Abr 29, 2015
0 0

La cancha de nuestros sueños

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Mary C. Bolaños Espinosa. Maestra

Un día de clase cualquiera, el delegado da la información de la Junta de delegados y delegadas. “Hay que insistir a las autoridades en la necesidad de que techen una parte de las canchas del cole”. A partir de ahí se produce un interesante debate sobre sus derechos y los problemas de no tener un espacio cubierto. Se manifiestan con mucho enfado, no entienden por qué ocurre esto… y quieren redactar escritos, ir a la tele, organizar “huelgas”… y hasta hacerle “una llave” al alcalde.

Escucho con tranquilidad, comparto su enfado, me doy cuenta que estamos ante un importante proyecto de trabajo para el aula, “Una cancha cubierta para el Colegio Las Mercedes”. Se los propongo. Lo aceptan inmediatamente.

Partimos de lo que saben y de lo que quieren saber, y establecemos las actividades necesarias para la investigación que queremos realizar: ¿Por qué después de 38 años de la inauguración del Colegio Las Mercedes, situado en una de las zonas más lluviosas de La Laguna, no se ha techado alguna parte del amplio espacio dedicado a canchas deportivas?

Las actividades propuestas son muy variadas: mirar los días de lluvia, preguntar a las familias, a personas expertas, revisar los periódicos, hacer el diseño de la cancha, buscarle nombre, escribir noticias sobre la misma. Finalmente, un niño plantea “Pues yo creo que, como se acercan las elecciones, hay que invitar a la clase a los políticos y pedirles la cancha. Y con la prensa delante”. Se incorpora como actividad de comunicación final del proyecto.

Todo proyecto educativo tiene una última fase en la que se da a conocer lo aprendido y se aporta, a ser posible, alguna contribución a una mejora personal y/o social. Así que, con mucha ilusión, organizamos esta última actividad: convocamos a los cabezas de lista a las próximas elecciones municipales de los cinco partidos hoy presentes en el Ayuntamiento de La Laguna.

Lo hicimos el lunes 20 de abril. Nervios en la clase. “¿Vendrán, maestra? Mi madre dice que no van a aparecer. Mi padre dice que si estamos locos, que los políticos pasan”.

En menos de 48 horas, tres de los partidos confirmaron su presencia. Unid@s se puede enviaría a Rubens Ascanio y el Partido Popular a Antonio Alarcó, mientras Coalición Canaria anunciaba que no podría estar el cabeza de lista (José Alberto Díaz) sino Cruci Díaz, también candidata (nº14).
Pero, ¿qué pasaba con los otros dos (PSOE y Por Tenerife/NC)? “Maestra, ¿no van a venir?”, voces inocentes que no entendían por qué no se acudía a una llamada para presentarles el trabajo realizado y las conclusiones del mismo; así como buscar su compromiso con esta obra.

Insisto en la convocatoria, correo, wathsapp, teléfono… ¡Silencio! ¡Indignación!

¿No se merece un grupo de niños y niñas y sus familias, que han estado trabajando durante casi dos meses un proyecto de trabajo vinculado a una necesidad imperiosa de un colegio del municipio, que los cabezas de lista a las próximas elecciones les dediquen una hora y media de su tiempo para recibir sus aportaciones? Si no se puede acudir por agenda (siempre reajustable) ¿no se merecen la presencia del número 2 de la lista?, ¿o, al menos, un mensaje explicativo de esta ausencia, cuando se les solicitó más de una vez?

¡Qué pena, señores cabezas de lista! No saben ustedes lo que se perdieron.

Los niños y las niñas de 3º B del colegio Las Mercedes explicaron a los representantes políticos que acudieron a nuestra clase, a la representación del AMPA y del alumnado en el Consejo Escolar, el amplio trabajo realizado, que se ha recogido en un periódico que se les entregó. Les proyectaron el vídeo La cancha de nuestros sueños, en el que se refleja cómo quieren que sea esa cancha que no llega, a pesar de que todos y todas parecen estar de acuerdo en su necesidad. Y les comunicaron las conclusiones de su trabajo. Solo quieren, en sus palabras: Que los 414 niños y niñas que acuden al Colegio Las Mercedes puedan hacer Educación Física y disfrutar del RECREO aunque llueva, haya viento o haga mucho sol, tener un espacio amplio y cubierto para realizar actividades con la presencia de todos los cursos y acompañados de sus familias. Y estar resguardados, sin peligros, en las horas del comedor, los días de lluvia.

¿No les parece vergonzoso que tengan que pedir esto en pleno siglo XXI?, ¿en un municipio que se gasta 51.000 euros en un encuentro con mayores, o 100.000 euros en un estanque para patos?, ¿en un colegio donde, sin negociación ni compensación, instalaron un pozo del que Teideagua saca importantes beneficios?

¿Este SUEÑO, esta llamada al DERECHO A LA EDUCACIÓN, al DERECHO al JUEGO de los niños y niñas de la enseñanza pública del municipio de La Laguna no se merece su atención, señores cabezas de lista?

A pesar de las ausencias (Don Javier Abreu y don Santiago Pérez no sabemos por qué y don José Alberto Díaz porque estaba en un acto de la Semana Cultural de un colegio privado de La Laguna, con tres compañeros más de su partido) hemos sacado el compromiso de una moción institucional para el Pleno del 6 de mayo.

Como decía Galeano, el derecho a soñar no figura entre los derechos humanos, pero si no fuera por él, los demás derechos se morirían de sed. Esperemos que en ese pleno TODOS los partidos estén a la altura de estos sueños que, realmente, podrían ser alcanzables YA, como clama la comunidad educativa del Colegio Las Mercedes.

“No podemos esperar más. No nos defrauden”, les reclamaron el viernes 24 de abril. Aún están a tiempo de sentarse y comprometer una partida económica para la realización de esta obra. ¿Tendrán todavía alguna cena, fiesta, almuerzo… planificada para el mes que les queda de mandato? Con el coste de tres de esos actos construiríamos la cancha cubierta.

Pero, claro, como dijo un compañero, las 414 personitas que disfrutarían de la cancha cubierta del Colegio Las Mercedes tienen sueños, pero aún no votan.

Mary C. Bolaños Espinosa. Maestra

Article Categories:
Opinión · Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *