Ago 24, 2015
0 0

“MESSERSCHMITT” aún se le recuerda enla Base Aérea de Gando (GRAN CANARIA)

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAntonio Estupiñán Sánchez (*)

La aviación militar española (aviones de hélices) tuvo su apogeo durante la guerra civil española (1936/1939), durante la contienda civil la buena amistad que reinaba entre el general Franco y su homólogo Alemán Adolfo Hitler benefició indudablemente a la victoria franquista sobre las fuerzas republicanas, gracias al poderío militar y aéreo de la entonces valiosa ayuda alemana a Franco. Una vez finalizada la guerra civil española sobrevino (casi de inmediato) la temible II guerra mundial (1939 / 1945). España que había salido de su reciente guerra civil no participó en la conflagración mundial, excepto de su famosa ayuda voluntaria de la “División Azul” que Franco envió a Alemania, quizás en agradecimiento por su gran ayuda militar que sirvió victoriosamente a las filas franquistas. En nuestro país la II gran guerra mundial tuvo sus efectos importantes a través de los aliados, sufriendo nuestro país y particularmente nuestras islas canarias una especie de bloqueo por mar. En esos fatídicos años nuestras islas canarias se preparó para su auto defensa por si los aliados nos invadieran nuestras islas (que figuraban en zona estratégica para las rutas a América y norte de África), testigos directos fueron numerosas trincheras de ametralladoras y artillería costera que se ubicaron en todo el archipiélago canario especialmente en Gran Canaria por su cercanía al continente africano siendo las zonas de la Isleta, Bahía de Gando y Arinaga, donde fuertemente armado llamando poderosamente la atención los famosos “nidos de ametralladoras costeras” en el norte y este de la isla.

LA ESTRATEGICA BASE AÉREA DE GANDO

En la Base Aérea de Gando (ubicada en la zona costera entre los municipios Gran Canarios de Telde e Ingenio), después de la II guerra mundial, los diversos aviones militares en su mayoría de origen alemán estuvieron en nuestra base durante muchos años hasta bien entrado la década de 1970. El responsable de este artículo hizo el servicio militar en 1962, en esa época estaba en nuestra base aérea de Gando una gran escuadrilla de aviones militares (más de 50 aviones) de diversos modelos donde destacaba y llamaba poderosamente la atención el que fuera célebre caza de combate “Messerschmitt” (M – 109) de origen alemán, nosotros le conocíamos por (Meyser) por su difícil pronunciamiento, Antonio Estupiñán Sánchez era vecino cercano a la base aérea de Gando, es natural de Carrizal de Ingenio (a unos tres kilómetros de dicha base). Estos famosos aviones de combate cuya hélice era de gran tamaño su velocidad era de 600 / 700 kilómetros hora y en sus maniobras lanzado en picado su velocidad se acercaba a los 1000 kilómetros hora, recuerdo cuando en esa época estos aviones casi siempre en formaciones de 4 y 6 aviones se acercaban a la base para aterrizar, siempre giraban (hecho curioso, hoy prohibido) hacia la zona de Malfú y en su recorrido de aproximación a la cabecera de la pista de aterrizaje pasaban siempre sobre el casco urbano del Carrizal (15.000 habitantes), en ocasiones lo hacían tan bajos ( a unos 100 metros sobre el nivel de las viviendas) que los vecinos del Carrizal veíamos perfectamente a los pilotos. Estos famosos aviones de caza en sus maniobras utilizaron como “blanco” el famoso “Roque de Gando” para sus prácticas de fuego real, llegándose a oír el estampido de sus ametralladoras hasta una distancia de diez kilómetros. La gran dificultad de estos aviones era al aterrizar ya que tenía una gran elevación en su parte delantera debido a la potencia de su gran hélice, lo cual dificultaba al piloto que tenía que hacer el “zin – zas” para poder ver, muchos de estos aviones sufrían constantemente serios desperfectos por esta causa al aterrizar.

Digamos finalmente que este avión caza / combate fue un autentico terror para los aliados en la II Guerra Mundial, sin embargo tenía unas características especiales desde el punto de mira fotogénico en su diseño por las colosales dimensiones de sus temidas aspas.

(*) Ex decano de los corresponsales de la Prensa escrita en Gran Canaria (Hoy

articulista en los Medios digitales de Información).

Article Categories:
Artículos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *