Ago 26, 2015
0 0

El proyecto ‘Emplea Agrícola’ destina los productos alimentarios a las familias con menos recursos

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Emplea Agrícola 2Una quincena de personas desempleadas del municipio son beneficiaras desde hace ocho meses del proyecto ‘Emplea Agrícola 2014’, cuyo objetivo es la inserción laboral a través de la cualificación y la práctica profesional en el sector agrario. Esta semana, la concejala de Desarrollo Local y Sector Primario, María Luz Fernández Martín, realizó una visita a este grupo de trabajadores que desarrollan este taller en la finca de titularidad municipal ‘Las Crucitas’.

Durante el encuentro, la responsable municipal, acompañada de técnicos de la Agencia de Empleo y Desarrollo Local, impartieron una charla al grupo de trabajadores sobre conocimientos básicos de emprendiduría y su futura incorporación al mercado laboral. Según explica Fernández, este programa se encuadra en los Proyectos de Formación en Alternancia con el Empleo (PFAE), que pretende aprovechar los planes de la Estrategia Canaria de Formación y Empleo 2012-2014, y crear un contexto favorable de creación de empleo, mediante la mejora de la cualificación, para así elevar el grado de empleabilidad de la población desocupada del municipio.

La edil destaca que esta iniciativa pretende, entre otras cosas, paliar las necesidades de productos alimentarios entre las familias más necesitadas del municipio; en este sentido, señala que los alimentos generados por el alumnado en el desarrollo de las prácticas formativas son destinadas a los hogares con menos recursos, por medio del área de Servicios Sociales, que se encarga de distribuirlos entre aquellas personas en situación de emergencia social a través del banco de alimentos municipal, Cáritas, la Asociación Virgen de la Esperanza o Cruz Roja.

‘Emplea Agrícola’ se desarrolla en la finca Las Crucitas, situada en la carretera de San Isidro a Granadilla, y dispone de una superficie de cultivo superior a los 10.000 metros cuadrados, entre la que encontramos zonas protegidas bajo malla, zonas al aire libre con cultivos ya implantados y zonas limpias en las que comenzar desde cero todo el proceso agrícola. La finca se encuentra en medianías, a una altitud aproximada de 600 metros sobre el nivel del mar. Los bancales de cultivo tienen una superficie en torno a los 1.500 metros cuadrados de media cada uno y predomina el suelo de jable.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *