Jun 14, 2014
0 0

El Tribunal de Justicia de Luxemburgo ya tiene jurisprudencia para parar las prospecciones de Repsol en Canarias

Written by
Share

repsolEl Tribunal de Luxemburgo (Tribunal de Justicia de la Unión Europea) ya cuenta con jurisprudencia suficiente y reciente para parar las prospecciones petrolíferas de Repsol en aguas de Fuerteventura y Lanzarote, si no lo hace antes el Tribunal Supremo de España.

El pasado 29 de mayo de 2014 la secretaría de Estado de Medio Ambiente del Gobierno de España dictó, a petición de Repsol, la declaración de Impacto Ambiental favorable a las prospecciones, autorizándolas así desde el punto de vista ambiental.

Esta declaración se publicó en el BOE del pasado martes 10 de junio de 2014, y en ella puede leerse textualmente (pag. 44252 del BOE), en el marco de la evaluación de ‘RIESGOS AMBIENTALES’ y ‘SUCESOS ACCIDENTALES’ del proyecto de los sondeos, que el “plan de restitución ambiental” de los sondeos que propone Repsol “debe incluir la posibilidad de COMPENSACIÓN territorial y/o AMBIENTAL de LOS ESPACIOS DE LA RED NATURA 2000 QUE PUDIERAN VERSE AFECTADOS” por los sondeos.

Esto es RADICALMENTE CONTRARIO a los dictámenes del Tribunal de Luxemburgo.

No en vano, este Tribunal acaba de dictaminar una sentencia en la que aclara que NO ES ADMISIBLE HABLAR DE MEDIDAS COMPENSATORIAS para afecciones a Espacios de la Red Natura 2000 (los protegidos por la “Directiva de Hábitat”, como el LIC marino del Espacio del Sur y Oriente de Fuerteventura y Lanzarote, en el que se ubican los permisos de investigación otorgados por Soria a Repsol) cuando se está evaluando el impacto ambiental del proyecto.

Así, en su muy reciente Sentencia del 12 de mayo de 2014, el Tribunal de Luxemburgo ha enjuiciado el proyecto de trazado de la autopista A-2 (entre las localidades de Hertogenboch-Eindhoven) aprobado por el Ministerio holandés de Infraestructuras y de Medio Ambiente. (En archivo adjunto se acompaña la sentencia mencionada)

Y el Tribunal de Luxemburgo ha dicho que si se plantean medidas compensatorias en los proyectos que afectan a Espacios de la Red Natura 2000, ese es el mejor y mayor reconocimiento de que el proyecto en cuestión afecta o puede afectar a la integridad de estos espacios.

Ha dicho, asimismo, que las medidas de protección cuyo objeto sea compensar los efectos negativos del proyecto sobre el espacio de la Red Natura 2000 (tales como las establecidas en al DIA de Repsol), no pueden ser tomadas en consideración en la evaluación de las repercusiones del proyecto; ya que no pretenden evitar ni reducir los efectos significativos negativos provocados directamente por el proyecto en los hábitats y espacios protegidos; sino que persiguen compensar con posterioridad dichos efectos negativos; por lo que, es concluyente el Tribunal Europeo: estas medidas no pueden garantizar que el proyecto no afecte a la integridad del lugar afectado, que es lo que exigen las Directivas europeas.

El Tribunal de Luxemburgo sigue razonando que, cuando con un criterio de certeza, no se puede afirmar la inexistencia de efectos significativos del proyecto sobre el Espacio Protegido, ello implica cuando menos que existe incertidumbre sobre la inexistencia de efectos perjudiciales para la integridad del lugar afectado (en la Declaración de Impacto Ambiental de las prospecciones -misma pág. 44252 del BOE- se admite expresamente esta incertidumbre).

Todo ello ha llevado al tribunal de Luxemburgo a indicar a las autoridades holandesas que, en estos casos, cumpliendo con las leyes europeas, “deberán denegar al autorización del plan o del proyecto considerado”.

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera, ha preguntado al Gobierno central por qué no sigue los criterios e indicaciones del Tribunal Europeo, y se deniega definitivamente a Repsol la posibilidad de perforar el subsuelo marino canario: “Si las decisiones y opiniones del Tribunal de Justicia de Luxemburgo son vinculantes para todas las autoridades de los Estado miembros, incluidas las autoridades judiciales, los ciudadanos canarios no entenderemos por qué en Canarias no se respetan estas decisiones y opiniones, y por qué en sentido contrario se alientan las pretensiones de Repsol en contra de la inmensa mayoría de la ciudadanía canaria, que quiere para su tierra y para sus mares la misma protección que se otorga en otros países europeos en cumplimiento de las leyes europeas”.

Article Categories:
Canarias · Fuerteventura · Lanzarote

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share