Mar 25, 2014
0 0

Las siete agricultoras de La Aldea han denunciado ante los medios que el acuerdo firmado con el consejero de Agricultura aún no se ha cumplido

Written by
Share

ruedaprensa2Las siete agricultoras de La Aldea que protagonizaron el pasado mes de noviembre una huelga de hambre ante la sede del Gobierno de Canarias para reclamar los compromisos con el sector del tomate, han denunciado ante los medios que el acuerdo firmado con el consejero de Agricultura aún no se ha cumplido.

De este modo, las mujeres de La Aldea desmienten el anuncio realizado por el consejero la pasada semana en el que afirmaba que, con el pago efectuado de dos millones de euros, ya ha cumplido con lo establecido en el acuerdo.

No solo no se ha cumplido lo pactado en lo referente a la deuda pendiente de 9,35 millones de euros, sino que tampoco se ha llevado a cabo dentro del plazo en el que el propio consejero se comprometió con nosotras, afirmó Laura Martín.

La reivindicación de las siete mujeres en lucha no solo exigía solucionar el presente que tiene ahogado al sector, sino garantizar el futuro a las miles de familias que viven del tomate de exportación de Canarias.

En este sentido, igual de importante que el pago de la deuda, acordamos mantener reuniones para abordar el futuro inmediato con todos los agentes implicados, por lo que convenimos con el consejero que nos convocaría en breve. Cuatro meses después no hemos mantenido encuentro alguno para garantizar el futuro de nuestra actividad, señaló Fayna Ramírez.

En el momento del acuerdo, las mujeres le propusieron al consejero vincular las ayudas al empleo, lo que repercutiría de manera positiva en el sector que precisa más mano de obra por superficie, aprovechando la revisión del POSEI que estaba en marcha en ese momento.

Tras conocer la paralización de la modificación del POSEI anunciada por el comisario de Agricultura, ante la insistencia de algunos sectores para la ejecución de un estudio de impacto previo sobre las medidas, las mujeres han manifestado su indignación.

¿Cómo es posible que algunos políticos canarios muestren su satisfacción por la paralización del POSEI más social que hemos tenido a lo largo de su historia?. ¿Cuándo antes se nos ha permitido participar en una consulta pública sobre el mismo?. ¿Esto es atentar contra nuestros intereses?, se preguntaba Beatriz Sosa.

Sosa realizaba estas preguntas a raíz de las recientes declaraciones del eurodiputado Gabriel Mato, en las que mostraba su satisfacción por la decisión que, de haberse llevado a cabo, “perjudicaría los intereses de los productores canarios”.

Dominga Luján declaró que les gustaría saber a qué sector se refiere, porque entre las propuestas que figuran en el documento al que hemos tenido acceso, nunca antes en la historia del POSEI estas habían contado con un marcado carácter social, vinculando las ayudas a la tan necesaria creación de empleo o a premiar la incorporación de los jóvenes al sector agrario, entre otras.

Tras analizar el documento en su totalidad, seguimos sin comprender en qué pueden afectar negativamente estas propuestas a Canarias, cuando el desempleo sigue siendo el principal problema que afecta a las familias canarias, apostillan.

Arminda Martín lamenta que los que dicen defender los intereses de Canarias, estén muy satisfechos con la ejecución de un estudio de impacto que determine si crear empleo es bueno o no y, sin embargo, no hayan solicitado un estudio de impacto sobre la repercusión de los acuerdos UE
– Terceros Países que viene afectando de manera negativa al tomate de Canarias desde hace más de ocho años.

Con este proceder, nos tememos mucho que, como han demostrado hasta la fecha, a este Gobierno y a algunos representantes políticos no les preocupa la desaparición de los casi 15.000 personas que trabajan en el tomate y que mantienen a miles de familias en Canarias, indicó Elisa Castellano.

Mª Luisa Segura y Dominga Luján anunciaron que mientras no se cumpla con lo acordado no cejarán en su reivindicación: vamos a seguir luchando por lo que es de justicia, lo que genera empleo, economía, divisas, mantiene pueblos, respeta el medio ambiente y ha demostrado en esta crisis su fortaleza, pese a quien le pese.
Nuestra dignidad está por encima de todos los incumplimientos y despropósitos de quienes dicen representarnos y velar por nuestro bienestar, concluyeron las siete mujeres aldeanas.

Article Categories:
Gran Canaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share