Ago 2, 2015
0 0

LAS ÑAMERAS DE LA ISLA DE LA PALMA

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Antonio Estupiñán Sánchez (*)
La Palma, la isla bonita, la isla verde, es la más rica del archipiélago canario en el líquido elemento del agua como fuente de vida en el medio natural. La Palma “Reserva Mundial de Biosfera”, conserva unas bellezas impresionantes en el mundo vegetal y botánico, como lo son también sus profundos valles y barrancos en contraste con las altiplanicies y altas zonas montañosas de tupida vegetación que son atravesados en diminutos lugares por múltiples caminos y senderos reales.
Se puede decir que en la isla de La Palma todo reluce, todo vale y sus valiosas tierras lo cultivan todo y dentro de estos cultivos llama poderosamente la atención las múltiples plantaciones de ñameras, especialmente en el noreste (Barlovento, Los Sauces/San Andrés, La Galga, Puntallana y otros lugares del centro y noroeste de la isla.
El ñame es un tubérculo desconocido por muchos canarios y turistas que nos visitan, su nombre científico es “colocasia esculenta” y existe en todo el planeta unas 150 variedades, los ñames de La Palma exporta este formidable tubérculo a todas las islas, especialmente a Gran Canaria, el ñame es rico en hidratos de carbono, fibra, magnesio, cobre y las importantes vitaminas B1 y C y se le atribuyen valores medicinales como antiinflamatorios y anti-espasmódico, supuestamente en la reproducción humana, se dice que éste tubérculo puede aumentar la posibilidad de tener “gemelos”.
El ñame es de origen asiático y su cultivo data de hace unos ocho mil años, a través de los siglos se extendió sus cultivos a Oceanía, África y América pre-colombina, sin embargo su introducción en las islas canarias es desconocido, aunque siempre sobresalen diversas versiones de antiguos escribanos y actuales escritores con ánimo de lucro, no obstante el principal campo de cultivo de ñameras están en La Palma, por la sencilla razón del factor humedad/agua muy necesario para su cultivo. También encontramos ñameras en otras islas como en La Gomera, Tenerife y Gran Canaria, en esta última isla las vemos en las húmedas zonas de la Cuenca de Tejeda, barranco de Los Cernícalos (Telde) y barranco de Guayadeque (Agüimes – Ingenio). En Guayadeque hace varios siglos existía una curiosa danza sensual nocturna al ritmo de un tambor, conocida por el “pámpano roto”, donde los protagonistas (hombre y mujer) danzaban desnudos y sólo cubierto con “hojas de ñameras” que protegían sus atributos sensuales, en nuestros días las agrupaciones folklóricas los rememoran “bien vestidos”.
El ñame es objeto de investigación científica, donde se están recabando nuevos conocimientos útiles tanto en la medicina como en las artes culinarias, conviene destacar a foros internacionales que ha alabado este prodigioso tubérculo donde versan propiedades en múltiples recetas como una….”delicatessen”.
En nuestra gastronomía canaria, el ñame es pieza fundamental en el exquisito potaje de berros, en las sopas y también se emplea en las ensaladas y dulces. Existe una amplia gama gastronómica internacional (especialmente en Hispano América) donde el ñame es el verdadero protagonista en múltiples platos culinarios. Tenemos por lo tanto en este poderoso y semi desconocido tubérculo, como una fuente nutricional inagotable a nuestro alcance, donde debemos probarla, especialmente en los potajes.
(*) Ex decano de los corresponsales informativos de la prensa escrita en Gran Canaria y habitual articulista en los periódicos digitales de información.

Article Categories:
Artículos · La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *