Sep 30, 2015
0 0

La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente edita un cuaderno especial dedicado a los árboles y bosques singulares de Canarias

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Dragos monumentales, pinos centenarios, sabinas y acebuches junto con la exclusiva laurisilva canaria cuentan desde hoy con una nueva publicación divulgativa que se distribuirá junto con las revistas GEO y Muy Interesante en un encartado especial dedicado al proyecto LIFE+ ‘enArbolar, Grandes Árboles para la Vida’. También se enviará gratuitamente a bibliotecas, centros de investigación y de gestión de los principales espacios naturales del Estado.
El cuaderno es el último de los cuatro editados por la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente con la intención de difundir la importancia medioambiental y cultural del arbolado monumental y los bosques maduros como reductos de biodiversidad, testigos del cambio climático, generadores de paisaje, dinamizadores de las economías rurales y herramientas de educación medioambiental. El primer cuaderno se dedicó a los árboles únicos y bosques muy especiales de la España atlántica y pirenaica, el segundo puso el foco en el patrimonio forestal de la España mediterránea, mientras que el tercero se centró en la riqueza arbórea de la España interior.
Esta acción editorial forma parte del proyecto LIFE+ ‘enArbolar, Grandes Árboles para la Vida’ (BIGTREES4LIFE), promovido por la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente y cofinanciado por el Programa LIFE+ de la Unión Europea y la Diputación de Valencia a través del Departamento de Árboles Monumentales de IMELSA.
“Perlas de biodiversidad que se erigen sobre volcanes contra viento y marea, albergando un número insólito de endemismos”. Así describe a estos árboles canarios tan especiales Odile Rodríguez de la Fuente, directora de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente (FFRF). En su prólogo Odile recuerda igualmente la importancia de jardines botánicos como el de La Orotava o el Jardín Canario “por su valor intrínseco en cuanto a sus trabajos de conservación y sensibilización, además de por su aportación al desarrollo local y el turismo”.
En parecidos términos se expresa Stefan Leiner, jefe de la Unidad Nature de la Dirección General de Medio Ambiente, en la Comisión Europea. Como destaca en un artículo escrito para este cuaderno, “la región macaronésica es una de las zonas de mayor biodiversidad de Europa. Sólo aquí encontramos aún bosques de laurisilva, auténticas reliquias de la Era Terciaria que albergan gran variedad de especies, muchas de ellas exclusivas de estas islas como las palomas turqué y rabiche”.
Por su parte, Bernabé Moya, director del Departamento de Árboles Monumentales de la Diputación de Valencia – Imelsa, advierte de la escasa protección específica y cuidados especializados que reciben los árboles ancianos en la vieja Europa, “lo que explica que a lo largo del último siglo haya desaparecido el 80% de ellos en el medio natural, forestal, agrícola y urbano”.
El cuaderno está estructurado en una serie de capítulos que siguen el mismo esquema en toda la colección. En éste dedicado a Canarias, el drago tiene un tratamiento muy especial como ‘árbol tótem’. A él dedican varias páginas de extraordinario interés las dos personas que más saben de la especie en el mundo: el catedrático Wolfredo Wildpret, Premio Canarias de Investigación 2011, y la doctora en botánica Victoria Eugenia Martín-Osorio. Se explica sus orígenes, la existencia de dos especies diferentes y exclusivas en el Archipiélago, usos e incluso valor medicinal. También aspectos tan increíbles y poco conocidos como el que la morfología de las ramificaciones del tronco del drago guarda unas proporciones que pueden considerarse como “dractales”, término que procede de los fractales en los que una figura geométrica se repite en el espacio a distintas escalas. Una excelente combinación natural entre arte, geometría y matemáticas que pone de manifiesto la relación pitagórica de la estructura de las ramas del drago en los denominados ‘fractal trees’.
En este cuarto cuaderno el geógrafo y director del proyecto BIGTREES4LIFE César-Javier Palacios hace además un repaso a los diferentes hábitats y espacios protegidos en Canarias como parte de la Red Natura 2000 europea, la más extensa y completa del planeta.
Como complemento se incluyen en la publicación códigos QR que permiten ampliar contenidos en la página web del proyecto. En ellos se exponen en detalle normas de protección jurídica específica de este tipo de arbolado, direcciones de interés y principios de buenas prácticas a la hora de protegerlos, conservarlos y difundirlos. Además, un visor permite saber cuáles son los árboles más asombrosos de Canarias y localizarlos con total exactitud a través de la App para teléfonos móviles enArbolar, BIGTREES4LIFE.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *