Oct 22, 2015
0 0

El Gobierno de Canarias suma una nueva granja avícola a las 264 explotaciones ganaderas legalizadas

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

El Gobierno de Canarias sigue trabajando en la regularización de explotaciones de ganado del Archipiélago. Hasta la fecha, un total de 264 instalaciones se han acogido al proceso de legalización contemplado en la Ley 6/2009, de 6 de mayo, de Medidas Urgentes, que permite la legalización urbanística de las explotaciones ganaderas canarias en situación alegal, que cumplan con los requisitos que establece la legislación en materia de seguridad jurídica, sanitaria, ambiental y de bienestar animal, permitiendo así su acceso a las ayudas destinadas al fomento de dichas granjas.

La última explotación regularizada en Consejo de Gobierno se encuentra en el municipio de Moya, en Gran Canaria. Se trata de una granja avícola de puesta con una superficie construida de 9.719 m², en una parcela de 25.422 m². Es propiedad de Fulgencio González Montesdeoca y cuenta con 76.000 gallinas, cuya producción de huevos se comercializa a través de una importante cadena de hipermercados.

Esta explotación, en funcionamiento e inscrita en el Registro de Explotaciones Ganaderas, se ejecutó con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 9/1999, de 13 de mayo, de Ordenación del Territorio de Canarias, y experimentó con posterioridad a dicha fecha una ampliación del 1,79% de su superficie como consecuencia de mejoras zootécnicas, es decir, que no superan el límite legal exigible. Asimismo, se asienta en suelo rústico de protección agraria y cuenta con la correspondiente Autorización Ambiental Integrada. Como establece la legislación, se ha dado audiencia al ayuntamiento y al cabildo insular y se ha cumplimentado el correspondiente trámite de información pública.

Dicha legalización autoriza la actividad de la granja, las edificaciones y las instalaciones ganaderas de las explotación, con carácter definitivo, pero establece una serie de actuaciones de carácter sanitario, ambiental, funcional, estético y de bienestar animal que la granja debe cumplir-entre las que se encuentran el pintado de los distintos edificios, mejorar los exteriores para facilitar la limpieza de los mismos o disponer de un habitáculo donde puedan aislar y tratar a posibles animales enfermos, etc.- para obtener dicha regularización y que deben realizarse en el plazo de 18 meses, aunque podrán prorrogarse durante nueve más.

Numerosas instalaciones que hoy constituyen grandes explotaciones de ganado han surgido de forma más o menos espontánea, muchas veces como procesos de reconversión funcional a partir de actividades tradicionales, que en la actualidad se encuentran en una indeseable situación de irregularidad. Por otra parte, el rápido proceso de crecimiento del sector ha entrado en conflicto, en ocasiones, con las necesarias políticas de ordenación y protección del suelo y del medio ambiente. Esta cuestión ha preocupado al Ejecutivo canario, que trabaja para fomentar la legalización de un gran número de explotaciones, trámite que se traduce en seguridad para los ganaderos del Archipiélago.

 

Article Categories:
Gran Canaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *