Abr 28, 2015
0 0

La Casa Colón acoge una muestra de los trabajos del ‘Taller 78’

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

El Taller 78 es una iniciativa impulsada por el profesor de Bellas Artes, Manuel Padrón Guillén. El objetivo es simplemente que cualquier persona se pueda formar para aprender a pintar sin mayores complicaciones. Ahora la Casa Colón de San Sebastián de La Gomera acoge hasta el próximo día 16 de mayo una exposición organizada por el Cabildo, sobre los trabajos en estos últimos años.

Padrón Guillén estudio Bellas Artes en Amberes en Bélgica donde residió durante años impartiendo clases. Vino a La Gomera por un tiempo pero sus planes ahora son seguir en la Isla. La exposición inaugurada el pasado viernes, según sus palabras tiene la finalidad de “compartir con los vecinos de La Gomera nuestro trabajo”.

La receptividad mostrada en estos primeros días hacia la muestra ha sido muy positiva. Lo que más le llama la atención es que cada persona parece tener un cuadro favorito. “La verdad es que el nivel alcanzado por los participantes es bastante digno y desde luego admirable”.

Hace tiempo que un grupo de personas sin formación pictórica alguna, decidió empezar de cero y dar rienda suelta a su pasión por la pintura. El resultado es que el Taller 78 reúne en la actualidad a un grupo variopinto de personas, de diferentes edades y formación artística. Desde niños de entre 10 y 12 años a adultos.

Con el fin de adaptarse a los horarios y obligaciones de todos, el grupo se reúne al menos una vez por semana de 5 a 9 de la noche. Cada persona lleva su pintura y el taller les ofrece el local, el caballete y las enseñanzas impagables de Padrón Guillén. “Les oriento porque soy el que tiene más experiencia pero me limito a eso, a aconsejar”, indica. El taller acoge la pintura desde diversas técnicas como óleo, el acrílico, pastel o la acuarela.

“Cuando llegan hago como en todas las academias; les digo que trabajen con carboncillo para hacer el sombreado. Todo esto le sirve de base para luego desarrollarse. Cada uno elige la pintura figurativa o abstracta, según sus gustos”. No existe un límite de edades, ni de formación. “La pintura es una incógnita al infinito, siempre estás aprendiendo. Nunca acabas de formarte”.

Padrón Guillén indica que el nexo común de los integrantes del grupo es la necesidad de expresarse más allá de las palabra. “Es una búsqueda de ti mismo y a la vez una comunicación de lo que has encontrado en los demás”.

Este profesor indica que aunque tiene alumnos favoritos, “lo que he notado es que todos nosotros guardamos en nuestro interior a un artista. Cada uno te puede sorprender. Mi mayor satisfacción es que las personas que acuden a nuestras clases te digan cosas como que nunca habían pintado antes y hasta se sentían incapaces de dibujar. Pero después de cuatro años los resultados se empiezan a ver y a veces, como mínimo, te llama la atención lo que observas”.

Article Categories:
La Gomera

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *