Jul 30, 2015
0 0

Es deber de todos cuidar de una especie protegida como el burro majorero

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Educar, conservar e investigar. Esos son los tres objetivos para los que debe trabajar cualquier parque zoológico. En Oasis Park Fuerteventura nos sentimos orgullosos de trabajar en esa dirección, y con la ayuda de grandes profesionales como Carlos Rivero, propietario del centro hípico “Crines del Viento”.

Conservar una especie autóctona y que además se encuentra en peligro de extinción como es el Burro Majorero, es para todos nosotros una obligación moral. Como empresas majoreras que llevamos toda la vida en esta isla, nos sentimos implicados en ayudar a que esta especie tan emblemática para los habitantes de Fuerteventura, siga ocupando nuestros espacios naturales.

Dos ejemplares de Burro Majorero fueron trasladados por el Seprona hace unas semanas a las inmediaciones de Oasis Park Fuerteventura para recibir aquí los tratamientos veterinarios oportunos. El equipo veterinario llevó a cabo el reconocimiento y diagnóstico de las lesiones de los animales para aplicarles el tratamiento oportuno, después de lo cual permanecen en unos corrales individuales con agua y comida ad-libitum.

Puesto que las lesiones que presentan requieren de un cuidado exhaustivo, permanecerán en las instalaciones de Oasis Park hasta que su total recuperación asegure que podrán valerse por sí mismos y sobrevivir en la naturaleza. A diario se les llevan a cabo revisiones, curas, administración del tratamiento médico… En definitiva, todos los cuidados que requiere una hospitalización.

Y por suerte contamos con la ayuda de personas que comparten estos valores con nosotros. Carlos Rivero, además de ser un gran amante de la naturaleza es un reconocido experto herrador de caballos con su propio centro hípico en Triquivijate, “Crines del Viento”. Contar con sus servicios para ayudar a animales como estos, es una verdadera suerte, tanto para nosotros como para los pacientes que reciben el tratamiento de sus expertas manos. Gracias Carlos por ofrecernos tu pasión.

Con la dedicación de este equipo profesional, seguimos alimentando nuestras ganas de proteger la naturaleza y su biodiverdad. Por eso desde aquí queremos dar las gracias al Seprona, a “Crines del Viento” y a todos los seguidores que aportan su pequeño grano de arena para hacer que esto sea posible y que se puedan recuperar estos animales.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *