Sep 23, 2015
0 0

Quintero anuncia que realizará convocatorias anticipadas de las subvenciones del PDR “más urgentes”

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, anunció hoy en el Parlamento que este Departamento realizará convocatorias anticipadas de las líneas de subvención del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 “que se han detectado que son más urgentes”, y señaló que ya se está trabajando en las referentes a modernización de explotaciones agrarias, primera instalación de jóvenes agricultores y ganaderos, y aumento del valor añadido para que puedan convocarse a final de año.

En el Pleno, el titular del Área explicó que el PDR es uno de los instrumentos más importantes con los que cuenta la Consejería hasta 2020 para el progreso y mejora del sector primario del Archipiélago, para el que supone una inversión pública total de 185.294.118 millones de euros, de los que 157.500.000 corresponden a los fondos FEADER y 27,8 millones de euros a cofinanciación estatal.

La asignación de estos fondos persigue un sector agrícola más equilibrado desde el punto de vista del territorio y el medioambiente, más respetuoso con el clima, más resistente a los cambios climáticos, más competitivo y más innovador en los territorios rurales; objetivos que, además, desde la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias se consideran fundamentales para el sector agrario.

Esta programa fue aprobado el pasado 25 de agosto por la Comisión Europea después de un duro trabajo conjunto entre el Departamento regional y este organismo europeo, y tras muchas consultas que han desembocado en cambios y adaptaciones para conseguir el mejor documento posible.

“Creo que, tenemos un buen documento con el que trabajar para el desarrollo rural de Canarias y para que éste desemboque en una mejor integración tanto social como económica de las zonas rurales; el programa ya está aprobado y nosotros ya nos hemos puesto a trabajar. Esperamos alcanzar los acuerdos necesarios para que la implementación de este programa consiga sentar las bases de un entorno rural mejor y que ofrezca más oportunidades a quienes en él residen”, comentó Quintero.

Este texto partía de un análisis exhaustivo de las debilidades, las fortalezas, las amenazas y las oportunidades que Canarias tiene, un análisis que muestra el potencial de un sector que ha conseguido sobrevivir a la crisis y ahora tiene que empezar a crecer. La complejidad del documento, debido a las características diferenciadas y particulares de cada una de las islas, hizo que se intensificaran los contactos y el trabajo, como también incrementó el tiempo de redacción.

“Quiero destacar que una vez aprobado, el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, elogió el esfuerzo realizado por los redactores, que ha sido personal de la Consejería, y el programa final”, manifestó el consejero.

El PDR es mucho más que las líneas de financiación que se convocan de forma directa, es, por ejemplo, el apoyo a actuaciones de todas las administraciones públicas para preservar el entorno rural (agricultura y silvicultura) y el medio ambiente, o acciones relacionadas con el asesoramiento y la formación, las energías renovables y el aprovechamiento de los residuos.

“A veces pensamos que instrumentos como este son importantes por las subvenciones directas que contienen; sin embargo, es más importante por el desarrollo integral que contempla para las zonas rurales y por la implicación que demanda de otras administraciones a la hora de conseguir unos fines comunes aunque diferenciados según cada isla”, dijo el titular del Departamento.

“Insisto, para nosotros es muy importante que este documento de casi mil páginas contemple las especificidades de cada isla; ese ha sido uno de nuestros empeños en la redacción del plan”, añadió.

Objetivos

En total, son seis los objetivos que incluye este programa, fines que coinciden con lo que el Gobierno de Canarias considera necesario para el desarrollo rural del Archipiélago, para lograr una mayor rentabilidad y competitividad del sector, y el aumento del autoabastecimiento.

1. Fomentar la transferencia de conocimientos y la innovación en la agricultura, la silvicultura y las zonas rurales. Esta prioridad transversal se abordará a través de medidas de apoyo a la formación; más de 1.100 participantes recibirán una formación y se ejecutarán 228 proyectos de cooperación. La formación es primordial en los planes de Legislatura de la Consejería; ésta, unida a la transferencia de conocimiento hacia la agricultura puede convertir al sector en más competitivo y rentable.

2. Incrementar viabilidad de las explotaciones, competitividad del sector agrícola, fomento de las tecnologías agrícolas innovadoras y gestión forestal sostenible.

Fomentar la modernización de las explotaciones y el relevo generacional son algo prioritario para el Gobierno de Canarias y, para ello, los jóvenes canarios podrán iniciar la actividad con casi el 100% de la inversión cubierta al inicio y con un gran porcentaje los primeros años. El sector primario canario es uno de los más envejecidos de España y es importante revertir esa situación logrando que los jóvenes vean en el campo una salida laboral digna y de futuro.

Cabe destacar que las personas de hasta 40 años podrán acogerse a estas compensaciones siempre y cuando sea la primera vez que ponen una actividad de estas características en marca.

3. Fomentar la organización de la cadena alimentaria, incluyendo la transformación y la comercialización de los productos agrícolas, el bienestar animal y la gestión de riesgos en el sector agrícola. A través de esta medida se fomentará la participación de los agricultores en regímenes de calidad, mercados locales y cadenas de suministro cortas, de forma que se facilite el acceso al mercado y se mejore la rentabilidad. Una mayor rentabilidad es algo que los profesionales del sector agrícola vienen demandando desde hace mucho tiempo y, pese a que Canarias cuenta con productos de una calidad extraordinaria, es necesario situarlos mejor en los mercados. En este sentido, el Ejecutivo regional confía en que los instrumentos que facilita este programa consigan mejorar esa rentabilidad de forma paulatina.

4. Restaurar, conservar y mejorar los ecosistemas relacionados con la agricultura y la silvicultura. La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas considera que es necesario potenciar métodos de gestión que beneficien al medio ambiente, de ahí que el programa contenga una fuerte apuesta por mejorar la gestión hídrica y, por supuesto, la del suelo. Si se gana en eficiencia los productos canarios ganarán en calidad y, por lo tanto, mejorarán su posición en el mercado. El Departamento ya ha comenzado en trabajar en las medidas que persigue este objetivo y, recientemente, el director general de Agricultura celebraba una reunión con los representantes de las Reservas de la Biosfera y los consejeros del área de los cabildos insulares. En esa reunión, se acordó realizar un convenio plurianual para poner en marcha las medidas del PDR que tienen que ver con la renovación de población en zonas rurales y las inversiones para el desarrollo de zonas forestales.

5. Eficiencia de los recursos y fomento del paso a una economía baja en carbono y capaz de adaptarse al cambio climático. Para ello, el programa incluye una serie de medidas e inversiones destinadas a mejorar la eficiencia energética y el desarrollo de las energías renovables, además, como ya contempla el objetivo anterior, el uso más racional del agua, algo muy importante para un territorio como Canarias. El Ejecutivo regional coincide con el documento en que la agricultura del Archipiélago puede ser más sostenible, que se debe fomentar el aprovechamiento de residuos mediante una mejor gestión y aumentar la sostenibilidad de las explotaciones canarias.

6. Inclusión social y desarrollo local en las zonas rurales. Los grupos de acción local tendrán, una vez más, protagonismo y pondrán en marcha las estrategias de desarrollo que diseñen. Cerca de 356.000 habitantes de las zonas rurales de las Islas se beneficiarán de estas iniciativas locales encaminadas también a la mejora del empleo. Es preciso optimizar la forma en la que los fondos se gestionan por parte de estos grupos, y se conoce la necesidad de buscar fórmulas para hacer el gasto más efectivo, aspectos en los que ya está trabajando la Consejería de Agricultura.

Estos seis ejes van dirigidos a mejorar la rentabilidad y la competitividad, aumentar la profesionalización del sector, la transferencia de conocimiento y la investigación aplicada al campo, el fomento del asociacionismo, el desarrollo de las zonas rurales y la eliminación de la brecha a la que se enfrentan quienes viven en esas zonas, sin olvidar algo tan importante como la revitalización de las zonas deprimidas.

“Soy consciente de que son objetivos muy ambiciosos y por eso comenzamos a trabajar desde el mismo día 25 en acelerar la puesta en marcha de las medidas que harán posible la puesta en marcha del PDR”, indicó el consejero en la sesión.

El sector primario es primordial para Canarias por las personas que trabajan en él, porque sustenta un sector agroalimentario estratégico que supone la mayor industria de las islas, y por el papel que la agricultura y la silvicultura desempeñan en la conservación de nuestro medio ambiente y de nuestro paisaje, unos valores fundamentales para el turismo.

En este sentido, el PDR va más allá de lo que representa el desarrollo económico de un sector, es una herramienta más para promover la inclusión social y luchar contra la pobreza, además de luchar contra cualquier forma de discriminación.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *