Jul 31, 2015
0 0

El Chispa ofrece un pregón cargado de emotivas vivencias y recuerdos

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

IMG_5573Antonio García González, vinculado a los festejos de La Tiñosa desde hace más de cuarenta años, animó a los vecinos y visitantes a divertirse con alegría y respeto

El alcalde de Tías, Pancho Hernández, en nombre de toda la Corporación, felicitó al pregonero y le hizo entrega de un detalle artesanal que representa al municipio
Numeroso público se congregó anoche en la Plaza de El Varadero para escuchar el pregón de las fiestas en honor a la Virgen del Carmen ofrecido por Antonio García González, El Chispa y que estuvo cargado de numerosos recuerdos y vivencias sobre los festejos de antaño. Al acto también asistieron el alcalde de Tías, Pancho Hernández y el concejal de Fiestas, Francisco Javier Aparicio, además de otros concejales y miembros de la corporación.

“A la edad de trece o catorce años”, tal y como recuerda El Chispa, “ya comencé a ayudar a los organizadores de las fiestas, buscando bidones, hojas de palmeras, abriendo hoyos, etc, para poder embanderar el pueblo. Ese era el primer acto de las fiestas, luego se continuaba con los juegos infantiles (…) o las famosas luchadas de los solteros contra los casados, o contra otro pueblo.”

El pregonero hizo un recorrido por la evolución de las fiestas de Puerto del Carmen o La Tiñosa, como a él le gusta llamar a su pueblo, en los últimos cuarenta años y detalló numerosas anécdotas y travesuras que hacían él y otros jóvenes conocidos del pueblo, sobre todo, en la década de los setenta y los ochenta. Así, El Chispa recordó las divertidas luchadas “en el patio de la escuela de la calle Bajamar o en el callejón entre la casa de Manuela, la de Gabriel y la de Juan Montelongo (Larin)”.

Durante el pregón, Antonio García explicó de dónde le viene el nombre de El Chispa. “Seguro que a ninguno de ustedes le ha bautizado un cura dos veces, pues a mí sí, primero con agua bendita y, en la segunda ocasión, con tres coscorrones, que cada vez que me acuerdo me duele la cabeza”. Así, el pregonero recordó que “un día llegaba tarde a clases de religión dando empujones y que cuando llegó hasta el cura, éste lo dio tres coscorrones, al tiempo que le decía chispa, chispita, que eres un chispa (…) y hasta hoy”.

Además de las risas que contagiaron al público, Antonio García también logró emocionar recordando a su añorada madre. Justo ayer, El Chispa, que cumplía sesenta años, también vio cumplido el sueño de ser el pregonero del pueblo que lo vio nacer.

Antes de despedirse, Antonio García hizo referencia a los antiguos ventorrillos, los guateques y las posteriores verbenas, así como los asaderos de sardinas o fritura de atún, ya que antes no se hacía el tradicional sancocho. Finalmente, El Chispa, que estuvo también acompañado por su familia, pidió a sus vecinos ser “buenos anfitriones con quienes nos visitan”, y a todos, tiñoseros y visitantes, les invitó a “disfrutar de nuestras fiestas con alegría y respeto”.

Tras el pregón, la plaza de El Varadero acogió la animada actuación de la parranda “El Geito”.

Article Categories:
Lanzarote

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *