Jul 23, 2014
0 0

Moción para declarar y proteger el BIC, Sitio Histórico, Oasis de Maspalomas

Written by
Share

El 30 de abril de 2013 el Consejo de Gobierno Insular de este Cabildo de Gran Canaria acordó por unanimidad incoar, de oficio, el expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Sitio Histórico, de una franja de terreno del Oasis de Maspalomas, sita en el término municipal de San Bartolomé de Tirajana, al amparo del informe de Don José Miguel Márquez Zárate, Arquitecto especialista en patrimonio histórico, y del informe jurídico de Don Carlos Manuel Trujillo Morales, Letrado-Asesor, Titular de la Asesoría Jurídica de esta Corporación Insular.
Entre el 30 de abril de 2013 y el 27 de marzo de 2014 esta Administración Pública instruyó el correspondiente procedimiento administrativo, de conformidad con la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias (LPHC) y con el Decreto del Gobierno de Canarias número 111/2004, de 29 de julio, por el que se aprobó el Reglamento sobre Procedimiento de Declaración y Régimen Jurídico de los Bienes de Interés Cultural (RPBIC); expediente que, a fecha de hoy, está en la fase autonómica y consta de más de 6.000 folios.
Durante la fase insular de instrucción de este expediente de BIC, Sitio Histórico, a favor del Oasis de Maspalomas, SE EMITIERON 6 INFORMES FAVORABLES POR LAS SIGUIENTES INSTITUCIONES CONSULTIVAS DE CANARIAS EN MATERIA DE PATRIMONIO HISTÓRICO (ARTÍCULO 14 LPHC): -Universidad de La Laguna, que designó a Don Antonio Tejera Gaspar, Catedrático de Arqueología y Premio Canarias, por su brillante trayectoria profesional e investigadora en las hazañas colombinas (informe ratificado, además, por la Comisión Permanente de su Departamento universitario), y a Don José María Fernández Palacios, Catedrático de Ecología; -Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, a través de Don Manuel Lobo Cabrera, Catedrático de Historia Moderna, y de Doña Emma Pérez-Chacón Espino, Catedrática de Geografía Física, y Doña Natalia Cruz Avero, Investigadora en formación; -Museo Casa de Colón, a través de Doña Elena Acosta Guerrero, Historiadora y Directora del mismo, y de Don Víctor Montelongo Parada, Biólogo y Presidente del Museo Canario.
Asimismo, SE EMITIÓ INFORME FAVORABLE por el Servicio de Cultura y Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria, a través de sus siguientes funcionarios de carrera: Don José de León Hernández (Doctor en Historia por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y Arqueólogo por la Universidad de La Laguna), Don Gonzalo Santana Medina (Arquitecto Técnico por la Universidad de La Laguna), Don José González Navarro (Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y Doctor en Antropología Social) y Don Javier Velasco Velázquez (Doctor en Historia por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y Profesor a tiempo parcial en la misma, impartiendo la asignatura Patrimonio Cultural en el 4º Curso del Grado de Historia). Y también (sin contar todos los informes jurídicos relativos a las alegaciones formuladas por los interesados durante los trámites de audiencia e información pública del expediente administrativo) SE FORMULARON 3 INFORMES JURÍDICOS FAVORABLES A ESA DECLARACIÓN DE BIC, SITIO HISTÓRICO (uno del Letrado Asesor-Titular del Cabildo de Gran Canaria, de fecha 29 de abril de 2013, otro de la Técnico de Administración General, Jefa del Servicio de Cultura y Patrimonio Histórico de esta Corporación Insular, de 21 de marzo de 2014 y que también se suscribió, con la diligencia de “Revisado y conforme”, por aquel Letrado Asesor-Titular, y el tercero, de fecha 10 de junio de 2014, que se emitió por ambos funcionarios públicos de carrera).
A mayor abundamiento, para corroborar más, si cabe, la obligación de declarar el Oasis de Maspalomas como BIC, en la categoría de Sitio Histórico, y despejar las malintencionadas dudas que se está intentando sembrar por RIU y por algunos miembros de la Ponencia Técnica, sobre que Colón no estuvo en la Punta de Maspalomas para hacer aguada y coger leña (Punta de Maspalomas que se corresponde con el actual Oasis de Maspalomas objeto de la incoación del BIC Sitio Histórico), procede citar, a modo de ejemplo y entre otros, los siguientes extractos documentales y bibliográficos: 1º) Plano original de Gran Canaria, de Tomás López, del año 1780, donde se ve perfectamente el lugar y el nombre de Maspalomas; 2º) Libro “Descripción Geográfica de las Islas Canarias (1740-1743)” de Antonio Riviere, que contiene una copia del mapa de la isla de Gran Canaria para mejor apreciar la toponimia y en el que también está perfectamente ubicada “Maspalomas” y su “charco”, y cuyo mapa fue reconstruido a la vista del mapa señalado en el número 1º) anterior; 3º) Libro “Los Cuatro Viajes de Colón y las Islas Canarias (1492-1502)” del Catedrático y Premio Canarias, Don Antonio Tejera Gaspar, que es contundente en que Cristóbal Colón estuvo, el 25 de mayo de 1502 y con motivo de su cuarto viaje a las Américas, en la Punta de Maspalomas “para tomar el agua y la leña que eran necesarias en el viaje”; puerto o ancón en el que, en el año 1504, también estuvo Juan de la Cosa y donde hicieron “carnaje e tomaron agua e leña”, a todo lo cual aludió el señor Márquez Zárate, en su informe de 18 de abril de 2013, que sirvió de motivación abundante al acuerdo de incoación del BIC; 4º) Libro “Colón y Canarias”, segunda edición 1978 del Aula de Cultura de Tenerife (siendo la primera edición de 1959), de Alejandro Cioranescu, en el que también recoge que, con motivo de su cuarto viaje a América, Colón estuvo en la Playa de Maspalomas para “hacer agua y provisiones antes de empezar la gran travesía”; y Libro en el que describe la punta de Maspalomas como una lugar que tiene agua en el río, a cuyo río las naos podrían entrar por su boca con un práctico o, en otro caso, sin práctico pero a través de barcaza o batel; 5º) Libro “Descripción de las Islas Canarias 1764” de George Glas, 2ª edición del Instituto de Estudios Canarios, 1982, en el que figura un mapa de Gran Canaria donde aparece perfectamente el nombre de Maspalomas y se identifica, sin lugar a dudas, la Punta de Maspalomas, con su río y su charca; 6º) Libro “El Viagero Universal o Noticia del Mundo Antiguo y Nuevo”, obra recopilada de los Mejores Viageros por D.P.E.P., Tomo XI, Imprenta de Villalpando, Madrid 1797, en el que, entre sus “puertos y principales surgideros”, realiza la siguiente cita: “…al Mediodía Maspalomas…”; 7º) Libro “Derrotero y Descripción de las Islas Canarias” por José Varela y Ulloa, editado por Semana de las Fuerzas Armadas, Canarias, Mayo de 1986, que contiene un manuscrito que cita el “Río Maspalomas” y la “Punta de Maspalomas”; 8º) Libro “Le Canarien, Manuscritos, transcripción y traducción”, de los autores Berta Pico, Eduardo Aznar y Dolores Corbella, editado por el Instituto de Estudios Canarios, en el que, al contar las batallas de Gadifer de la Salle para la conquista de Canarias por los Reyes Católicos, cita un gran puerto situado entre Telde y Agüimes (Puerto de Gando) y dice que “largaron las velas y se alejaron cuatro leguas con la intención de hacer aguada, pero los canarios no les permitieron tomar tierra”; lugar de aguada que se corresponde con el Río de la Punta de Maspalomas; 9º) Libro “Noticias de la Historia General de Las Islas de Canaria”, de Joseph de Viera y Clavijo, Presbytero del mismo Obispado, Tomo Primero, Madrid, 1778, en el que nuevamente, al hablar de Gadifer de la Salle, se dice: “…y transitaron á hacer aguada en la ensenada, que se llama de Mas Paloma…”; 10º) Libro “Historia General de las Islas Canarias” de Agustín Millares Torres, Tomo II, en el que se vuelve a hablar del cuarto viaje a América de Cristóbal Colón y su recalada en Gran Canaria el 20 de mayo de 1502; 11º) Libro “Piraterías y ataques navales contra las Islas Canarias”, Tomos I y II, de Antonio Rumeu de Armas, editado por el Instituto Jerónimo Zurita del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en el que, otra vez, se habla de Gadifer y se dice que, tras tener “un serio encuentro con los naturales”, en Fuerteventura, se dice: “Dirigió su ruta luego hacia Gran Canaria, surgiendo en los puertos de Gando y Maspalomas” (Tomo I); mientras que, en el Tomo II, se narran los ataques del Pirata Van Der Does y se dice que “había anclado su flota en el puerto de Maspalomas, al sur de la isla, para efectuar su aguada…” y que “…habiendo dejado de soplar el viento favorable que hasta entonces había inflado las velas de los navíos, la escuadra echó anclas en la rada de Maspalomas”; 12º) Libro “Apuntes para la Historia de las Antiguas Fortificaciones de Canarias”, de José María Pinto y de la Rosa, editado por el Museo Militar Regional de Canarias en el que, entre otros, se cita el “Puerto de Maspalomas” para el “abrigo y defensa de barcos”; 13º) Atlas del Diccionario Geográfico Canarias 2ª hoja, de Coello y Madoz, que contiene un mapa de Gran Canaria en el que figura Maspalomas, el Charco Azul y las Lagunas de Maspalomas; 14º) Un mapa antiguo de las Islas Canarias (Grupo Oriental), editor Alberto Martín, en el que, respecto a Gran Canaria, se puede leer nuevamente y perfectamente ubicada Maspalomas y el Charco Azul; 15º) Libro “El Monasterio de Nuestra Señora de La Rábida”, La Rábida, Palos y Moguer, de Ricardo Velázquez Bosco, Arquitecto e Individuo de Número de la Real Academia de San Fernando, Director y Profesor de la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, editado por la Junta para ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, Madrid 1914; en el cual, con una narración maravillosa y contando las estancias de Colón en dicho Monasterio, se destaca que el descubrimiento del Nuevo Mundo por Cristóbal Colón es “el hecho más trascendental que en lo humano registra la Historia”.
Así, a la vista de todo ello (a excepción del antedicho informe jurídico posterior, de 10 de junio de 2014, que corroboró y complementó todos los precedentes), el 27 de marzo de 2014, el Consejo de Gobierno Insular de Gran Canaria acordó, por unanimidad, proponer al Gobierno de Canarias que declare BIC, Sitio Histórico, una franja de terreno del Oasis de Maspalomas, formada por una superficie total de 758.158,16 metros cuadrados, de los que el 96,81% son compatibles con los criterios generales de protección del BIC y el 3,19% será objeto de reordenación; sobre lo que, en el Anexo III de ese Acuerdo, se estableció el criterio, entre otros, de que ello SEA COMPATIBLE CON UNA ACTIVIDAD ECONÓMICA SOSTENIBLE, QUE, AL MENOS, TENGA UNA RENTABILIDAD EQUIVALENTE, LO CUAL SE ABORDARÁ EN EL PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN (nunca antes ni, por tanto, en el procedimiento de declaración del BIC, Sitio Histórico, del Oasis de Maspalomas), SEGÚN DERIVA, por citar algunas, DE LA SENTENCIA DE LA SALA TERCERA DEL TRIBUNAL SUPREMO, DE 3 DE OCTUBRE DE 1988 (RJ 1988/7422), Y DE LA SENTENCIA QUE, EL 23 DE FEBRERO DE 2012 (RJ 2012/4.225 y de la que fue Ponente el Excmo. Magistrado Don Rafael Fernández Valverde), SE DICTÓ POR LA SECCIÓN QUINTA DE ESA MISMA SALA DE LO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO DEL TRIBUNAL SUPREMO.
El 14 de abril de 2014 el Cabildo de Gran Canaria remitió el expediente a la Consejería de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, para que, previo informe favorable del Consejo Canario de Patrimonio Histórico, el Consejo de Gobierno de Canarias acuerde dicha declaración de BIC, Sitio Histórico, del Oasis de Maspalomas, en los términos propuestos por esta Administración Pública Insular.
El 8 de mayo de 2014 el Director General de Cooperación y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias remitió un oficio a este Cabildo de Gran Canaria, por el que devolvió el expediente administrativo al considerar que, durante la fase insular, se cometieron algunos errores; esto es, que el expediente estaba incompleto (faltaban notificaciones, trámites de audiencia, etcétera) y que era necesario un informe sobre el posible impacto económico que ocasionaría la declaración de BIC, Sitio Histórico. Y, asimismo, pidió que se le informara sobre los pleitos en trámite existentes al respecto. Además, el día 23 posterior, remitió otro oficio a esta Corporación Insular solicitando más aclaraciones.
A su vez, el 23 de mayo de 2014 e invocando el artículo 21.2 LPHC, RIU denunció la mora ante el Cabildo de Gran Canaria por haber transcurrido más de 12 meses desde el 30 de abril de 2013 (fecha del Acuerdo de este Cabildo de incoación del BIC); por lo que, según el artículo 17 RPBIC y el artículo 21.2 LPHC, esta Corporación Insular tenía 2 meses (es decir, hasta el 22 de julio de 2014), para terminar y/o subsanar la fase insular y enviar nuevamente el expediente al Gobierno de Canarias.
Sin embargo, este Cabildo de Gran Canaria no agotó ese último plazo, sino que, a través de sus Servicios de Cultura y Patrimonio Histórico, y de Asesoría Jurídica, redactó aquel informe jurídico, de 10 de junio de 2014, y una respuesta muy completa y exhaustiva, en virtud de la cual quedaron totalmente aclaradas y/o completadas las cuestiones planteadas en aquellos oficios; respuesta que se envió a la expresada Dirección General con la remisión, nuevamente, del expediente de BIC, de tal manera que así finalizó la fase insular relativa a este procedimiento administrativo, todo ello para evitar, entre otras cosas, que los 2 meses que tendría el Gobierno de Canarias para declarar el BIC, Sitio Histórico, a favor del Oasis de Maspalomas, coincidieran con los meses de agosto y septiembre, en los cuales se suelen disfrutar las vacaciones.
Así, según el artículo 17 RPBIC y el 21.2 LPHC, a partir del momento en que la Dirección General de Cultura recibió la contestación del Cabildo de Gran Canaria y, nuevamente, el expediente administrativo, el Gobierno de Canarias tenía y tiene 2 meses (que vencen a las 24:00 horas del 9 de agosto de 2014) para declarar el Oasis de Maspalomas BIC, en la categoría de Sitio Histórico, previo informe favorable (vinculante, según Ley) del Consejo Canario del Patrimonio Histórico; y si no lo hace, dentro de ese tiempo y en la forma debida, el expediente del BIC, Sitio Histórico, caducará y quedará sin efecto, no pudiendo volver a incoarse hasta después de 3 años, período durante el cual se producirán, con toda seguridad, nuevas construcciones y actuaciones, totalmente contrarias a los criterios de protección del BIC, que prácticamente imposibilitarán dicha futura y nueva incoación.
En este contexto, el 18 de julio de 2014 y con carácter previo a la sesión del Consejo del Patrimonio Histórico de Canarias, se celebró la Ponencia Técnica de Patrimonio Arqueológico, Etnográfico y Paleontológico, a la que, de sus 9 miembros con voz y voto (previstos en el artículo 13 del Decreto 118/2001, de 14 de mayo, por el que se aprobó el Reglamento del Consejo de Patrimonio Histórico de Canarias –RCPHC–), sólo asistieron 51 y también estuvieron presentes su Secretario, con voz y sin voto, Don José Lino Feo, la Administradora General y Jefa de Servicio, con voz y sin voto, Doña María Luisa Sintes Calatrava, y, en nombre del Cabildo de Gran Canaria y como invitados, con voz y sin voto, Don José de León Hernández (funcionario de carrera e Inspector de Patrimonio Histórico, así como Doctor en Historia por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y Arqueólogo por la Universidad de La Laguna), Don Carlos Manuel Trujillo Morales (funcionario de carrera y Letrado Asesor, Titular de la Asesoría Jurídica de la Corporación Insular) y Don José Miguel Márquez Zárate (Arquitecto especialista en patrimonio histórico); Ponencia Técnica que, mediante una propuesta exhibida al final de la sesión por su Presidente y que había sido previamente redactada por él mismo en 2 folios y medio, así como pactada políticamente con aquellos Vocales suyos y afines, dictaminó desfavorablemente la propuesta de declaración de BIC, Sitio Histórico, del Oasis de Maspalomas, todo ello con 4 votos a favor y la abstención del Profesor Tejera Gaspar, al cual no dejaron votar a favor, tal como anunció allí previamente, bajo el argumento de que ya había emitido el informe favorable institucional de la Universidad de La Laguna.
El dictamen desfavorable de dicha Ponencia Técnica, con sus 2 folios y medio (los cuales son una copia resumida de los argumentos esgrimidos por RIU en el procedimiento ordinario del recurso contencioso-administrativo 261/2013, del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 6 de Las Palmas, interpuesto por aquélla contra el Acuerdo del Consejo de Gobierno Insular, de 30 de abril de 2013, en virtud del cual se incoó, de oficio, el procedimiento para declarar BIC), supone un atropello muy grave a Gran Canaria y a su patrimonio histórico, al obviar los más de 6.000 folios de uno de los expedientes más completos que, en relación con esta materia, existe en la historia de Canarias, y al hacer caso omiso a aquellos 11 INFORMES TÉCNICOS Y JURÍDICOS FAVORABLES a la declaración del Oasis de Maspalomas como BIC, Sitio Histórico, todo ello con un desprecio absoluto a las Instituciones Consultivas de Canarias en materia de Patrimonio Histórico (artículo 14 LPHC), es decir, a la Universidad de La Laguna, a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y a la Casa-Museo de Colón y al Museo Canario.
Esa supuesta Ponencia Técnica no tuvo en cuenta que, en este caso concreto, el Sitio Histórico, Oasis de Maspalomas, existe desde el 25 de mayo de 1502, FECHA EN QUE ESTE LUGAR SE INCORPORÓ, DE FORMA DETERMINANTE Y SINGULAR, A UNO DE LOS ACONTECIMIENTOS HISTÓRICOS MÁS UNIVERSALES Y RELEVANTES EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD (EL DESCUBRIMIENTO, EXPLORACIÓN Y CONQUISTA DE AMÉRICA); y ello, porque el Almirante Cristóbal Colón, en su cuarto viaje (en el que descubrió América Central, en concreto Honduras y Panamá), pasó y recaló en el Oasis de Maspalomas, lugar que, por su condiciones excepcionales propias de un Oasis, estaba provisto de agua salobre pero potable (la cual, introducida en barricas de madera, no se pudría durante los más de 20 días que duraba el viaje) y también de leña, lo que lo convirtió en el punto de partida idóneo para, antes de emprender el viaje al nuevo Mundo, poder avituallarse de aquellas materias imprescindibles para culminar el viaje.
En efecto, tal como consta con argumentación abundantísima en todos aquellos INFORMES FAVORABLES DE LAS INSTITUCIONES CONSULTIVAS DE LA LPHC Y TAMBIÉN DE LOS DEMÁS INFORMES TÉCNICOS Y JURÍDICOS FAVORABLES, ESE ACONTECIMIENTO HISTÓRICO JUSTIFICA, SOBRADAMENTE, QUE ESTE PARAJE NATURAL, DESDE AQUELLA FECHA, OSTENTA MÉRITOS NOTORIOS PARA SER DECLARADO BIC, EN LA CATEGORÍA DE SITIO HISTÓRICO, SEGÚN EL ARTÍCULO 18.1, D), DE LA LPHC.
Por tanto, la propuesta de este Cabildo de Gran Canaria, dentro de sus competencias en esta materia –artículo 8.3, d) de la LPHC–, tiene por objeto CUMPLIR CON EL DEBER CONSTITUCIONAL Y LEGAL (artículo 46 de la CE y artículo 4 de la LPHC) DE CONSTATAR Y PROPONER LA DECLARACIÓN DE UNA REALIDAD PREEXISTENTE, sobre la cual la LPHC otorga un estatuto jurídico en orden a su protección, recuperación, mantenimiento y difusión de los valores históricos y naturales, en este caso del Oasis de Maspalomas y de su entorno inmediato, y todo ello respetando una actividad económica sostenible, que, al menos y tal como se dice en el Anexo III del Acuerdo del Consejo de Gobierno Insular, de 27 de marzo de 2014, tenga una rentabilidad equivalente. Asimismo, se pretende LA PROTECCIÓN Y RECUPERACIÓN DEL PERFIL IDENTITARIO DE DICHO PARAJE NATURAL HISTÓRICO, a efectos, esencialmente, de que ninguna edificación sobrepase el palmeral ni compita en altura con el Faro de Maspalomas.
La presunta Ponencia Técnica tampoco tuvo en cuenta que LA EXISTENCIA DE UN BIC DERIVA DE LO DISPUESTO, PARA CADA UNA DE SUS CATEGORÍAS, EN LA LPHC; RAZÓN POR LA CUAL, EL ACTO DE DECLARACIÓN DE BIC SÓLO ES EL RECONOCIMIENTO Y CONSTATACIÓN FORMAL DE UNA REALIDAD PREEXISTENTE, según el artículo 2 de la LPHC, en relación con su artículo 18.
Así, según abundante jurisprudencia del Tribunal Supremo, LA CONSTATACIÓN Y DECLARACIÓN DE UN BIC ES UN ACTO ADMINISTRATIVO REGLADO (y, por tanto, no depende de criterios de oportunidad política o voluntarista del Cabildo de Gran Canaria y/o del Gobierno de Canarias), UNA VEZ QUE SE DISPONEN DE 2 O MÁS INFORMES FAVORABLES DE LAS INSTITUCIONES CONSULTIVAS DEL ARTÍCULO 14 DE LA LPHC.
ADEMÁS, EL VALOR CULTURAL ES PREEXISTENTE Y DERIVA DE LA LEY, DE MANERA QUE SU DECLARACIÓN, AL SUPONER UNA VINCULACIÓN O LIMITACIÓN GENERAL, NUNCA CONSTITUIRÍA UN DAÑO ANTIJURÍDICO; POR LO QUE TAMPOCO SERÍA INDEMNIZABLE.
ESE DEBER DE CONSERVAR EL PATRIMONIO HISTÓRICO CANARIO SE PROYECTA, RESPECTO A LOS PODERES PÚBLICOS, EN LA INEXCUSABLE OBLIGACIÓN CONSTITUCIONAL Y LEGAL DE PROPONER Y DECLARAR LOS BIC, CUANDO SE CONSTATE TÉCNICAMENTE QUE UN BIEN OSTENTA LOS REQUISITOS DE ALGUNA DE LAS CATEGORÍAS CONTEMPLADAS EN LA LPHC; Y, RESPECTO A LOS CIUDADANOS (EN ESTE CASO, DE LOS TITULARES DE DERECHOS EN EL ÁMBITO DEL BIC), EN EL DEBER CONSTITUCIONAL, LEGAL Y GENERAL DE SOPORTAR LAS MEDIDAS DE CONSERVACIÓN QUE TAL DECLARACIÓN IMPLIQUE, SIN QUE DE ESTA OBLIGACIÓN DERIVE RESPONSABILIDAD PATRIMONIAL ALGUNA.
Por lo anteriormente expuesto, se eleva a la consideración del Pleno la siguiente propuesta de:

ACUERDO:
SOLICITAR AL CONSEJO DEL PATRIMONIO HISTÓRICO DE CANARIAS (como órgano colegiado consultivo en esta materia y como órgano que debe emitir un informe favorable en este asunto, que es vinculante para el Consejo de Gobierno de Canarias) que otorgue la máxima importancia, dedicación y estudio técnico a este expediente, PARA QUE (apartándose del único dictamen desfavorable, formulado por aquella supuesta Ponencia Técnica en 2 folios y medio), INFORME FAVORABLEMENTE, EN SU PRÓXIMA SESIÓN DEL DIA 24 DE JULIO DE 2014, LA DECLARACIÓN DE BIC, EN LA CATEGORÍA DE SITIO HISTÓRICO, DEL OASIS DE MASPALOMAS, EN LOS TÉRMINOS PROPUESTOS POR ESTE CORPORACIÓN INSULAR Y AL AMPARO DE AQUELLOS 8 INFORMES TÉCNICOS (de los cuales 6 fueron emitidos por 3 Instituciones Consultivas en materia del patrimonio histórico de Canarias) Y DE LOS CITADOS 3 INFORMES JURÍDICOS, TODOS ELLOS FAVORABLES AL BIC, ASÍ COMO DE LA ABUNDANTE DOCUMENTACIÓN Y BIBLIOGRAFÍA EXISTENTE AL RESPECTO

Article Categories:
Gran Canaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share