Ago 21, 2014
0 0

Fuerteventura producirá este año el doble de aceite de oliva virgen

Written by
Share

La campaña de molienda de aceitunas 2014 comenzó este mes de agosto y se prolongará hasta finales de octubre. Las previsiones son muy positivas respecto al pasado ejercicio. La producción de aceite de oliva virgen en la almazara del Cabildo de Fuerteventura duplicará a la de 2013, llegando previsiblemente a 6.000 litros este año.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, Rita Díaz, señala que «el apoyo que recibe el sector primario de Fuerteventura de esta Consejería se concreta en múltiples acciones, tanto formativas como científicas y de ayudas a la producción. Y en el desarrollo de esta política de apoyos específicos a los profesionales del campo y de la mar es necesario resaltar el trabajo que desarrolla la Granja de Pozo Negro, en especial durante la campaña de la molienda de aceitunas. Gracias a estas instalaciones es posible que nuestra isla produzca uno de los aceites de oliva virgen más singulares y buscados de Canarias. Puro oro líquido».

«El siguiente reto será incrementar la producción manteniendo la elevada calidad que nos hace reconocibles en el mercado. Tenemos el producto y el sabor, y es hora de buscar su mejor comercialización y rentabilidad», añade Rita Díaz.

La almazara del Cabildo ubicada en la Granja Experimental de Pozo Negro es, un año más, el punto de referencia para los agricultores majoreros de olivos. Sus producciones son tratadas en estas instalaciones públicas para obtener el preciado aceite de oliva virgen.

El ritmo de trabajo es constante. En las dos primeras semanas de esta campaña ya han acudido a la almazara del Cabildo 59 agricultores. Sus aceitunas, unos 13.000 kilogramos por ahora, han sido procesadas en la máquina trituradora en tandas de mil kilos.

Cabe señalar que en comparación con 2013, donde en total se procesaron 22.000 kilogramos de aceitunas y se obtuvieron 3.000 litros de aceite, la presente campaña ha cubierto la mitad de esas cifras en sólo dos semanas, restando todavía dos meses de campaña.

El proceso que se desarrolla en las instalaciones del Cabildo de Pozo Negro en apoyo a los agricultores de olivos se basa en cuatro pasos: primero, las aceitunas se introducen en una máquina donde son trituradas (incluyendo hueso y pulpa); a continuación, la masa resultante se somete a un proceso de separación de sólidos y líquidos a través de una centrifugadora; el aceite en bruto es ahora introducido en unos grandes depósitos para su decantación (es decir, para que los pequeños restos sólidos e ‘impurezas’ se asienten y formen un poso que dé al aceite su mejor imagen); finalmente, el aceite de oliva virgen de Fuerteventura, superados los análisis sanitarios pertinentes, pasa al tren de embotellado para su consumo.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share