Jul 16, 2014
0 0

Lanzan un manifiesto por la reforma federal de la Constitución y el derecho a codecidir de todos los españoles

Written by
Share

sartorios Personas del mundo de la cultura, la universidad, distintos profesionales y antiguos políticos han lanzado este miércoles la declaración ‘Una España federal en una Europa Federal’, un documento en el que defienden una reforma federal de la Constitución, porque consideran que es el modo «natural» de culminar el Estado Autonómico que se creó en la Transición, y que llevaría a todos los españoles a ejercer su «derecho a codecidir» sobre cualquier acuerdo que se adopte en esta materia.

La declaración ha sido presentada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid justo un día después de que se diera a conocer el manifiesto ‘Libres e Iguales’ en el que otro grupo de intelectuales y políticos acusan al Estado de estar «a la defensiva» sin dar respuesta al «desafío soberanista».

El texto federalista ha sido presentado ante varios de sus firmantes como el exdiputado Nicolás Sartorius, que ha ejercido como portavoz; el exministro de Educación Ángel Gabilondo y los ex presidentes del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) Fernando Vallespín y Belén Barreiro.

También se han sumado a la iniciativa con sus rúbricas la exdiputada y abogada Cristina Almeida; el exjuez Baltasar Garzón; los escritores Almudena Grandes, Luis García Montero y José Manuel Caballero Bonald; el director de cine José Luis Cuerda; los catedráticos Emilio Ontiveros y Carlos Berzosa y los periodistas José Antonio Zarzalejos, Jesús Maraña, Ignacio Escolar y Joaquín Estefanía.

CONSECUENCIAS «NEFASTAS PARA TODOS»

En el documento constatan la «insuficiencia de la estructura territorial del Estado» autonómico que se plasma, a su juicio, en el creciente «descontento» expresado por algunas autonomías que, en el caso de Cataluña o Euskadi, lleva a la expansión de un «movimiento independentista que pone en grave riesgo la unidad del Estado con consecuencias que serían nefastas para todos».

«Ocultar estas realidades, minimizar sus posibles efectos o adoptar actitudes inmovilistas sería una ceguera imperdonable que no podemos ni debemos permitirnos», avisan. Por eso, instan a los partidos y las instituciones democráticas a buscar consensos en torno a una reforma de la Carta Magna en sentido federal.

Esa reforma debería hacer sobre la base del reconocimiento de las «diversas identidades» que componen España; de convertir al Senado en Cámara territorial para legislar y permitir la participación de las comunidades en la gobernación de los «problemas comunes», incluidos los europeos, y de una distribución clara de competencias entre Estado y autonomías para evitar «ligitios o interpretaciones interesadas de parte».

IGUALDAD DE DERECHOS

También defienden una financiación «justa y equilibrada» basada en los principios de igualdad de derechos de los ciudadanos, solidaridad entre territorios y ordinalidad, en el sentido de que «ninguna comunidad se empobrezca por causa de la solidaridad».

Para los promotores del manifiesto, pensar que los problemas territoriales se «arreglarán por sí solos», prolongando situaciones que llevarían a la «fractura de la ciudadanía» o planteando una «ruptura entre ciudadanos que llevan años conviviendo en la misma comunidad política, sólo conduciría a «un estéril enfrentamiento».

Frente a la pasividad o las iniciativas unilaterales y fuera de la ley, ellos abogan por ser «sensatos y audaces» y buscar soluciones basadas «en el más amplio consenso», como, subrayan se supo hacer en otros momentos decisivos de la Historia de España.

Sartorius ha incidido en todas estas ideas, convencido de que es «de cajón» que España tiene una «vocación federal», mayor incluso que otros Estados federales de nuestro entorno, porque alberga comunidades con distintas lenguas, derechos históricos, sistemas de Derecho Civil específicos y modelos fiscales específicos. «Ya somos un Estado asimétrico», ha respondido cuando se le ha preguntado si el federalismo que propugnan sería simétrico o asimétrico, un debate que él ha calificado de «absurdo».

«ESTO CHIRRÍA POR LOS CUATRO COSTADOS»

Más allá de trasladar sus peticiones a los partidos políticos, el objetivo de los firmantes es implicar en este debate a todos los españoles porque el problema territorial es «común», ya que afecta a lo que es España.

De momento ya han recabado 60 apoyos, pero su intención es publicitar el texto a través de la redes sociales para lograr muchos más y, sobre todo, abrir el debate «colectivo, abierto y no partidista», porque la organización del Estado nos afecta a todos y no puede dejarse sólo en manos de los políticos.

De hecho, a Sartorius se le han formulado varias preguntas sobre el proceso soberanista catalán y la futura reunión prevista entre el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el del Gobierno, Mariano Rajoy. A su juicio, la solución a estos asuntos no pasa por lo que puedan hablar Mas y Rajoy porque el problema va más allá de Cataluña o incluso Euskadi y Andalucía. «La España autonómica chirría por los cuatro costados», ha proclamado el exdiputado del PCE y de IU.

Aunque ha admitido que es bueno que Mas y Rajoy «se vean y dialoguen», augura que ninguno cambiará de posición. «No se va a cambiar la pregunta ni se va a hacer la consulta», ha resumido, antes de subrayar que el referéndum que tiene programado Cataluña no tiene cabida en la Constitución y que hay que ser respetuosos con la Carta Magna.

Pero eso, desde su punto de vista, implica cambiarla lo que acarrearía un «referéndum vinculante» en el que tendrían que participar todos los españoles. «La soberanía reside en el pueblo español y tenemos derecho a codecidir entre todos lo que se acuerde», ha explicado, haciendo hincapié en que «la separación de una comunidad autónoma afecta al conjunto del país» y que, por tanto, «es todo el conjunto el que tiene derecho a decidir». «Si no, el derecho a decidir de unos anula el derecho a decidir de otros», ha remachado.

ATRAERSE AL PP

Preguntado por las reticencias que hasta ahora ha mostrado el PP ha avanzar hacia una reforma federal, Sartorius ha dicho sentirse «esperanzado» sobre la posibilidad de atraer «a la derecha» a sus postulados. En este punto ha recordado que en el año 2000, el PP llevaba en su programa electoral al reforma del Senado y podría volver a retomar la idea.

Para lograr esos cambios de posición, los firmantes manifiesto buscan crear un «debate potente» porque, a su juicio, lo que sí está claro es que esto no arregla con «bloqueos», con «peligrosísimos inmovilismos» o cono «independentismos». «Lo insensato es estar bloqueados ante una especie de precipicio sin saber qué va a pasar», advertido.

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share