Abr 25, 2014
0 0

La marca de ropa canaria Charmé empezará a distribuir en Península en otoño de 2014

Written by
Share

La marca de ropa canaria Charmé empezará a distribuir su tejidos en Península a finales de este año, en concreto, en los meses de otoño de 2014. Así lo indicaba Paula Peñate, una joven canaria que decidió emprender con 28 años y que tres años después de abrir su tienda dará el paso a Península con marca propia.

Peñate estudió protocolo, y trabajó en este campo, pero su afición a la moda la llevó a adentrarse en la aventura de emprender en octubre de 2011, cuando se lanzó con una franquicia que no duraría mucho tiempo porque tuvo problemas a nivel nacional y cerró.

Sin embargo, en lugar de abandonar, esta joven empresaria apostó por una tienda multimarca, comprando pequeñas colecciones de ropa de París y Londres, lo que definiría el estilo de Charmé Closet, ubicada en una de las zonas comerciales más importantes de Las Palmas de Gran Canaria, en Triana, hasta ir avanzando al propio diseño de sus prendas aunque, de momento, sólo es ropa de diario.

Para comenzar a diseñar, aunque asegura que ella hace dibujos de «niños pequeños» que después plasma su equipo, ha estado investigando con «muchos esfuerzos y ganas» porque subrayó, que «eso es lo que hace realmente que esto vaya adelante».

«Yo me he ido haciendo a mi misma. Tengo un estilo súper marcado. No soy diseñadora pero me voy haciendo mi equipo, mis ideas las plasman después las patronistas», apuntó.

EL ‘SALTO’ A LA PENÍNSULA

En cuanto a su proyecto a corto plazo, la distribución en Península de su marca de ropa de diario, indicó que después de que se hayan estado interesando tiendas del resto de territorio nacional, este otoño prevé comenzar a dar a conocer su trabajo en diferentes comunidades.

En este sentido, apuntó que Charmé tiene interesados en Madrid, la Comunidad Valenciana, así como en la zona Norte (Bilbao, Pamplona), algo de Cataluña y Andalucía.

Para dar este ‘salto’, Paula Peñate señaló que ha estado investigando, estudiando para encontrar lugares donde poder fabricar fuera de Canarias. «De Península empiezan a interesarse. Necesitamos infraestructura para poder empezar a servir a esas tiendas que están interesadas en comprar nuestra marca, que a día de hoy es de diario porque la parte de fiesta es multimarca aún», destacó.

En este sentido, apuntó que la distribución requiere unos tiempos y una infraestructura, con un equipo fuera de Canarias «del que te puedas fiar», ya que necesita un almacén en Madrid, puesto que «la ropa no debe pasar por aquí porque se encarece. Para que sea rentable y poder ser competitiva en precios».

Al respecto, la joven empresaria aseguró que Canarias para emprender y salir del archipiélago «es horroroso», considerando que todo hubiera ido «más rápido en Península, en cualquier punto», ya que citó como inconvenientes para su negocio el estar en las islas temas relacionados con el transporte que en Península «no lo acaban de entender, y al final corres con los gastos de transporte», ya que el coste de envío de mercancías son 7 euros en Península, mientras que en el archipiélago cuesta unos 23 euros.

Asimismo, citó como otra de las dificultades con las que se encuentra a las aduanas, en relación al tiempo que pueden tener parada la mercancía, ya que «te retienen la mercancía hasta tres semanas; un pequeño comercio no puede estar tres semanas sin recibir la mercancías porque esa mercancía normalmente está pagada».

Cuestionada por las posibilidades que dan las administraciones de subvenciones a jóvenes, emprendedores, Paula Peñate aseguró que a ella no le «han ayudado en nada, ninguna ayuda. Todo son trabas por parte de la administración», ya que señaló que «las ayudas son armas de doble filo» por las exigencias que te imponen en caso de que te vaya mal el negocio o en la contratación. «Estar en Canarias, a nivel empresarial, es una ruina«, resaltó.

SOBREVIVIR EN TIEMPOS DE CRISIS

Paula dice que para sobrevivir en tiempos de crisis la «palabra clave es trabajo, constancia, estar ahí todos los días y no mirar alrededor», afirmando que ella no mira hacia su competencia porque considera que le despista aunque reconoce que es también porque tiene marca propia, lo que le aporta seguridad en su producto.

«Cada uno tiene su distintivo, sabe vender unas cosas mejor y otras peor. Yo creo que mi producto donde se vende es en mi tienda porque soy yo, y yo sería incapaz de vender a los demás. Yo tengo clientela fija que va prácticamente vestida de la tienda pero porque es un estilo determinado», resaltó.

A ello suma el ofrecer un servicio de asesora personal y personal shopper para vender su producto dentro de su establecimiento, matizando que «nunca» vende algo que no quede bien o no favorezca, lo que cree es su «mejor publicidad», ya que considera que «es preferible una venta fallada, que después vuelva, que vender algo que quede mal».

De todos modos, indicó que los inicios son «súper duros, sobre todo ahora, porque ya no es como antes cuando no era tan necesario luchar, ahora todo, cualquier mínimo detalle cuenta para que tu negocio subsista, realmente hay que estar, hay que aguantar porque no todos los días son buenos, pero tienes que luchar».

Con este pensamiento y sus objetivos a corto plazo, la distribución a nivel nacional, Paula Peñate también se plantea fines a largo plazo, abrir otra tienda. De todas formas, hace una crítica a las pymes, de la que forma parte, y es que «echa de menos la colaboración» entre ellas aunque subraya que sí existen determinadas tiendas del pequeño comercio que colaboran entre ellas porque, insiste, en que «lo ideal» es moverse entre ellos.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share