Feb 25, 2014
0 0

El Cabildo de Fuerteventura mantendrá la lucha para frenar la expansión del Campo de Tiro de Pájara y conseguir su cierre

Written by
Share

El Cabildo de Fuerteventura mantendrá su lucha “en todos los frentes políticos y judiciales posibles para conseguir frenar la ampliación del Campo de Tiro de Pájara y acabar logrando su cierre. Apoyamos a los vecinos de Pájara en esta demanda y estoy seguro de que el Ayuntamiento de Pájara también es de la misma opinión. Entre todos vamos a mantener esta lucha donde sea necesario. Respetamos la decisión judicial, pero no la compartimos, y vamos a seguir bregando en todos los frentes que podamos”, explicó Mario Cabrera.

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera, valoró esta mañana la Sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo por la que se desestima un recurso interpuesto por el Cabildo contra el Real Decreto 600/2012, de 30 de marzo, por el que se declara zona de interés para la Defensa Nacional del Campo de Tiro de Pájara (BOE 31 de marzo de 2012).

Tal y como explica la Sentencia en el punto segundo de sus fundamentos de derecho, la declaración de zona de interés para la Defensa Nacional se emprende por parte del Estado Mayor del Ejército con el objeto de contar con suficiente respaldo legal para impedir que la declaración de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura afecte a sus actividades militares:

“Con objeto de contar con suficiente respaldo legal para impedir

que la declaración de Reserva de la Biosfera de Fuerteventura , en la

cual se incluye al CTM de Pájara, afecte a la instrucción y adiestramiento

de las Unidades situadas en el Archipiélago canario, ya que constituye la

única instalación que permite el adiestramiento de unidades tipo GT y el

tiro de todas las armas; y conforme a lo establecido en la Ley 8/1975, de

12 de marzo, sobre Zonas e Instalaciones de interés para la Defensa

Nacional, se hace preciso declarar Zona de Interés para la Defensa

Nacional dicho campo de maniobras.

En virtud de lo establecido en la OM. 169/2003 de 11 de

Diciembre, firmo la presente ORDEN DE PROCEDER

Aún así, el Tribunal Supremo sí reconoce en su sentencia que el Campo de Tiro de Pájara cuenta en su interior con espacios de alto valor ambiental incluidos incluso en la Red Natura 2000 e indica al Ejército que ante cualquier actuación que pueda afectar a los mismos debe informar previamente y recibir las oportunas autorizaciones.

El presidente del Cabildo recordó que la Orden publicada en el Boletín Oficial del Estado del pasado 31 de marzo de 2012 “en realidad es una ampliación encubierta de sus actividades y afecciones, que va en contra de los acuerdos plenarios de todas las instituciones de Fuerteventura desde el comienzo de la Democracia, del Parlamento y del Gobierno de Canarias. Se hizo además sin consultar a las instituciones y con una clara intención de salvaguardar indefinidamente para el futuro este campo de tiro, frente a las propuestas que defiende su cierre. Y como queda claro, en contra de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura”.

Acuerdo plenario

El Pleno del Cabildo de Fuerteventura acordó en 2012 emprender las acciones legales necesarias para recurrir el Real Decreto por el que el Consejo de Ministros del Gobierno de España procedió a la declaración del área comprendida en el campo de tiro de Pájara como de especial interés para la Defensa. El acuerdo, incluido en el respaldo a una moción aprobada previamente por el Ayuntamiento de Pájara y remitida al Cabildo para su apoyo, contó con el voto a favor del grupo de gobierno, el PPM y el grupo mixto, mientras que el PP votó en contra.

En el contenido de la moción se explica que “esta declaración contraviene todos los acuerdos, demandas y solicitudes que desde hace décadas ha venido formulando el Pleno de esta Corporación, así como el resto de instituciones majoreras y canarias, de cara a su cierre definitivo por las molestias que sus actividades generan entre los vecinos, los daños ocasionados en su ecosistema y en su entorno, y la mala imagen que genera para nuestro principal sector económico: el turismo”.

Ante esta actuación “unilateral y carente de diálogo por parte del Gobierno de España, se hace necesario responder de forma urgente y contundente, reclamando la colaboración de todas las administraciones, informando a la población y poniendo en marcha las herramientas administrativas y jurídicas necesarias para conseguir parar esta actuación, que va en contra del sentir democrático de este pueblo”. Contenido de la moción aprobada por el Cabildo:

El Boletín Oficial del Estado del 31 de marzo de 2012, número 78, publicó el Real Decreto 600/2012, de 30 de marzo, por el que se declara zona de interés para la Defensa Nacional el Campo Nacional de Maniobras y Tiro de Pájara, Fuerteventura.

En el apartado expositivo del mencionado Real Decreto se explica, entre otras cosas, que la mencionada declaración se realiza “con el fin de preservar la instalación militar de cualquier actuación que pudiera afectarla” por lo que se “se declara de interés para la Defensa Nacional y que se extiende a la zona ocupada por el Campo Nacional de Maniobras y Tiro de Pájara y su zona de seguridad”.

Con respecto al contenido dispositivo del mencionado Real Decreto, se señala:

Artículo 1. Declaración de zona de interés para la Defensa Nacional.

Se declara zona de interés para la Defensa Nacional el Campo Nacional de Maniobras y Tiro de Pájara en la isla de Fuerteventura con una superficie de 4.205 hectáreas y delimitado por las coordenadas reflejadas en el anexo.

En la zona declarada se considerarán prioritarios los intereses de la Defensa Nacional.

Artículo 2. Limitaciones y condicionantes.

Las limitaciones y condiciones que, conforme a lo establecido en el artículo 5 de la Ley 8/1975, de 12 de marzo, de zonas e instalaciones de interés para la Defensa Nacional, se imponen en la zona declarada de interés para la Defensa Nacional, son las siguientes:

a) Interesar y obtener autorización del Ministerio de Defensa para la determinación de la compatibilidad con los fines de la Defensa Nacional de cualquier regulación, ordenación o actuación administrativa que pueda incidir en la utilización militar del Campo Nacional de Maniobras y Tiro de Pájara.

b) Someter a la autorización previa del Ministerio de Defensa la transmisión de la propiedad, así como la constitución, transmisión y modificación de cualquier derecho real sobre la misma, con independencia de la nacionalidad o naturaleza de los otorgantes.

c) Someter a la autorización previa del Ministerio de Defensa cualquier obra de edificación o construcción, promovida por entidades públicas o privadas, así como la cesión por cualquier título de los aprovechamientos agrícolas, pecuarios o cinegéticos de los territorios afectados.

Todos los vecinos de Pájara, los de Fuerteventura y, por supuesto, los miembros de esta Corporación, conocemos perfectamente la oposición social e institucional que históricamente ha existido ante la creación y mantenimiento de este campo de tiro y maniobras, atendiendo a las molestias que se generan a los vecinos, a su peligrosidad y a la pésima imagen que provocan sus actividades entre nuestro sector turístico.

Fruto de esta oposición han habido múltiples iniciativas en contra del mantenimiento del campo de tiro y a favor de su cierre, que han sido llevadas a todas las instancias administrativas y políticas, al Parlamento, al Senado y al Gobierno de España.

De forma paralela, se han venido promoviendo acciones tendentes a valorar adecuadamente las características naturales de este espacio, su importancia histórica y cultural, relacionada con los usos y costumbres de la población de Fuerteventura durante siglos. En el marco de estas acciones, está la posible inclusión del espacio del campo de tiro de Pájara en el futuro Parque Nacional de Zonas Áridas.

Es por ello que entendemos que el Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros está claramente dirigido a actuar contra el sentimiento, las demandas y los planteamientos democráticamente expresados por la sociedad y las instituciones del municipio de Pájara y de toda Fuerteventura. Así como contra las gestiones que se vienen haciendo, entre ellas la creación del Parque Nacional de Fuerteventura.

Se impide así que esta sociedad alcance una de sus demandas históricas. Se nos condena indefinidamente a tener que convivir con un gran campo de tiro y maniobras, a soportar las actividades militares en nuestro entorno, a sufrir las molestias y la peligrosidad de estos ejercicios y a pagar las consecuencias que sobre nuestra actividad turística pueden tener.

Lo peor de ello es que se hace sin escucharnos, sin informar previamente y sin consultar ni pedir los informes pertinentes a las administraciones afectadas. Se nos impone una pena histórica con la que tendrán que convivir generaciones de vecinos de Pájara, y que entendemos que en medio de un contexto internacional caracterizado por la búsqueda de alternativas de diálogo frente a las amenazas ligadas a la violencia y la militarización, no está justificada.

El objetivo de este pueblo es avanzar hacia el cierre del campo de tiro de Pájara y hacia el cese definitivo de sus actividades. Este Real Decreto es por lo tanto una losa histórica que no estamos dispuestos a soportar sin protestar y reivindicar el derecho a ser escuchados y a que nuestra opinión, como pueblo e institución, sea respetada.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share