Jun 16, 2015
0 0

La comparsa de Mascarones estrenará dos nuevas figuras en la Bajada de la Virgen

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Restauración Mascarones_120615La comparsa de Mascarones contará con dos nuevas figuras en esta edición de la Bajada de la Virgen. El artista palmero Miguel Ángel Brito trabaja en la confección de dos nuevos personajes que se sumarán a los 41 cabezudos y seis parejas de gigantes que componen esta singular comitiva que tendrá tres citas durantes las Fiestas Lustrales: martes 30 de junio, viernes 3 de julio y lunes 6 de julio.

Una de las nuevas figuras tiene un antecedente histórico, ya que se trata de hacer una reinterpretación, a partir de las escasas fotografías que se conservan, del antiguo mascarón del Liliputiense, que desfiló en Santa Cruz de La Palma durante la primera mitad del siglo XX.

El Médico Chino será el otro mascarón de nueva creación, a partir de un diseño original del propio Miguel Ángel Brito y una idea de Manuel Poggio Capote, quien ha rescatado un episodio de finales del siglo XIX sobre un médico oriental de gran fama en Cuba, hasta hacerse proverbial la frase “eso no lo cura ni el médico chino”, dicho que acabó cruzando el Atlántico para hacerse popular también en La Palma.

Para la confección de las figuras se ha hecho un moldeado en barro, para su posterior vaciado y confección en papel, para finalmente pintarlos con pintura acrílica y darles una capa de barniz acrílico. El vestuario de ambos mascarones ha sido realizado por el taller de costura municipal.

Paralelamente, al tiempo que se trabaja en la creación de estas dos nuevas figuras se lleva a cabo la restauración y arreglo del resto de la comparsa de mascarones, en este caso contando con la ayuda de un grupo de alumnos de la especialidad de volumen de la Escuela de Arte Manolo Blahnik.

Si bien la inmensa mayoría de las figuras se conservan en buen estado gracias al trabajo de conservación desarrollado en los últimos años, se hace necesario intervenir en varios mascarones que sufren pequeños golpes, algunas grietas y pérdida de pintura y especialmente, en las manos de los gigantes, que no se han tratado desde hace tiempo y precisan de un trabajo muy laborioso.

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *