Ago 16, 2015
0 0

La Virgen Del Pino miró cara a cara sus vecinos

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

IMG_5244Una romería con mucha historia la celebrada ayer en el municipio de EL Paso en torno a la imagen de Nuestra Señora Del Pino, concentro algo mas de treinta mil personas (según distintas fuentes), en los más de cinco kilómetros que unen la ermita de la virgen y el casco de la ciudad de El Paso. Canticos, aves, bailes y vítores para el reencuentro de los pasenes con su virgen.

La Virgen de El Pino es una figura mariana católica que se venera en la ermita del mismo nombre, situada en las laderas de Cumbre Nueva, la tradición cuenta que en los tiempos de la Conquista, unos soldados de Alonso Fernández de Lugo que descansaban a la sombra del descomunal pino, ya que esta estratégicamente ubicado, uno de ellos se subió al gigantesco árbol y quedó sorprendido al encontrar entre sus ramas una bella imagen, que no era otra que la imagen de la Virgen del Pino.

La historia documentada cuenta que en el camino real, que unía por la cumbre las dos vertientes este y oeste de la Isla, existía un árbol majestuoso, en 1876 se construyó una pequeña capilla de mampostería por devoción de María Magdalena Rodríguez, que fue conocida popularmente como Magdalena del Pino y que durante años fue la ermitaña del lugar.

En 1927 se colocó la primera piedra de la actual ermita, por parte de las primeras autoridades religiosas y civiles y público en general, en terrenos donados por los vecinos, que además crearon una comisión para recaudar fondos para su construcción. El 30 de agosto de 1930 se bendijo una nueva imagen de la Virgen de El Pino, también adquirida por suscripción popular, en la iglesia de Nuestra Señora de Bonanza.

Desde 1955, y cada tres años, se celebra en el mes de agosto la Bajada de la Virgen del Pino de El Paso en la que la imagen se traslada hasta el casco antiguo del municipio, retornando a su ermita la víspera de su celebración, en septiembre. La fiesta de la Bajada se inició a instancias de una iniciativa ciudadana, destacando la figura de Braulio Martín Hernández, Hijo ilustre y Cronista oficial de la Ciudad. Del carácter profesional de la bajada se pasa en 1958 al que perdura en la actualidad el de romería. Aunque mucho antes hay constancia de la celebración de la cena de magos y la verbena típica.

Un hecho importante, es el hermanamiento de la ciudad de El Paso con la Villa de Teror, motivado por la existencia de sólidos vínculos históricos, culturales, religiosos, sociales, etc. Villa donde se sembró un plantón de árbol del pino de la virgen.

Para cerrar la jornada tres la gran romería de 2015, los romeros y romeras se encontraron a un municipio volcado en vivir la fiesta como si no hubiera un mañana, viva la virgen del Pino y viva las gentes de El Paso.

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *