Feb 8, 2014
0 0

En la buena dirección

Written by
Share

Mayte Pulido
Vicesecretaria de Organización del PP de La Palma y Diputada Regional

En la Convención Nacional del PP celebrada el pasado fin de semana en el centro cultural Miguel Delibes de Valladolid nos reunimos multitud de cargos públicos y militantes. En las diferentes ponencias tuvimos la oportunidad de hacer memoria y recordar y analizar la situación en que encontramos el país al llegar al Gobierno, hemos reflexionado sobre las reformas realizadas y sus resultados inmediatos y futuros.

Las palabras de Mariano Rajoy, han supuesto una inyección de ánimo para todos los dirigentes territoriales y militantes que somos conscientes de que muchas medidas tomadas hasta ahora eran tan necesarias para España como duras para los españoles e incluso contrarias a nuestro programa electoral.

Estamos a mitad de legislatura y los que seguimos el discurso de Rajoy recordamos las palabras que pronunció en la sede del PP la noche del 20 de noviembre de 2011 tras ganar las elecciones con la mayoría absoluta más cuantiosa del Partido Popular.

Un día histórico para el centro derecha en nuestro país en el que los que estábamos pletóricos tras el recuento de las urnas, escuchamos a un líder contenido y responsable porque ya entonces era consciente del preocupante momento en que se encontraba España, de la dificultad de la situación de nuestra nación –la peor en los últimos treinta años– y del trabajo, del esfuerzo, de la seriedad, de la constancia y de la solidaridad para afrontar la «inmensa tarea» que los españoles teníamos por delante.

Rajoy hizo un escueto recuerdo de como encontramos un país quebrado y al borde del rescate con un «insufrible» 9% de déficit, una inflación cercana al 3%, la competitividad por los suelos, buena parte del sistema financiero en entredicho, deuda insostenible, «con muchos proveedores que llevaban meses e incluso años sin cobrar» y «un paro que crecía de manera desbocada».

En esta Convención hemos podido escuchar de la voz de nuestro Presidente como el trabajo duro que se inició entonces ha dado sus frutos y la economía española ha dejado atrás la recesión. Ya no hay a la vista riesgo de quiebra ni necesidad de rescate y por tanto es el momento de seguir trabajando con ilusión para conseguir el crecimiento y acabar con la enorme lacra del desempleo. Nuestro Presidente Mariano Rajoy ha dejado claro que estos logros los hemos conseguidos entre todos gracias al sacrificio enorme de todos los españoles y la actitud reformista de su Gobierno. Lo resumía nuestro presidente en una frase: «Al final los españoles nos hemos rescatado solos».

No auguró brotes verdes, pero sí aseguró que vamos en la buena dirección y criticó duramente a Rubalcaba por su negación de la recuperación y le recordó cómo nos ocultaron el hundimiento del país y la propia crisis.

Insistió en que más pronto que tarde esos signos macroeconómicos de recuperación deben sentirse en la economía real, en el bolsillo de los españoles. Hizo hincapié en que el cambio va en la buena dirección, aunque no se da por satisfecho y menos con las cifras dramáticas de paro que todavía padece España.

De cara al futuro, nuestro Presidente insistió en las reformas pendientes, la rebaja fiscal que pondrá en marcha en 2015, que será una reforma integral, que estimule el crecimiento y el empleo y que no será sólo un retoque o un ajuste a la baja, sino que supondrá la creación de un nuevo sistema, «más simple y equitativo», que dará flexibilidad al sector privado y que servirá para estimular la actividad económica e incentivar el ahorro. Recordó como a pesar de ir en nuestro programa electoral no la pudimos hacer en su momento porque nos dejaron unas cuentas públicas en situación desesperada. También anunció en próximas fechas cambios en el Código Penal y en la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Mariano Rajoy enumeró los logros y a la vez sacrificios de la sociedad española y agradeció el trabajo y la tenacidad de los miembros del Gobierno insistiendo mucho no en el camino recorrido, sino en todo lo que queda por recorrer.

En 2011 Rajoy insistió, al ser elegido Presidente del Gobierno, en que iba a gobernar para todos, con todos y sin exclusiones. En esta Convención ha vuelto a insistir en que de la recesión hemos salido todos, y todos saldremos de la crisis.

En la resolución ‘España, crecimiento y Empleo’, que marca las líneas de acción en materia económica pudimos escuchar a nuestro Presidente Insular y Secretario General Regional, Asier Antona, decir que las piezas del puzle de la recuperación económica empiezan a encajar en nuestro país.

Recordaba nuestro presidente como una vez atendido lo urgente en las grandescifras macroeconómicas, ahora es el momento de lo importante, es decir, de las economías familiares y de los pequeños negocios que quieren convertirse en un foco de progreso y desarrollo. En los dos primeros años de legislatura hemos trabajado por España conformando los tres grandes pilares: la estabilidad presupuestaria a través de la consolidación fiscal, el saneamiento del sistema financiero y la recuperación de la competitividad económica. Ahora toca trabajar en lo importante, y muy pronto la economía de todos los españoles también empezará a notarlo.

Article Categories:
La Palma · Opinión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share