Dic 14, 2014
0 0

A la gresca

Written by
Share

Cada vez lo tengo más claro. Los Llanos de Aridane es un “barco a la deriva y sin rumbo”. La situación que nos ha tocado vivir y que tienen que gestionar nuestros representantes, con su numeroso equipo de concejales liberados cobrando auténticos sueldazos, exige a todos responsabilidad y dejar aparcadas posiciones inmovilistas, prejuiciosas y despóticas. Estamos afrontando unos nuevos tiempos, con retos y desafíos, que exigen unidad, espíritu colectivo y altura de miras. La política y la forma de conjugar los intereses de todos requieren, por tanto, nuevos mecanismos, fórmulas que superen los viejos estereotipos, prejuicios y clichés.

Ese desaforado protagonismo de nuestros representantes, esa especie de gresca política continua, entre gobierno y oposición, monopoliza la actividad municipal. A nadie se le escapa la deriva de este barco que se llama Los Llanos de Aridane. Un barco en el que estamos alojados todos y en el que, el desbarajuste y la improvisación generalizada del gobierno local evidencia, una vez más, que algo hay que hacer y que el conjunto de fuerzas sociales de la ciudad no pueden esperar sentados a que todo se desmorone definitivamente.nUn equipo de gobierno sin propuestas ni iniciativas,que desconoce, en definitiva, para qué gobiernan y hacia dónde quieren ir.

Los Llanos de Aridane es, hoy por hoy, una ciudad estancada, sin desarrollo económico, con una tasa de desempleo brutal, con personas en riesgo de exclusión social, donde edificios públicos se desploman y donde las obras municipales se deterioran paralizadas o, no acaban de comenzar. Cada vez se paga más, se recibe menos, y el empleo municipal y las oportunidades de futuro, no llegan al conjunto de la ciudadanía. Se debe poner freno a esta “deriva” y, para ello, tendrían que emplear el tiempo y esfuerzo, CC, PP y PSOE, fuerzas políticas con representación, en solucionar los problemas del municipio porque, desde el “rifi-rafe” y con “y tú más”, no se van a solucionar los problemas del municipio, ni tampoco se va a arreglar la desesperación que está llamando a la puerta de numerosas familias llanenses.

Necesitamos un gobierno municipal que dé respuestas y soluciones a las necesidades que sufre la ciudadanía, que sea capaz de reactivar la economía con una eficaz política que atraiga y mantenga las empresas, y que a su vez desarrolle políticas activas para fomentar el empleo. Aunque por su forma de hacer y gestionar las cosas, no se vislumbra ni se percibe, en la actualidad, que lo puedan lograr.

Jafet Barreto

Article Categories:
La Palma · Opinión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share