Jun 2, 2015
0 0

El Cabildo busca alternativas tras la anulación de determinadas actuaciones turísticas en La Palma

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Los servicios jurídicos del Cabildo de La Palma analizan la situación tras la anulación parcial del Plan Territorial Especial de Turismo (PTET) por parte del Tribunal Supremo. El vicepresidente de la institución insular y consejero de Política Territorial, Carlos Cabrera, asegura que la sentencia del Tribunal Supremo no es una buena noticia, ya que el alto tribunal declara la nulidad del decreto 123/2008, de 27 de mayo, que incorporó determinadas actuaciones turísticas que no se encontraban incluidos en el PTET, como son seis promociones entre las que se encuentran algunas como La Cangrejera, Puerto de Tazacorte, Vista Alegre…, la delimitación de los núcleos mixtos (Puntagorda, Los Cancajos,…) y las instalaciones hoteleras de los campos de golf.
Para aclarar la sentencia y a modo de resumen, ésta viene a decir que según la Disposición Transitoria 1ª.2 de la Ley 9/2006 sobre evaluación de los efectos de los planes en el medio ambiente, ésta recoge que no se aplicará el artículo 7 (el que exige trámite de evaluación ambiental estratégica) si el primer acto de la tramitación se produjera antes del 21 de julio de 2004 y el de aprobación antes del 21 de julio de 2006. En este caso se cumplió el primero, pero al ser tan tremendamente larga su tramitación, la aprobación se realizó dos años después del límite, por lo que en ese caso cabría la decisión motivada de inviabilidad de realización de esa evaluación que se realizó y que el Tribunal Supremo entiende como no suficientemente motivada. La razón principal de la sentencia del Tribunal Supremo es que estaríamos ante un procedimiento administrativo incompleto.
Carlos Cabrera insiste en que el PTET es un Plan malo para la Isla, confuso, y que no ha traído ningún beneficio para La Palma, sino que ha ahuyentado a los potenciales inversores. “En cualquier caso los tribunales en ninguna instancia han valorado la propuesta de crecimiento turístico, sino que la han invalidado por un inadecuado procedimiento administrativo cuya responsabilidad recae, otra vez, en Coalición Canaria. No sólo hacen un documento malo, sino que además lo tramitan de una manera que impide el desarrollo de alguna actuación. No se puede decir que sean incongruentes, ya que han impedido el desarrollo de nuevas instalaciones turísticas para La Palma y hacen planes malos y confusos y, por si esto fallara, dejan abierta la posibilidad de impugnarlos y que le den la razón a los demandantes”, argumenta Cabrera.
El consejero de Política Territorial aclara que las modificaciones puntuales n.1 y n.2 siguen adelante y que éstas van a permitir la incorporación al PTET de seis actuaciones convencionales (Martín Luis, Las Hoyas, Las Manchas…) que supondrán un número de total de plazas de 3.130 y con un mayor plazo de ejecución. Además, la revisión parcial 1 y 2 del Plan Insular continúa a la espera de los informes jurídicos y técnicos que les den viabilidad. “Para poder continuar con el trabajo realizado en estos últimos dieciocho meses, estamos manteniendo reuniones y elaborando los documentos pertinentes para ese fin porque no podemos pararnos en estos momentos, sino plantear o replantear las vías legales más adecuadas”, explica Carlos Cabrera.
Cabrera también explica que además de las instalaciones hoteleras en los campos de golf anuladas, que aparentemente era el objeto principal de esta demanda, se han anulado consigo, incomprensiblemente, pequeñas actuaciones como por ejemplo en Puntagorda, que tenía asociadas 61 plazas, o en el Puerto de Tazacorte con 124 o San Antonio, Breña Baja, con 200, o las cerca de 600 plazas para todo el desarrollo de Santa Cruz de La Palma, y principalmente Los Cancajos, con las 3.260 plazas previstas. El otro núcleo convencional, Puerto Naos, según indica el consejero de Planificación, ha quedado aprobado en el primer decreto del año 2007, por lo que no ha quedado afectado por esta sentencia y podrá seguir desarrollándose. “Se trata de un verdadera pena que pequeñas actuaciones de vital importancia para una isla como la nuestra se vean arrastradas con esta demanda”, señala.
Como vicepresidente de la primera institución insular, Carlos Cabrera, asegura que La Palma no puede ni debe renunciar a su desarrollo turístico, y en este sentido asegura que desde el equipo de gobierno se apuesta por un modelo propio, en el que se propicie la llegada de más viajeros, y en el que se combinen instalaciones hoteleras con espacios para el deporte y el ocio con otras que tengan elementos estructurantes y definitorios (servicios de atención para mayores, buceo, botánico, etcétera). “Necesitamos crecer en oferta hotelera y extrahotelera, aunque a algunos no le guste, porque el futuro económico de nuestra isla no puede estar sujeto con exclusividad a la agricultura. Seguiremos trabajando, aunque tengamos que volver a empezar, porque los palmeros nos merecemos más oportunidades”, concluye.

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *