Jun 17, 2014
0 0

Una plataforma ciudadana precintó públicamente el primer minipunto limpio de Tenerife inaugurado pasado jueves por Carlos Alonso

Written by
Share

La Plataforma Ciudadana la Incineración No es la Solución, constituida por numerosos colectivos ambientalistas, políticos y sindicales y que se presentara por primera vez en público hace dos meses, procedió este martes al precinto simbólico del primero de los 150 minipuntos limpios que el Cabildo de Tenerife, junto con el Ayuntamiento de Santa Cruz, inaugurara el pasado jueves en las puertas del colegio El Chapatal.
En rueda de prensa dieron a conocer las características que según el Plan de residuos debían reunir estas instalaciones, inicialmente previstas para entidades de población de menos de 5.000 habitantes (lo que constituiría el primer incumplimiento al haberse instalado en el centro de Santa Cruz). Y es que para esta Plataforma lo que ha instalado en Cabildo más que un ‘minipunto limpio’, que habría de estar vallado y perfectamente controlado su uso sólo para particulares y sin acceso para vehículos o empresas, es un gigantesco contenedor que, además, debido a su “chapucero diseño” representa un gravísimo riesgo para la seguridad de los usuarios, especialmente niños si tenemos en cuenta que se encuentra a la entrada de un colegio.
Según el PTEOR (Plan Territorial Especial de Ordenación de los Residuos del año 2009) en Tenerife debía haber 18 puntos, del tipo de los que conocemos hoy en día, y hasta la fecha sólo disponemos de seis anteriores al PTEOR y otros dos más que se inauguraron en la anterior legislatura siendo Wladimiro Rodríguez Brito el responsable de residuos. En total faltan 10 para completar esta red además de siete plantas de clasificación de voluminosos, en otras tantas plantas de transferencia, y 150 minipuntos limpios previstos para entidades de población inferiores a 5.000 habitantes.
Para este colectivo ciudadano el acto protagonizado por Carlos Alonso y José Manuel Bermúdez el pasado jueves en la capital tinerfeña, inaugurando como ‘minipunto limpio’ lo que no es sino un gigantesco contenedor extremadamente peligroso y sin sentido alguno, da claras muestras de hasta qué punto nuestras autoridades están comprometidas con un plan de residuos que hacía aportaciones importantes para salir del lamentable impás en el que nos encontramos y que nos coloca a la cola de la Unión Europea en materia de reciclaje de residuos.
Después de hacer varias demostraciones prácticas, el colectivo procedió al sellado simbólico del contenedor y a la colocación de carteles que advertían del riesgo de cortes o heridas por aplastamiento, dada la fuerza con la que se desploman las compuertas de acero que no disponen de unos sistemas mínimos de retención. Así mismo pusieron de manifiesto que dicha instalación carecía de receptáculos para residuos importantes como las bombillas de bajo consumo, tubos fluorescentes o aerosoles cuando, por otro lado, recepcionaba textiles o aceites domésticos cuando existían contenedores específicos a 20 metros, en la esquina de la misma calle. Muestra evidente la falta de planificación y el carácter propagandístico de esta acción que, sin embargo, sí provoca un efecto contraproducente en la concienciación necesaria de los ciudadanos que ven defraudadas las expectativas que de buena fe ponen y que se ha demostrado estos días, aunque cometiendo errores graves debido a la elocuente falta de información eficaz a los vecinos.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share