Abr 13, 2015
0 0

La APAP Canarias reconoce la labor de los profesionales de Atención Primaria

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

La Asociación de Pediatría de Atención Primaria (APAP) quiere manifestar su reconocimiento a la labor que desarrollan todos los profesionales de los Centros de Salud.

Estos centros constituyen la puerta de entrada al Servicio Sanitario y prestan una atención de calidad al alcance de toda la comunidad.

Su actividad se centra en la Promoción de la Salud, la Prevención y atención a la enfermedad y en la educación sanitaria. De forma característica, se atienden todos los problemas de salud, aplicando un enfoque integral que contempla los aspectos biológicos, psicológicos y sociales de la persona.

El pediatra de “cabecera” o de Atención Primaria (AP) es una figura totalmente asumida desde el punto de vista sanitario y social en nuestro país; si bien en otros países desarrollados, el seguimiento ambulatorio de los niños no es realizado por pediatras.

Según informes del Servicio Canario de la Salud, en el año 2013 fueron atendidas aproximadamente 1.500.000 de consultas pediátricas en los Centros de Salud y unas 71.000 en hospitales, datos que reflejan la alta capacidad resolutiva de los profesionales de Atención Primaria.

En Canarias existen diferencias en las Carteras de Servicio entre las distintas Gerencias de las Islas. La presencia de Coordinadores entre AP y Especializada (que no existen en todas las islas) para facilitar la adecuada relación y organización entre los dos niveles es un claro ejemplo de ello. La dotación de métodos diagnósticos, como el test rápido del estreptococo o timpanómetros, en las consultas de AP mejorarían la actuación, optimizando la elección del tratamiento y la mejor adecuación del gasto farmacéutico tampoco se distribuye homogéneamente en todas las islas.

Por otro lado, la Pediatría de AP tiene otro problema importante a destacar, y es que de forma continua no se sustituye a los pediatras que por diversos motivos (vacaciones, días de permiso…) se ausentan de su puesto de trabajo. Esta situación persistirá este año según los datos que disponemos. Esto supone que muchos pediatras tendrán que asumir los pacientes del profesional ausente, con la sobrecarga de trabajo que ello conlleva y con la consiguiente merma en la calidad asistencial.

Es importante destacar que el papel del pediatra de Atención Primaria (AP) no sólo se centra en llevar adelante el Programa de Salud Infantil y la vacunación de su población adscrita, con un seguimiento superior al 90%, sino que se encarga del diagnóstico y tratamiento de todas las patologías agudas de la infancia y del seguimiento de las patologías crónicas; aún así, sólo se le evalúa por su actividad vacunal. Asimismo, el pediatra de AP es un referente en cuanto a la prevención, desempeñando un papel clave en la educación para la salud en el entorno familiar, escolar y social del niño.

Article Categories:
Canarias · Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *