Mar 30, 2014
0 0

Adolfo Suárez

Written by
Share

Alejandro Sánchez

Secretario Ejecutivo de Redes Sociales de NNGG de Canarias

Con tu muerte, Presidente, parece que ha vuelto a resurgir en España la conciencia de Pueblo, posiblemente el devenir de los días nos devolverá a la cruda realidad del enfrentamiento político. Un hombre como Tú, que no fue excepcional, que cometió errores en su gestión, y que incluso tuvo que dimitir, pero que siempre tuvo presente que el Bien de los españoles era superior a las ambiciones políticas y a los intereses de partido. El tiempo, que parece ser cruel con mi generación, no me permitió vivir aquellos días en los que, cigarrillo en mano, Fraga, Carrillo, Suárez y hasta un olvidado Tarancón arrinconaron sus diferencias para construir juntos la Democracia que hoy disfrutamos. Fueron tiempos recios, en los que estar en la primera línea de la política, significaba estar también en la primera línea de fuego, de quienes querían y quieren estar fuera de un orden constitucional, que ha hecho de España un ejemplo donde mirarse. Presidente diste la cara ante los golpistas por nuestras libertades y esa imagen en la que no cedes ante las amenazas de quienes quisieron imponer por pistola sus ideas, demuestra la valentía de un hombre que, aunque normal, como te definías, entendió que no había otra forma para el progreso que la concordia y el consenso. Con tu muerte hemos mirado todos hacía el pasado y lo has vuelto a hacer, hoy todos estamos de acuerdo: queremos una política como la de esos días. Con altura de miras y con conciencia de responsabilidad histórica.

Asier Antona, Secretario General del PP de Canarias, nos decía el jueves a un grupo de jóvenes en un acto de NNGG de Tenerife, que la política necesita humanizarse. Todos hemos visto los medios: el dialogo, ceder en lo accesorio y estar unidos en lo fundamental. Nos falta la voluntad. Pero somos muchos los que estamos convencidos, de que la regeneración política que se está dando y que yo veo en mi partido, pondrá los cimientos para lograr los entendimientos que necesitamos.

La España postfranquista se construyó así, remando juntos en una dirección, que aunque parecía incierta, supuso el aliciente para la generación de mis padres, que eran conscientes de que no había nada más preciado que la libertad.

Hoy los desafíos son los mismos y se necesitan las mismas “mañas” de entonces. Canarias, islas a las que Suárez siempre mostró un cariño particular, vive sus horas más bajas, no hemos querido sumarnos a unas reformas que garanticen un futuro estable para los canarios. Por eso, la negociación del REF, que marcará el futuro de Canarias, es el instrumento del que disponen nuestros políticos para poner en práctica, y salvando las distancias, el Espíritu de la Transición. Todos queremos esto, lo hemos visto estos días, y sabemos, porque el Presidente Suárez nos lo enseñó, que la concordia es posible.

Presidente has despertado en los jóvenes del partido popular y estoy seguro que en el de otras organizaciones político-juveniles, el deseo de hacer política partiendo de lo que le interesa a los ciudadanos y no desde los discursos cerrados que no entienden a razones. Hasta por eso y después de tu muerte tenemos que estar agradecidos. Gracias Presidente, Descansa en paz.

Article Categories:
La Palma · Opinión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share