Abr 28, 2014
0 0

Expertos valoran la calidad de la enseñanza de inglés en el sistema educativo de Canarias

Written by
Share

Una evaluación externa reconoce que la aplicación del programa ‘CLIL’ de inglés que se desarrolla actualmente en las aulas de Canarias ha obtenido un «amplio respaldo» y valoración por parte del profesorado, equipos directivos de los centros, alumnado, familias y Administración.

Desde su aparición en el sistema educativo canario, en el curso 2004-2005, el programa CLIL (Content and Language Integrated Learning- Aprendizaje Integrado de Contenidos y Lengua Extranjera) se ha introducido cada vez en un mayor número de centros educativos públicos, pasando de los nueve iniciales en Primaria, a los 471 centros de Primaria y Secundaria actuales, con 1.200 docentes y 19.700 alumnos y alumnas participantes en un proyecto que implica la enseñanza parcial –al menos una hora semanal– de un área no lingüística en inglés impartida, generalmente, por profesorado especialista en este idioma.

Los resultados del informe realizado por David Marsh y María Jesús Frigols, precursores europeos en la enseñanza y aprendizaje a través de contenidos y especialistas en el CLIL, revelan un «sólido conjunto de bases» para el éxito de este programa en las islas.

María Jesús Frigols, que presentó un resumen de su informe este lunes, valoró la preparación del profesorado canario y destacó que el alumnado «ha entrado en el programa por obligación y se ha quedado por motivación».

Asimismo, hizo hincapié en el alto nivel de implicación de las familias, que contestan «que están informadas sobre el desarrollo del programa y desean su continuidad».

En lo que se refiere a la tarea de la Administración, Frigols alabó el marco normativo diseñado por la Consejería de Educación, «flexible para ir mejorando aprovechando el feedback de los agentes implicados».

El estudio, realizado a partir de cuestionarios diseñados por personas implicadas en el proyecto, describe la experiencia en las aulas con tres objetivos: contextualizar la experiencia en Canarias, examinar los resultados y formular recomendaciones sobre acciones futuras.

El documento indica, entre otras cosas, que existen indicios de que la implantación del programa tiene un impacto positivo para la vida escolar, que los docentes tienen un alto nivel de satisfacción en la forma de gestión del programa y que, para la Consejería, el ‘CLIL’ ha pasado de ser un proyecto a ser considerado uno de los modelos educativos imperantes. En general, denota un amplio respaldo al programa y a su aplicación.

A esta valoración positiva se suman los excelentes resultados obtenidos el pasado año por estudiantes canarios de Secundaria y Bachillerato de centros ‘CLIL’ en las pruebas GESE (Graded Examination in Spoken English) realizadas por examinadores del Trinity College London, entidad que posee el máximo grado de rigurosidad académica en los exámenes de lenguas a nivel internacional.

Un 92,26 por ciento del alumnado presentado superó estos exámenes, en la primera prueba externa de este tipo a la que se ha sometido este alumnado y cuyo resultado fue valorado como un éxito rotundo del programa.

«Nuestro objetivo es ofrecer al estudiantado la posibilidad de adquirir, en el transcurso de su escolaridad, una competencia comunicativa que facilite su movilidad y sus expectativas de empleo futuras, así como la relación con personas de otros países europeos y creemos que la enseñanza a través de temas interdisciplinares es un medio importante para la introducción y el mantenimiento del CLIL», señaló el consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno canario, José Miguel Pérez.

Pérez anunció que su departamente tiene preparadas 595 plazas para acreditar a más profesorado y así poder extender el programa, «que es especialmente necesario en Canarias y ha aportado tan buenos resultados en nuestro alumnado».

Entre los aspectos más sólidos del ‘CLIL’, según el informe, destacan que las comunidades escolares tienen objetivos y directrices explícitos para la implementación del programa, la cooperación entre profesorado, el constante desarrollo interdisciplinar y los recursos compartidos, las vías de continuidad para el proyecto creadas entre Primaria y Secundaria, las oportunidades de desarrollo profesional para el profesorado, su alta motivación, el desarrollo y uso de tecnología como apoyo a la educación y el fortalecimiento en el trabajo conjunto de equipos directivos y profesorado.

ANÁLISIS DE LOS CUESTIONARIOS

Según se extrae del documento, los equipos directivos valoran los aspectos organizativos, de implantación, la participación de la comunidad educativa y los compromisos adquiridos con el programa, entre otros aspectos.

El profesorado destaca el apoyo, asesoramiento y coordinación entre los docentes de inglés y de materias no lingüísticas, el uso de las tecnologías de la información, la adaptación de materiales, la participación de auxiliares de conversación o la formación recibida, principalmente.

En cuanto al alumnado, destaca su alta motivación por participar en el programa y la autonomía que le proporciona por su mejora en la expresión oral y escrita, la mayor atracción por las materias impartidas en inglés, el fomento del trabajo en grupo, y son conscientes de la repercusión positiva de su participación en el programa para su formación académica. En cuanto a las familias, consideran muy importante la continuidad del proyecto, considerándolo fundamental para la educación.

RECOMENDACIONES

El análisis recoge también una serie de recomendaciones planteadas por los distintos sectores participantes en el estudio. Entre las aportaciones sobresalen la posibilidad de ofrecer al finalizar la enseñanza Secundaria una certificación internacional externa de lengua inglesa al estudiantado, seguir fomentando relaciones de hermanamiento con centros de otros países que sigan programas similares, reconocer la innovación, actividades y desarrollo del ‘CLIL’ en las escuelas mediante premios anuales, implantar un Portafolio Europeo de Las Lenguas para Canarias, como medio para fomentar el aprendizaje integrado de contenido y lengua y exponer los logros del alumnado, realizar un análisis de coste-beneficio del programa que comunique el valor del mismo o insistir en el desarrollo de las destrezas en inglés del profesorado.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share