Mar 25, 2014
0 0

El Hierro-Rural insta a la creación y puesta en marcha de un plan de comunicaciones

Written by
Share

senderos turismo el hierroLos sucesivos episodios asociados a la crisis volcánica que viene padeciendo la Isla de El Hierro desde julio del 2011 está causando un impacto negativo en cuanto al número de visitantes a la Isla, habiéndose producido un descenso significativo desde esas fechas. El punto álgido se produjo los días y las semanas siguientes al 11 de septiembre del 2011, cuando estalla el volcán submarino de La Restinga, congregando la Isla a una gran cantidad de medios de comunicación, lo que convierte una oportunidad única, en la peor de las pesadillas para los profesionales del sector turístico, y en general para los herreños. Posteriormente, a pesar de los esfuerzos de algunas instituciones insulares por vender la actividad del volcán como un atractivo para los turistas, la realidad es otra bien diferente. Mientras el conjunto del Archipiélago registra cifras récord el último trimestre de 2013 mejorando un 8,2% la ocupación con respecto al mismo periodo del año anterior, como el mejor de los últimos 6 años, los datos en la Isla de El Hierro han disminuido con respecto a los años anteriores. Especialmente significativa es la disminución entre el segundo trimestre de 2011, momento en que tuvo lugar el inicio del proceso eruptivo, y los meses posteriores, hasta llegar a la actualidad, marcando siempre números negativos.
A medida que se han ido disipando las informaciones sobre la crisis volcánica, ha vuelto a crecer el número de turistas, pero siempre tímidamente y nunca alcanzando los datos del 2010, ni siquiera en el 2013, que fue el año de Bajada de la Virgen de Los Reyes, que tradicionalmente siempre han sido buenos años de ocupación turística, según apunta Enrique Febles, Pte. de El Hierro-Rural. Viendo esta tendencia negativa que se repite trimestre tras trimestre, no es difícil prever que las estadísticas del primer y segundo trimestre de 2014, tras la reactivación de los episodios sísmico-volcánicos, el número de pernoctaciones volverán a caer en picado, siguiendo la tendencia bajista.
Para explicarnos el porqué de éste miedo que parece haberse instalado en el nicho de visitantes teóricos que tiene la Isla, tanto de las Islas, aunque especialmente de los peninsulares y de los centro-europeos, debemos mirar hacia los medios de comunicación tradicionales, pero también, y muy especialmente, a las redes sociales, muy importantes en la creación y mantenimiento de la opinión pública en episodios trágicos como los vividos en la Isla.
Internet ha hecho que la información, que antes estaba contenida en las cápsulas contrastadas de los medios de comunicación, siempre bajo criterios de pura profesionalidad, ahora corra de manera descontrolada por la red, haciendo prácticamente imposible adivinar qué es lo cierto y qué no es verdad.
Los profesionales de la información y de los medios de comunicación trabajan en ésta reciente nueva crisis, en la que invierten muchísimo tiempo, desmontando bulos e informaciones maliciosas que suelen obedecer a una máxima: cuanto más alarmista y amarillista es el mensaje que mando a la red, más calado tiene en la población interlocutora. Enrique Febles apunta que la virulencia de éste tipo de bulos es tal, que antes de que cualquier profesional de la información sea capaz de anunciar en sus redes que tal o cual dato es erróneo o no está contrastado científicamente, el mensaje ya ha llegado a miles de personas, que a su vez lo han compartido a otros varios miles “sólo, por si acaso”. Nos encontramos ante uno de los más primitivos instintos del ser humano, el de la lucha por la supervivencia, que marca profundamente en casos como el que nos ocupa, lo que se comparte en las redes y a qué ritmo.
La única manera de controlar un rumor que se hace de forma maliciosa e intencionada, y revertir la sensación de la población en cuanto a un tema concreto, es jugando a ese mismo juego, el de las redes sociales, pero desde el rigor y la constancia en la información veraz. En casos como este, juega un papel fundamental la credibilidad del interlocutor y, por eso, es importante acudir a profesionales de la comunicación, que cuentan a su alrededor con un equipo de profesionales multidisciplinares, que hacen que la información que emana de una institución o de una zona, sea rigurosa, creíble y contrastada.
Por esta razón se les ha entregado a todas las instituciones públicas de la Isla en fechas recientes, al Cabildo Insular el pasado mes de Enero, un completísimo proyecto de Plan de Comunicación, con un tratamiento riguroso y profesional, a fin de intentar disminuir los rumores negativos que se producen cada vez que se da un repunte sismo-volcánico, según palabras de Enrique Febles. Éste plan de comunicaciones ha sido elaborado por la empresa «NexGlobal Comunicación y Marketing SL», a solicitud del técnico en informática, Sr. Luis Barrea Q., a su vez es propietario de una casa rural. Hay que tener en cuenta, que un plan de ésta naturaleza, no solo sirve para aplacar las informaciones negativas que se emanan de un fenómeno negativo, sino que también se puede utilizar para dar a conocer todas las bondades y riquezas que tiene la Isla, así como sus atractivos turísticos, paisajísticos y etnográficos, los eventos culturales y deportivos, entroncando en perfecta sintonía con el Plan de Desarrollo Turístico que está elaborando la Universidad de La Laguna para el Cabildo de El Hierro.

Article Categories:
El Hierro

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share