May 22, 2014
0 0

Declaran BIC el Conjunto Histórico ‘El Realejo Alto’ y ‘La Hacienda de Las Palmas de Anaga’

Written by
Share

 El Conjunto Histórico ‘El Realejo Alto’ y ‘La Hacienda de Las Palmas de Anaga’, situados en la isla de Tenerife, ya cuentan con la protección de Bien de Interés Cultural formando parte del catálogo del Patrimonio Histórico de Canarias.

Según ha acordado este jueves el Consejo de Gobierno, la Hacienda de Las Palmas de Anaga, declarada con la categoría de Monumento, constituye un magnífico ejemplo de arquitectura rural histórica de la isla, vinculada al auge del cultivo del viñedo durante el siglo XVII, como centro de explotación agrícola y vivienda temporal del propietario, mientras que su ermita anexa satisfizo los servicios religiosos del vecindario disperso del lugar.

Su declaración BIC preserva una hacienda rural de cerca de tres siglos de antigüedad, así como las distintas dependencias, edificaciones e instalaciones de carácter agrario vinculadas, junto a los bancales que conforman el soporte paisajístico del conjunto, una de las haciendas rurales más antiguas y relativamente bien conservadas de la isla de Tenerife

Las primeras referencias históricas del inmueble se remontan a los primeros años del siglo XVII, cuando Gonzalo Fernández de Ocampo adquiere la finca de Las Palmas en 1610 a la familia Armas. El linaje Fernández Ocampo está establecido en Tenerife desde la Conquista y sus miembros ocuparon importantes cargos públicos en el gobierno de la isla.

En rueda de prensa, el portavoz del Ejecutivo, Martín Marrero, ha dicho que el entorno de protección garantiza la preservación de la totalidad de los elementos edificatorios y de instalaciones agrarias que conformaban esta unidad de explotación tradicional, incluyéndose, asimismo, el antiguo espacio cultivado que la rodeaba y que conforma el soporte paisajístico de las edificaciones.

Con esta delimitación se evita la aparición de posibles impactos negativos, tanto sobre las construcciones, como aquellos de carácter visual que puedan afectar a su contemplación, estudio o apreciación.

El Conjunto Histórico de ‘El Realejo Alto’ hunde sus raíces en el «real» castellano en el que se escenifica la rendición de los menceyes guanches y en el que se mantendría un contingente, con Fernández de Lugo en la conquista de Tenerife.

El ámbito urbano que se extiende al sur de la Iglesia de Santiago Apóstol, germen fundacional del antiguo Realejo de Arriba, vincula su origen al campamento castellano que Alonso Fernández de Lugo instala en el Valle de Taoro, como preludio del final de la conquista, plasmado en la rendición de los guanches acampados en el Realejo Bajo.

El Conjunto Histórico constituye un espacio urbano en el que se conservan los últimos ejemplos de arquitectura histórica del Realejo Alto. El importante proceso de renovación edificatoria, sufrido a partir de la década de los 70, propició la desaparición de un considerable número de ejemplos de arquitectura tradicional y de arquitectura ecléctica del tránsito del siglo XIX al XX. S

PAISAJE URBANO

Sólo la calle El Medio de Arriba, ha señalado Marrero, logró conservar un importante elenco de estas construcciones manteniendo un paisaje urbano que evocaría los rasgos del Realejo de la primera mitad del siglo XX, así como el proceso de evolución arquitectónica y socioeconómica del núcleo.

En definitiva, se trata de un pequeño recinto de gran interés patrimonial, que ha podido resistir los embates del urbanismo exacerbado que caracterizó al municipio en la década de los 70 y 80 del pasado siglo.

El eje conformado por la plaza de la Iglesia de Santiago Apóstol y la calle El Medio de Arriba muestra aún una imagen histórica que merece el establecimiento de un régimen específico de protección, a través de la declaración de BIC, que garantiza su conservación como vestigio, casi testimonial, de un núcleo urbano tradicional ya desaparecido.

 

Article Categories:
Gran Canaria · Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share