Ago 4, 2015
0 0

LOS GRANDES PINTORES CANARIOS

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Foto Expo
¿Se imaginan poder disfrutar de una obra del pintor Cristino de Vera junto a obras del genial Óscar Domínguez o del inimitable César Manrique? Son tan sólo tres de los artistas que junto con otros 16 pintores canarios más componen la colectiva que bajo el título Grandes Pintores Contemporáneos Canarios se expone en el espacio interpretativo Enano, situad en la Casa de Monteverde. “Se trata, sin duda de una de las exposiciones más importantes desarrolladas dentro del período festivo de la Bajada de La Virgen”, asegura Pedro Ferreiro, promotor de la idea.

Y evidentemente sí que lo es; nunca antes en la isla se había tenido la posibilidad de disfrutar de una muestra de la obra de los pintores canarios contemporáneos más representativos; algunos de ellos, como el caso de César Manrique, todo un icono del arte en Canarias, o del llamado Chopin de la acuarela, Guillermo Sureda, el mejor exponente canario de este género, y, cuya obra es admirada por los amantes del realismo. Junto a estos nombres otros igual de importantes como López Ruiz, Martín González, Vicente Muller, o, Julio Pestano entre otros. “En mi cabeza, desde hace años, rondaba la idea de realizar una exposición de esta magnitud, en la que fuera posible disfrutar del talento de los pintores más importantes del Archipiélago, y, si bien, es cierto, que el programa cultural de la Bajada ha contado con numerosas exposiciones individuales, ninguna de ellas, cuenta con el prestigio de esta muestra colectiva”, explica Ferreiro.

Lo que la exposición presenta, sin duda, es el talento de los artistas canarios, desconocido, en gran medida por el público, junto con la pasión por la pintura que desprende Pedro Ferreiro y que surge desde su más tierna infancia. “Yo iba a clase de pintura y dibujo cuando era un niño en Argual. Mi profesora, se llamaba Emma, recuerda. Era la única profesora de dibujo en aquella época. Con ella fuimos muchos de mi generación. Algunos hicieron Bellas Artes y otros iban para tenerlos entretenidos los sábados por la mañana”, se ríe. En su caso las clases de dibujo dejaron paso al diseño de joyas con su emblemático e-nano a la cabeza. Las obras expuestas, explica Ferreiro, pertenecen a dos únicos coleccionistas, una parte corresponde a los herederos del pintor grancanario Pablo Martín y la otra al galerista José Meliá. Traerlas hasta La Palma, lejos de haber sido complicado, ha resultado mucho más sencillo de lo esperado. “La logística para montar esta exposición, ha sido, bastante fácil. Yo mismo me he encargado de recoger los cuadros en origen; se han embalado con toda la seguridad que estas obras necesitan y se devolverán en las mismas condiciones cuando clausuremos la exposición”. Curiosamente, una aventura, que no ha contado con el respaldo del Ayuntamiento de Santa Cruz de la Palma que no ha querido incluir esta muestra en el Programa de Arte Lustral elaborado para la ocasión; “lo solicitamos con antelación, pero no se nos tuvo en cuenta”, lamenta Pedro Ferreiro.

Lejos de que este hecho pueda desanimarle, me asegura, le da, incluso, más fuerza para seguir trabajando en proyectos de este tipo porque las visitas, me dice, han ido mejor de lo esperado. Son muchos los visitantes que se han acercado hasta la Casa Monteverde para ver el Espacio Interpretativo del Enano, un rincón que recoge el origen histórico de la Bajada de la Virgen de Las Nieves junto a su enano. La muestra colectiva en la sala de exposiciones que este bello edificio neoclásico alberga en su planta superior; “no hacemos recuentos diarios, pero sí que hemos hecho algún que otro barrido a través de las cámaras; hemos contado unas 3000 personas hasta finales de Julio; se trata de una cifra importante “. Público que también ha comprado algún que otro lienzo, comenta Ferreiro, ya que todo fin último de una exposición es la venta “se han vendido varios cuadros, diría que más de los esperados, porque son obras muy caras”. No todos los días uno tiene la oportunidad de disfrutar de un trabajo de Cristino de Vera, el metafísico de la luz, cifrado en 10.000 euros.

Hasta el 15 de Agosto, aún hay tiempo para visitar esta muestra que será irrepetible, pero los planes de Ferreiro para esta sala de exposiciones sólo acaban de empezar. “Cuando termine la colectiva, descansaremos unas semanas.” En Septiembre serán 20 acuarelas de Pablo Martín las que vistan las paredes de la sala de la Casa de Monteverde “ Se trata de un acuarelista excepcional, conocido y apreciado sobre todo por el público de Gran Canaria, comenta Ferreiro; sin embargo es poco conocido porque aunque tiene una obra muy amplia no le gustaba vender”. Su idea más ambiciosa abrir este espacio de exposición de forma gratuita a los artistas canarios y palmeros en particular, “me gustaría que estas salas tuvieran permanentemente exposiciones; invito a los artistas canarios a que contacten con nosotros porque estaremos encantados de brindarles este espacio que además cuenta con una de las mejores vistas al mar”.

Y sentados frente a esa espectacular vista, sólo me resta por preguntar a Pedro Ferreiro que cuadro de la exposición es su favorito,”el de César Manrique, me contesta de inmediato y una marina de Pablo Martín. Dos cuadros completamente antagónicos de los que ustedes, si aún no lo han hecho deberían disfrutar.

Article Categories:
Artículos · La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *