Abr 22, 2015
0 0

José Miguel Pérez: “Las reválidas y el modelo de becas son obstáculos del Ministerio al derecho fundamental de todo ciudadano a la educación”

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

El proyecto de Real Decreto de evaluaciones externas del sistema educativo y el proyecto de Real Decreto que establece los umbrales de renta y patrimonio familiar y las cuantías de las becas y ayudas al estudio para el curso 2015/2016 “sólo contribuirán a ampliar el sufrimiento del alumnado y sus familias, así como del profesorado, por no hablar de las Administraciones Públicas, relegadas a un papel de comparsas, cargando con todos los costes de gestión”.

Así se expresó el vicepresidente y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez, durante la rueda de prensa ofrecida hoy en Madrid, junto a sus homólogos de Andalucía y Asturias, el secretari de Politiques Educatives y d’Ensenyament de la Generalitat de Cataluña, y la viceconsejera de Educación del Gobierno vasco, previa a la Conferencia Sectorial de Educación.

“Ambos proyectos son serios obstáculos en el camino de los más necesitados en el ejercicio del derecho universal a la educación y, lejos de ser una mejora del sistema educativo, suponen un empeoramiento sustancial”.

Para José Miguel Pérez, el Gobierno “sólo quiere demostrar quién manda” y, para lograrlo, “se ha empeñado en sembrar el miedo” entre el alumnado, sus familias y el profesorado. El Gobierno de Rajoy, lejos de rectificar, “persiste en el error”, hace oídos sordos ante las protestas de los afectados y cierra los ojos ante la rotundidad de los datos. “La actitud adoptada por el Ejecutivo central le ha aislado de la realidad hasta tal punto, que han terminado creyéndose su propia propaganda”.

Evaluaciones externas

Los exámenes externos obligan al alumnado de ESO y Bachillerato a demostrar, mediante la superación de una prueba única elaborada por el Ministerio, que son merecedores del título que les acredita para poder continuar formándose. El MECD se reserva la posibilidad de otorgar tres de los diez puntos posibles en la calificación final de la ESO y cuatro del Bachiller. Además, el Ministerio ha fijado todos los elementos curriculares y será la única instancia ante la que el alumnado podrá presentar reclamaciones por las calificaciones.

“Las reválidas no hacen justicia ni a la capacidad, ni al mérito, ni al esfuerzo que ha realizado el alumnado, el profesorado y las familias a lo largo de una etapa educativa y no contribuyen, de ninguna manera, a mejorar la evaluación actual”.

Pérez apuntó, asimismo, a la disparidad de criterio por parte del Ministerio que exige una reválida para obtener su titulación al alumnado de ESO y Bachillerato, pero no al de FP. “Nos encontramos ante una decisión injustificada o, lo que es peor, ante una arbitrariedad, un capricho, algo que ningún representante de un gobierno democrático puede permitirse”.

Para el representante canario, “las reválidas pervierten el sentido educativo de la evaluación de los aprendizajes y condicionarán gravemente los cursos afectados por ellas, ya que el alumnado se dedicará a preparar las evaluaciones en lugar de lograr los aprendizajes previstos para sus niveles educativos”.

Las reválidas, dijo, “son una herencia del pasado que creíamos haber dejado atrás” y recordó que no han hecho falta estas pruebas para lograr la mejora de las tasas de abandono escolar temprano y de titulación en los últimos años. “Mejoras que han colocado al sistema educativo español al mismo nivel que los mejores sistemas educativos europeos, como lo demuestra el grado de cumplimiento de los objetivos europeos 2020”.

El consejero criticó “la desastrosa” gestión del MECD y “la improvisación” con la que se está desarrollando la reforma, lo que se materializa, dijo, “en la forma en la que se está retorciendo el calendario de implantación de la LOMCE”.

Explicó que inicialmente se fijaban las primeras reválidas para el curso 2016/2017, pero que ahora el Ministerio anuncia una excepcionalidad para que el alumnado de FP Básica pueda obtener el título de Graduado en ESO, que conseguirán superando pruebas libres – aunque son alumnos oficiales- convocadas para personas adultas. “Esto deja muchos interrogantes y demuestra que el invento de la FP Básica es una gran chapuza”.
El representante canario, aprovechó la ocasión para exigir al ministro Wert la financiación para pagar la totalidad de los costes de estas evaluaciones y que no vuelva a endeudar a las autonomías. “El Ministerio hizo una desastrosa estimación de los costes de la reforma, hasta el punto de que la financiación prevista para la FPB no cubre ni la mitad de los costes reales, pero, además, donde había previsto un ahorro por la ‘compactación del Bachillerato’, en realidad lo que ha ocurrido es que se han disparado los costes”.

Becas

Por otra parte, José Miguel Pérez se refirió al nuevo modelo de becas del Ministerio calificándolo como “carente de todo fundamento” e indicó que “nos encontramos ante un panorama muy preocupante”. El Observatorio del Sistema Universitario posiciona a España entre los diez países de la Unión Europa donde resulta más caro estudiar y entre los países con el peor sistema de becas, “lo que dificulta aún más el acceso, ya limitado, a la educación”.

El nuevo modelo de becas y ayudas al estudio no mejora el anterior, reduce las cuantías y castiga a los más necesitados, explicó. “El Gobierno castiga a los estudiantes obligándolos a participar en exámenes de los que dependerá el reconocimiento de los aprendizajes adquiridos a la vez que priva a los más necesitados de unas becas que son esenciales para poder formase adecuadamente y desautoriza al profesorado quitándole la capacidad para reconocer y valorar los aprendizajes adquiridos”.

En España, en los dos últimos años, las tasas universitarias se han incrementado, llegando a casos de un 50% más en algunas Comunidades Autónomas. El Ministerio ha recortado 275 millones en becas, un 15% del presupuesto total. Las universidades públicas españolas han perdido 45.000 alumnos en el curso 2013/2014, respecto al curso 2011/2012.

La partida correspondiente a Educación ha pasado de 3.902 millones de euros en 2010 a 2.174 en 2014. El presupuesto destinado a becas ha pasado de 1.599 millones a 1.473 millones en los últimos cuatro cursos, sufriendo el recorte más grande en los últimos dos cursos, cuando el dinero de las becas ha disminuido un 15,75%.

Según los datos más recientes del Ministerio, en el curso 2012/2013 obtuvieron becas 263.682 estudiantes, un 2,5% menos que en el curso anterior y un 7,4% menos que hace cinco años. En estas condiciones, un estudiante ha pasado de poder recibir un máximo de 6.206 euros, más el precio de la matrícula, a recibir, desde el curso 2013/2014, 3.000 euros anuales más el precio de matrícula y la cuantía variable.

Article Categories:
Canarias · Gran Canaria · La Palma · Lanzarote

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *