Jul 9, 2015
0 0

Astronomía, arquitectura y simbolismo en la necrópolis egipcia de Dahshur

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Durante generaciones de egiptólogos, se ha postulado como un hecho cierto, casi como un dogma, que durante el reinado de Sneferu (hacia 2575 a.C.), padre de Keops, constructor de la Gran Pirámide, se produjo un proceso evolutivo de ensayo y error en la construcción de pirámides. La llamada “Pirámide Acodada” en Dahshur sería un magnífico ejemplo, que finalmente condujo a la primera pirámide perfecta, la llamada “Pirámide Roja”, construida en el mismo lugar por el propio rey en fechas posteriores.

Sin embargo, en un trabajo recién publicado en el Journal for the History of Astronomy, revista de referencia en el campo, los investigadores Juan Antonio Belmonte, del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), y Giulio Magli, de la Escuela de Arquitectura del Politécnico de Milán (Italia), ambos con años de experiencia en el campo en Egipto, postulan que la pareja de pirámides de Sneferu en Dahshur formarían en realidad un único proyecto arquitectónico concebido como tal desde su inicio.

En este artículo se indica que las pruebas arqueológicas del escenario tradicional distan de ser obvias y que, por el contrario, una serie de indicios arquitectónicos, topográficos, epigráficos y astronómicos apuntan en dirección contraria: a un proyecto unificado, probablemente concebido desde el principio como tal, que incluiría a las dos pirámides y a sus edificios anexos. A partir de esta idea, se pueden inferir conclusiones similares para otras tumbas reales de la IV Dinastía, en particular en Guiza. Bajo estos supuestos, las pirámides de la IV Dinastía en su conjunto parecieran formar un paisaje conceptual y sagrado relacionado no solo con el poder del faraón en vida, sino también con su divinización tras la muerte. Estas ideas fueron ya propuestas durante el V Congreso Ibérico de Egiptología celebrado en el Campus de Cuenca de la Universidad de Castilla la Mancha en marzo pasado, y serán defendidas durante la Asamblea General de la Unión Astronómica Internacional (IAU) en Honolulu en el próximo mes de agosto en el marco de un Encuentro sobre Astronomía y Patrimonio de la Humanidad.

Article Categories:
Canarias · Ciencia

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *