamiento es sin duda el Mercadillo del Agricultor ; un espacio que promociona y vende los productos agrícolas del municipio sin intermediarios y donde también se da cita la artesanía de la zona. El Mercadillo es cada domingo un ir y venir de turistas, curiosos y consumidores que llegan hasta allí en busca de los productos más frescos. Y es que si hay algo que ha tenido claro este alcalde es que se debe potenciar aquello que tienes en tu municipio y en Puntagorda lo que no falta es ni agricultura ni paisajes; los últimos miradores recién inaugurados al lado del Mercadillo, y que te adentran en el Barranco de Hiscaguán, han revitalizado si cabe aún más este espacio, aunque recuerda Vicente Rodríguez, los inicios fueron duros “la primera vez que hablé del Mercadillo, me dijeron que eso iba a ser mi ruina política. No hice caso. Con la técnica de la Agencia de Desarrollo Local de entonces recorrimos los mercadillos de las islas para detectar los problemas y evitarlos. Puntagorda tiene una producción agrícola muy grande y la mayor ganadería caprina de, si tenemos ese producto muy bueno vamos a ponerlo en valor, lo que no podemos es inventar y traer algo al municipio simplemente porque está de moda, sino reforzar y promocionar lo que tenemos y Puntagorda como dice nuestro lema es encanto rural “.

Aún, me dice hay mucho trabajo por hacer. En la zona del Mercadillo se edificará en un futuro un gran restaurante con vistas al Barranco lo que hará aún más atractiva una visita hasta el norte. Han sido el primer municipio de la isla en finalizar su Plan General, el crecimiento experimentado por el pueblo ha superado en 5 años las previsiones de la Comisión de Ordenación del Territorio, La COTMAC, ahora se encuentran en la corrección del plan para salvar determinados desequilibrios en asentamientos ya agotados. “¿No está cansado, le pregunto?” Para nada, me gusta trabajar y estoy acostumbrado a hacerlo desde que era un chiquillo. Hay muchas cosas por hacer aún por ejemplo tenemos que terminar la red de riego para favorecer la producción, también hay que concluir la avenida hasta el Mercadillo y hay que solventar el gran problema de la comarca norte, tenemos carreteras dela Era de La República, sonríe, son carreteras inseguras aunque, afortunadamente, la gente solo ve la magnífica vegetación que las rodea, pero es un factor a tener muy en cuenta y que nos perjudica en el desarrollo de muchos aspectos en el norte”.

Estoy completamente segura que Vicente Rodríguez si se lo propone conseguirá mejorar las vías a la comarca norte antes de que finalice la legislatura que acaba de comenzar. Ha sido, les aseguro, una conversación muy distendida con un político de verdad del que, en mi opinión, muchos otros que se denominan políticos deberían tomar ejemplo. Yo por mi parte me declaro fan de Vicente Rodríguez, el alcalde de Puntagorda.

Article Categories:
Canarias · Entrevistas · La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *