Jun 22, 2015
0 0

EL Antiguo Sillón de La Virgen de Las Nieves

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

sillon virgenNo es exagerado decir que los palmeros desconocemos el amplio y variado patrimonio que envuelve a la Virgen de Las Nieves. Es  el caso del Sillón Antiguo de viaje  de la Morenita, restaurado por  el equipo de conservadores de Estudio 5 liderado por  Luis Mora y presentado, recientemente, el  Real Santuario.

Según el investigador José Rodríguez Escudero   “la elaboración de este sillón de viaje se debió a la donación de 1442 reales e el año 1733 otorgada por   el ilustre y refinado  II Marqués de La Villa de San Andrés  y Vizconde  de Buen Paso, Cristóbal del Hoyo –Solórzano y Sotomayor, quien preocupado por los traslados de la Virgen de Las Nieves en sus peregrinación quinquenal, consideró oportuno realizar unas andas para tal fin “.        

Este tipo de transporte era habitual  en el siglo XVIII; sin embargo lo que hace curiosa y única  a este sillón de viaje   es su magistral combinación entre silla de manos y las andas de baldaquino. Una pieza que hoy luce  todo su esplendor pero que ha llevado aparejado un largo proceso de  restauración. “Imagínese, me dice, el coordinador del programa de restauración, Luis Mora, que se trata de una intervención quirúrgica”. Razón no le falta, porque, igual que un médico  aquí hay que diagnosticar  todos los problemas los que se ven, y, los que no se ven y prescribir de acuerdo al diagnóstico.

La diversidad de material a tratar, nos cuenta  el equipo ha sido   el principal problema  que presentaba  la silla. El Trabajo se inicia con  un  estudio de la pieza desde dos puntos de vista, uno “desde el valor sígnico, desde la semiótica y por tanto el cultural e histórico, para determinar su valor representativo en la cultura y otro el metodológico de la pieza, su método constructivo, sus materiales constitutivos desde la ciencia, la química y la física de materiales”. Tras estos pasos, comienza propiamente la intervención, es decir, el desmontaje completo de la pieza, y el tratamiento, la cirugía, individualizada de cada una de sus partes según su naturaleza.

El resultado ha sido perfecto; la silla de viaje se muestra hoy mejor  que nunca; sin embargo  José Rodríguez Escudero, nos descubre  un secreto;  el sillón  no presenta  su policromía original.  Y todo porque en 1870 y coincidiendo  con año de Bajada, el artista o palmero  Aurelio Carmona López (1826-1001), según recogen las crónicas de la época,  pintó la actual decoración “de gusto neoclasicista”. Y no ha sido la única intervención. Los  retoques sobre las andas, a lo largo del pasado siglo XX  no han sido los más adecuados. Contestando a esa pregunta, el equipo de restauradores  explica que no se trata  de “ incapacidad de los que los realizaron las intervenciones,  gracias a esas más o menos acertadas, más o menos profesionales, la pieza llega hasta nuestro momento histórico.”

El desacierto en la elección de los materiales, nos cuenta se debe  a otro factor. “A partir del s. XIX con la industrialización la enorme variedad de materiales producidos, la cantidad de opciones, y en ocasiones el insuficiente testado de dichos materiales ha producido,  más que solventar, nuevas problemáticas en la obras.

Por ahora la última actuación a la que ha sido sometido el Sillón Antiguo de la Virgen  le dará muchos años de vida. Serán otros,  en un futuro, los que evaluarán  si el sistema escogido ha sido  el más adecuado.

Provisionalmente  la Silla de Viaje  se encuentra  en la Sacristía del Real Santuario  para todos los que quieran acercarse y ver de cerca la pieza restaurada, a la espera de que próximamente se integre  dentro del Museo de la Virgen de Las Nieves.

María Hernández.

Article Categories:
Canarias · La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *