Dic 23, 2014
0 0

Cae una organización criminal en La Palma acusada de más de veinte robos

Written by
Share

El Equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Los Llanos de Aridane (La Palma) finalizó ayer lunes la ‘Operación Génesis’, que ha permitido la detención de nueve personas a las que se les imputan veinticuatro delitos de robo con fuerza y un delito de constitución y pertenencia a grupo organizado.

Los detenidos, de entre 47 y 19 años, son vecinos de los municipios de Los Llanos de Aridane, El Paso, Tijarafe y Santa Cruz de La Palma, ocho de nacionalidad española y uno colombiana. Siete de ellos han entrado en prisión sin fianza.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de septiembre a raíz de la sustracción de una caja fuerte en El Paso. Desde entonces, se empezaron a producir otros robos similares con idéntico patrón y características.

Los primeros indicios apuntaban a que se trataba de un grupo organizado, siendo a finales de noviembre cuando se detuvo al máximo responsable de la organización, un joven de 27 años al que se le imputaron ocho delitos contra el patrimonio.

Asimismo, a esta persona le constaban gran cantidad de antecedentes policiales por tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas, ya que en una anterior detención se le intervino un revólver.

Gracias a su arresto, y tras registrar su domicilio, se obtuvieron otras pruebas que permitieron averiguar la identidad de otros miembros de la organización, así como de robos cometidos en los ayuntamientos de El Paso y Mazo, y en la oficina de Correos de este municipio.

Al parecer, el cabecilla era el encargado de planificar los robos y de captar a otros miembros para su organización, la cual también cometió robos en tiendas de Los Llanos de Aridane, Tazacorte, El Paso, Garafía y Breña Baja, así como en tres gasolineras en Las Manchas, Fuencaliente y Breña Baja.

En la mayoría de los casos se hacían con la recaudación que había en las cajas fuertes y en las máquinas registradoras, y se llevaban los sistemas de vigilancia de los establecimientos para eliminar las pruebas.

La organización seleccionaba sus objetivos y los sometía a estudio, de modo que cuando perpetraban el robo se dirigían directamente a desactivar los sistemas de alarma, así como a anular las cámaras de vigilancia, y siempre iban provistos de guantes, capuchas y máscaras.

El dinero lo usaban para adquirir droga, vehículos y para su propio disfrute. En estos meses, los investigadores obtuvieron un mayor número de pruebas contra cada uno de los integrantes del grupo para lograr demostrar la implicación de todos ellos.

La organización criminal se estructuraba en cuatro grupos: el primero de dirección, planificación, captación; un segundo de apoyo logístico; el tercero de vigilancia y seguridad, y un último grupo dedicado a la venta de los objetos sustraídos. Los tres primeros eran los encargados de ejecutar los robos.

ÚLTIMO ROBO

El último robo fue cometido en una conocida empresa de la localidad de El Paso, donde la organización logró hacerse con la caja fuerte, la cual trasladaron con un montacargas debido a su considerable peso.

La Operación, que ya se encontraba en un estado avanzado al disponer de muchas pruebas e indicios, así como el conocimiento de todos los integrantes del grupo criminal por parte de los investigadores, fue «reventada» policialmente cuando los mismos iban a trasladar la caja fuerte a un lugar donde poder abrirla sin riesgo de ser sorprendidos.

En ese momento fueron detenidos cinco integrantes del grupo, entre ellos el jefe del mismo. Seguidamente se procedió al arresto de dos miembros más, así como de otras dos personas que se encargaban de la venta de los productos sustraídos, siendo puestos en libertad horas más tarde tras tomarles declaración.

Se estima que durante los últimos dos meses la organización logró hacerse con cantidades cercanas a los 200.000 euros en efectivo, así como joyas y efectos valorados en más de 30.000 euros, y están imputados de un total de 24 robos con fuerza cometidos en comercios, domicilios y complejos turísticos de la isla de La Palma.

Hasta el momento se han conseguido recuperar casi 109.000 euros en efectivo, dos vehículos que habían adquirido con dinero procedente de los robos, gran cantidad de material textil, cajas fuertes del Ayuntamiento de El Paso, Villa de Mazo y empresas privadas, así como otros efectos localizados y entregados a disposición judicial y legítimos propietarios, algunos de ellos recuperados en varios estanques de El Paso.

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share