Nov 9, 2015
0 0

Los vehículos ya pueden circular de día por la carretera de El Rejo

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

El Cabildo Insular de La Gomera anunció este lunes que ya pueden transitar todos los vehículos por la carretera del Rejo CV-14 en horario de 7 de la mañana a las 7 de la tarde mientras finalizan las obras que actualmente se están ejecutando. En el caso de los vehículos de emergencias está previsto que puedan circular en cualquier momento de la noche con el objeto de atender cualquier circunstancia que pudiera darse.

En este sentido, la Institución Insular ruega extremar la precaución al circular por este tramo de la carretera puesto que se irá facilitando el paso mediante señalizaciones.

Está prevista la apertura completa de la carretera CV-14 una vez finalicen los últimos trabajos y se compruebe la seguridad de los mismos. Este proyecto, que es conforme con las especificidades ambientales y las impuestas por el órgano rector del Parque Nacional de Garajonay, nació a raíz de los desprendimientos localizados en la vía tras las lluvias del mes de noviembre de 2014 y el peligro que implicaba para los usuarios desde entonces.

El talud sobre el que se está trabajando está situado en kilómetro número cuatro de esta vía. La carretera transcurre a media ladera con grandes taludes verticales y subverticales de alturas superiores a los 60 metros en muchos de los casos, entre el cruce con la GM-1 y el acceso al caserío de El Cedro.

La CV-14 atraviesa el denso bosque de laurisilva que forma parte del Parque de Garajonay y su orientación hacia el norte provoca que esté afectada de manera casi continua por la humedad que transporta la niebla y el viento que asciende por los barrancos de El Cedro y Monforte. Hay dos formaciones bien diferenciadas presentando en la parte superior coladas de basaltos muy fracturadas, situación que agrava la inestabilidad del talud ya que dichas coladas descansan sobre una formación de brechas piroclásticas.

Los trabajos que se han estado efectuando consisten en el despeje y desbroce, con la retirada de la cobertura vegetal suelta y la vegetación inestable en la cabecera del talud. Procediendose posteriormente al desmonte que consiste en la retirada por medios mecánicos de la fracción suelta e inestable de las capas superiores del talud. A todo ello le ha seguido el reperfilado del talud, de manera que disminuya la pendiente de la parte superior compuesta por los materiales más inestables.

Article Categories:
La Gomera

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *